Al hablar de emprendimiento, las mujeres son minoría. A pesar de que ellas constituyen prácticamente la mitad de la población, no sólo en México sino en el mundo, si se trata de arrancar una empresa, las que se aventuran en ese camino son menos que los hombres. Se supone que los retos que enfrentan las mujeres emprendedoras de hoy no son diferentes a los que enfrentan los hombres, sin embargo, aún son pocas las que toman la decisión de arriesgarse para alcanzar sus sueños por diversos factores que aún entorpecen su crecimiento. De acuerdo con el Instituto Nacional del Emprendedor, sólo 19% de los startuperos del país son mujeres, por lo que necesitamos más mexicanas que se animen a trabajar para lograr un cambio.

El valor del liderazgo femenino dentro de las empresas se piensa que es el estilo democrático / participativo que propicia en la relaciones, ya que la tendencia de las mujeres ante la toma de decisiones es comportarse de una manera más amable y empática, sin dejar a un lado las relaciones interpersonales de su equipo, de esta manera el rol como emprendedora es más de negociadora. Considerando los rasgos típicos del liderazgo femenino podríamos decir que las mujeres se caracterizan más por:

  • Su empatía al tomar en cuenta sentimientos y expectativas de su equipo de trabajo para impulsarlos profesionalmente y sacar lo mejor de ellos.
  • Son organizadas, tienen la habilidad de administrar el tiempo de manera eficiente al priorizar las tareas.
  • Son más directas al pedir o dar instrucciones a su equipo.
  • Toman decisiones y comparten su “poder” y la información con su equipo, lo que permite una mejor toma de decisiones.

Pese a que son menos las mujeres emprendedoras en México, hay una lista muy considerable que debes tomar en cuenta y conocer a aquellas emprendedoras que se armaron de valor y decidieron arrancar sus negocios:

  • María Asunción Aramburuzabala. De profesión es contadora. Creó la empresa Tresalia Capital y fue la primera mujer en ocupar un sitio en el Consejo de Administración de BMV.
  • Angélica Fuentes. Financiera líder de su empresa familiar: Corporativo Grupo Imperial. Fue ex directora ejecutiva de Omnilife.
  • Blanca Treviño. Encabeza Softtek. Es originaria de Monterrey, estudió Sistemas de Computación Administrativa. En 2009 fue reconocida por la revista CNN Expansión como una de las 50 mujeres más poderosas de México,  además fue la primera mujer en ser introducida al Outsourcing Hall of Fame de la Asociación Internacional de Proveedores de Outsourcing.
  • Eva Gonda Rivera. Junto con sus cuatro hijas controla el 50% de las acciones B de FEMSA. Fue considerada por la revista Forbes una de las cinco mexicanas más ricas.
  • Bertha González Nieves. Se desarrolla en la industria tequilera, es la primera mujer en ser certificada como Maestra Tequilera por la Academia Mexicana de Catadores de Tequila. Actualmente es cofundadora y CEO de Casa Dragones.
  • Ana Victoria García. Mercadologa, en 2012 fundó Victoria 147, una plataforma de formación, incubación, aceleración y “networking” que se enfoca en el desarrollo y empoderamiento de la mujer emprendedora y ejecutiva en México.

Estos son sólo algunos ejemplos de mujeres mexicanas que han pisado fuerte, venciendo obstáculos y demostrando que las mujeres son capaces de llegar tan lejos como ellas mismas se lo propongan. La igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres está lejos de terminar, pero mientras exista la desigualdad, no descansaremos para exigir lo que le corresponde a las mujeres.

¡Vivan las mujeres!

Comentarios