profesionistas en la pobreza

Le han vendido el sueño a muchos jóvenes de que la educación universitaria es la forma por excelencia de movilidad social. En algunos casos es una afirmación cierta, pero desgraciadamente para millones de profesionistas millenials es diferente. Sí, ya sabíamos que el salario mínimo actual es una apología a que el infierno está lleno de buenas intenciones, ahora podemos saber que la situación es más fea de lo que pensamos. Millones de Profesionistas se encuentran por debajo de la línea de pobreza, estadísticamente, dos de cada tres.

Tan pobres que sólo nos alcanza para esta Maruchan virtual 🙁

2 de cada 3 en el olvido

El CONEVAL establece dos criterios básicos para decir que alguien se encuentra debajo de la línea de pobreza:

  1. Ganar menos de 359 pesos al día por hogar.
  2. No tener cobertura de seguridad social.

De acuerdo al Informe Anual de los Salarios 2018, hecho por la Universidad Iberoamericana, 2 de cada 3 personas de entre 15 y 29 años viven en una situación de precariedad, ya sea porque no gana más de cinco salarios mínimos al día o porque no tiene seguridad social.

Si lo anterior lo comparamos con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE-INEGI) descubriremos que, para el caso de los profesionistas de entre 20 y 29 años que tienen  educación media superior o superior, sólo 261,084 personas ganan más de 5 salarios mínimos diarios.

Sexenio del empleo precario

Seguramente has escuchado o leído que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, hasta 2017 se habían creado más de 3 millones de empleos, lo cuál, de acuerdo con cifras del IMSS, es cierto, pero también esas mismas cifras muestran que el 80% corresponde a empleos de uno o dos salarios mínimos.

En otras palabras, sí se ha creado empleo, pero es un empleo que perpetua la pobreza y no permite la movilidad social. Tan sólo para que te des una idea, una persona que gana un salario mínimo y quisiera obtener un crédito del INFONAVIT, tan sólo podría acceder a un crédito alrededor de $220,000 a 30 años. Si lo vemos a la luz de los precios promedio de la viviendas en México, emitidos por la Sociedad Hipotecaria Federal, eso no alcanza para comprar vivienda en ningún lado, pues el más bajo de todos es en Durango con $555,760.

Quizá también te interese: La Triste verdad del salario mínimo.

El primer sueldo: una tristeza.

En términos reales, para salir de la precariedad sería necesario ganar más de 5 salarios mínimos diarios, lo que se traduce en unos $13,430 al mes. De acuerdo con datos de la última Encuesta Nacional de Egresados, del Centro Laureate de Opinión Pública, menos de 1 de cada 10 universitarios ganan más de $15,000 en su primer empleo, mientras que el promedio es de $6,453. Pero si de brecha salarial hablamos, sólo 3 de cada 100 mujeres ganan más de quince mil pesos al mesSin embargo, también es de destacar que, cerca de 30% de los egresados gana menos de $3,000 en su primer empleo; poco más de un salario mínimo mensual.

Así pues, a pesar de tener un título universitario bajo el brazo, son poquísimos los egresados que logran obtener empleos para salir de la precariedad. 

¿Dónde quedo nuestro salario? 🙁

Definitivamente el futuro no parece muy alentador para los millenials Profesionistas, especialmente porque todo suena a un futuro en la pobreza. Y sin una política de desarrollo transexenal, quizá la situación no haga sólo que empeorar en las próximas décadas con cada vez más universitarios que egresan año con año.

¿Crees que tu salario es suficiente o es precario? Déjanos tu comentario, no olvides consultar los datos de la Encuesta Nacional de Egresados y si ya terminaste la universidad participa en la Encuesta de este año porque podrías ganar alguno de los premios que hay para ti.

Comentarios