brecha salarial

No importa tu género. Por lo menos alguna vez en tu vida has escuchado que las mujeres ganan menos que los hombres. Quizá si eres mujer lo hayas vivido en carne propia. Quizá si eres hombre piensas que eso no existe. Pero lo cierto es que, el salario entre hombres y mujeres no es igual, aunque realicen las mismas actividades y estén en los mismos puestos. Las estadísticas no mienten y aquí te vamos a contar sobre la triste realidad que vive nuestro país.

Este tipo de cosas sólo pasan en la Tierra…

La desigualdad en cifras

La Secretaría de Trabajo y Previsión social mantiene una estadística del promedio nacional de salarios que ganan hombres y mujeres. En marzo de 2018, los hombres en promedio ganaban $365.73 en contraste con los $321.62 que ganan en promedio las mujeres, es decir, los hombres ganan un 12% más que las mujeres.

En promedio, los hombres ganan un 12% más que las mujeres

Puede aparentar no ser gran cosa, aunque si lo vemos a la luz de otras estadísticas, la situación se vuelve más indignante. De acuerdo con los indicadores de género de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE-INEGI), las mujeres no solamente tienen alrededor de un año más de escolaridad que los hombres, en promedio; sino también las mujeres dedican 10 horas más que los hombres para realizar actividades económicas. Es decir, las mujeres tienen más escolaridad y trabajan más, pero aún así reciben un sueldo menor.

Las mujeres tienen más escolaridad y trabajan más, pero aún así reciben un salario menor

Quizá también te interese: Mujeres que han pisado fuerte.

Brecha salarial: una constante de los egresados

La Encuesta Nacional de Egresados, del Centro Laureate de Opinión Pública, también aborda la brecha salarial entre los recién egresados de las universidades. Respecto al primer empleo, ese que se anhela tanto después de cuatro o cinco años estudiando, el 36% de las mujeres ganaba menos de $3,000 mensuales a comparación con el 26% de los hombres; y sólo el 17% de ellas ganaban más de $8,000, en contraste con el 29% de ellos.

Si para salir de la precariedad se necesita ganar más de 5 salarios mínimos al día, también es de destacar que, sólo el 27% de mujeres gana más de $15,000, en comparación con el 48% de hombres. Es decir, sólo 1 de cada 4 mujeres profesionistas se encuentran fuera de la precariedad, mientras que 1 de cada 2 hombres lo está. En pocas palabras, las oportunidades de movilidad social para las mujeres son el doble de difíciles que para los hombres.

Quizá también te interese: Millones de Profesionistas en la Pobreza.

Puede que aún creas que no existe la brecha salarial o no, pero las estadísticas están ahí. En nuestro país, las mujeres ganan menos que los hombres y no parece ser que sea un problema que tenga una pronta solución.

Recuerda checar la Encuesta Nacional de Egreados. Y si ya terminaste la universidad, no olvides contar tu experiencia como egresado en la Encuesta de este año porque podrías ganar alguno de los premios que hay para ti.

Comentarios