Buscando

Buscando

Cambiarse de industria

cambiarse de industria

Tal vez desde hace algún tiempo te ha rondado la idea de que quieres un cambio en tu vida laboral y tienes ganas de explorar opciones diferentes a las que has hecho hasta ahora.

Cómo hacer que te contraten más rápido

hacer que te contraten

Mandas tu CV a todas partes y ¿nadie te llama? Tal vez sea momento de pensar en otra estrategia

Es muy probable que no te importe la forma en que una persona de recursos humanos llene sus vacantes. Si estás buscando trabajo, para ti lo más importante es hacer que lean tu CV y obtener una entrevista. Pero ¿qué tal si te decimos que hay maneras mucho más efectivas para hacer que te contraten más rápido?. La empresa SilkRoad, especialistas en adquisición de talento, acaba de sacar su quinto reporte sobre formas de contratación. Analizaron 1200 empresas y más de 300 mil empleados. ¿Qué encontraron?

Cómo se han llenado las vacantes en este 2016

Lo hemos dicho anteriormente y por lo tanto tal vez no te sorprenda saber que las tres principales fuentes de contratación son:

  • Referencias de los empleados (22%)
  • Motores de búsqueda de empleo (19%)
  • Bolsas de trabajo (12%)

Todo sobre las referencias

Si quieres que te contraten más rápido necesitas conocer gente (networking), que te pueda recomendar o referenciar en alguna vacante que te interese. Esta es la mejor manera de aumentar tus probabilidades de conseguir presentarte a esa vacante como un buen candidato.

Los candidatos con referencias o recomendados tienen más posibilidades de ser contratados, se desempeñan mejor y duran más tiempo en el empleo.

60% de los empleados han recomendado a una persona para una vacante. Mientras que un 38% de los empleados han recomendado 2 o más personas para una vacante.

Si tu búsqueda de trabajo está orientada a empresas de 99 empleados o menos, necesitas saber que el 14% de las nuevas contrataciones fueron realizadas a través de referencias. Las empresas medianas (de 100 a 999 empleados) contrataron así a un 24% de sus trabajadores y las empresas con más de  1000 empleados llenaron el 27% de sus puestos de trabajo a través de referencias. Como verás, no importa el tamaño de la empresa, las referencias pueden hacer que te contraten en cualquier lado.

Motores de búsqueda de empleo y bolsas de trabajo. ¿Cuál es la diferencia entre ellos?

Los motores de búsqueda de empleo incluyen sitios como Indeed y Simply Hired. Estas plataformas lo que hacen es que extraen ofertas de trabajo de diversos sitios o fuentes, incluyendo bolsas de trabajo en línea, anuncios clasificados, y sitios web.

Las bolsas de trabajo incluyen OCC, Monster, Lucas5, LinkedIn, Trabajando y Bumeran (por nombrar algunas). En estos sitios las compañías pagan por publicar sus ofertas de empleo.

Enfoca tu búsqueda

Antes de mandar tu CV a todas las vacantes que “te laten” piensa un poco. Tu búsqueda de trabajo la estás haciendo en línea, por lo que necesitas priorizar y planear cómo vas a invertir tu tiempo en esta tarea. Una manera fácil para empezar con esta estrategia, y pensando sobretodo en que las referencias son la puerta número 1 para entrar a una empresa, necesitas pensar en las empresas que te gustaría trabajar:

  • Investígalas y revisa si tienen oportunidades de vacantes.
  • Después encuentra personas a las que puedas contactar o conocer que trabajen ahí.
  • Contáctalas y cuéntales de lo mucho que te gustaría trabajar ahí y de lo buen candidato que eres.
  • En este punto no importa cuál es el papel o la posición que tenga esa persona. Lo que importa es que se les cuentes los tipos de trabajo y funciones que te interesan. Para que esto lo puedan tener “en su radar” en caso de que surja algo.

La mejor estrategia de búsqueda de empleo es que diversifiques adecuadamente los métodos que utilizas. No te limites a mandar tu CV por mail y esperar que mágicamente todo se resuelva. Esfuérzate, ve por los trabajos que realmente quieres.

Cómo encontrar trabajo en LinkedIn

encontrar trabajo en LinkedIn

¿Tienes LinkedIn?

LinkedIn es sin duda la red social de profesionistas más popular a nivel mundial y, en nuestro país, año con año más personas se unen para crear un perfil con el objetivo de avanzar o iniciar sus carreras profesionales. El potencial de LinkedIn es indudable. De hecho, para finales de 2014 se registraron más de 6 millones de perfiles y 780 páginas de empresas que utilizan la plataforma para contratar. Si realmente quieres aprovechar LinkedIn aquí te van 4 consejos:

1. Comunica todas tus competencias

Después de las secciones de “Experiencia Laboral” y “Educación” se encuentra quizá la sección más importante de tu perfil; la de “Aptitudes y Validaciones”. Aquí puedes listar todas las competencias profesionales, tanto suaves como duras que hayas adquirido a lo largo de la vida. Además, tus contactos -ya sean profesores, compañeros de universidad o de trabajo y hasta tus jefes- pueden validar y “poner las manos al fuego” al decir que realmente cuentas con estas habilidades o conocimientos. Las empresas se fijan mucho en esta sección ya que les sirve como atajo informativo para saber qué tipo de profesionista eres.

2. Obtén recomendaciones

Las recomendaciones en LinkedIn son el espacio en donde tus ex-jefes pueden describir aspectos de tu personalidad o detallar tus mejores aptitudes o competencias profesionales que sirvan para agregar valor y dar validez a tu perfil. Además, lo mejor de las recomendaciones es que no solo aparecen en tu perfil sino que también son visibles en el perfil de aquella persona que la escribió y puede ser vista por sus contactos. Así que estas son buenas maneras de extender tu red de forma eficiente ya que logra comunicar algún aspecto positivo de tu perfil como profesionista a potenciales empleadores.

3. Conecta responsablemente

Como en toda red social, tener millones de contactos no necesariamente significa que tengas el mejor perfil o seas el mejor a la hora del networking. Por otro lado, no existe un número ideal de contactos que debes de tener o buscar. Una buena manera de juzgar si una solicitud de conectar es buena idea o te puede ser útil es preguntarte lo siguiente: ¿Conozco a la persona? (ya sea personal o profesionalmente) y ¿Quisiera interactuar en persona con él o ella? ¿Le pediría que me presente con algún contacto suyo y estaría dispuesto a hacer lo mismo a cambio?

4. Personaliza tu URL

Tu URL (uniform resource locator) es la dirección de LinkedIn en internet. Si la personalizas con tu nombre hará que tu perfil se vaya a los primeros lugares de resultado de búsqueda de Google. De esta manera tu perfil será de los primeros que vean los reclutadores y potenciales empleadores.

Así que ya sabes, si estás buscando trabajo o quieres conectar con profesionistas como tú, sigue estos pasos para utilizar tu perfil de LinkedIn al máximo.



Buscar trabajo fuera de México

¿Quién no ha querido quedarse a vivir en otra ciudad o en otro país? ¿Te imaginas trabajando fuera de México?

Las vacaciones son esa época del año en la que muchos de nosotros salimos de viaje en búsqueda de climas más cálidos, un poco de descanso y esa relajación que puede traer el estar lejos de casa y de la rutina diaria del trabajo, así como de tener un desarrollo cultural al conocer otros usos y costumbres.. Es también cuando a veces pensamos en cómo sería nuestra vida si tuviéramos que permanecer en el extranjero durante el resto del año.

Trabajar lejos de tu país de residencia es una experiencia sumamente gratificante que podría pasarte por la cabeza. Además, un profesionista con experiencia internacional es más atractivo para contratar ya que seguro domina otro idioma y comprende otra cultura.

Existen varias modalidades para trabajar en el extranjero, desde trabajos temporales que promueve el Gobierno de México, prácticas profesionales en alguna organización multinacional o incluso vacantes de trabajo poco convencionales.

Pero ¡ojo! no se trata solamente de agarrar la maleta e irte a la aventura. Aquí te presentamos algunos consejos para hacerlo.

  • Planear. La única manera de realizar exitosamente un movimiento hacia otro país, hablando de tu carrera profesional, es planeando cuidadosamente todo. Para empezar, si trabajas en una empresa multinacional podrías investigar si hay una oportunidad de que te transfieran a otra oficina en otro país. Si esta no es una opción viable, necesitarás una estrategia de búsqueda de empleo internacional. Si tu sueño es irte a vivir a Dubai y trabajar allá, necesitarás echar mano de todas las herramientas de búsqueda disponibles. Ya sea en línea o tus contactos personales, es recomendable que pienses cómo sacar el máximo provecho para encontrar estas oportunidades. Sitios como Over Seas Jobs pueden resultar de gran ayuda.
  • Realizar una búsqueda concreta. Ok, ya lo tienes claro, te quieres ir a vivir a otro país. Sin embargo, más allá de pensar en que te quieres ir al extranjero, necesitarás pensar exactamente ¿cuál es el trabajo que quieres realizar?. Tener una imagen clara del tipo de trabajo te ayudará a realizar una búsqueda concreta de estas oportunidades y esto evitará que pierdas el tiempo buscando nomás al azar. De la misma forma, el saber qué es lo que quieres hará que tengas una respuesta clara ante la pregunta que seguramente te hará tu posible próximo contratante: ¿por qué quieres trabajar con nosotros? Sería un gran error contestar simplemente “porque quiero vivir en otro país”.
  • Haz la tarea exhaustivamente. Investiga posibles empresas, países y puestos de trabajo y con esta información haz una lista de opciones. Recuerda revisar cuestiones de logística, requisitos particulares de las vacantes, trámites de visa o residencia y cuestiones de idioma. Con esta información descartarás algunas opciones de tu primera lista y te quedarás con una mucho más concreta para empezar a explorar.
  • Hacer un buen CV y carta de presentación. La primera impresión es la que cuenta. Y esta será a través de la lectura de tu CV y de tu carta de presentación (o carta de motivación o motivation letter). En ambos casos necesitarás ser conciso, profesional, pero además necesitarás adecuar tu CV al país de tu elección y a su cultura laboral. Sitios como https://www.livecareer.com/ son una excelente fuente de recursos para pulir estos dos documentos.
  • Dar a conocer tu búsqueda. Como dicen por ahí, no se trata de lo que sabes hacer sino de las personas que conoces. Si nadie se entera de tu búsqueda y nadie está al tanto de tus deseos de irte a trabajar al extranjero, estarás desperdiciando una red impresionante de contactos que te podrían dar ideas e incluso recomendarte. Asegúrate de que todos sepan de tu búsqueda y de cómo quieres darle este giro a tu carrera profesional obteniendo esa oportunidad en el extranjero. Nunca sabes quién puede ayudarte, así que comunícalo.
  • Preparar tu entrevista. Seguramente (si todo avanza bien) serás entrevistado vía Skype, o vía telefónica, algo a lo que probablemente no estás acostumbrado. Así que prepara tu entrevista, practica, grábate si es necesario y vuelve a practicar.

Como toda búsqueda de empleo, necesitarás hacer un seguimiento preciso de todos tus contactos, procesos de aplicación a vacantes, mails, etc.

¿Y si me lanzo a la aventura?

Esta puede ser otra opción para buscar trabajo fuera. Es decir, irte al país de tu elección y hacer la búsqueda de trabajo ahí mismo. Solo toma en cuenta que para realizar esto necesitarás ¡mucha más planeación!. Para empezar necesitas asegurarte que puedes estar viviendo en ese país sin ningún problema económico por lo menos unos 3 meses. Necesitarás llevar contigo todos tus papeles importantes que te podrían pedir en el proceso de reclutamiento.

¡Buena suerte! Si has decidido ir en búsqueda de tu sueño de trabajar en otro país, enfócate al 100% para conseguirlo.

Se busca Consultor de Ventas

Consultor de Ventas

Perfil:

  • Licenciatura concluida
  • 2 años realizando Ventas consultivas, Ventas corporativas.
  • Idealmente enfocado a Servicios de Recursos Humanos (Administración de personal, Nómina, etc.)

Competencias:

Ofrecen:

  • Zona de trabajo: Insurgentes Sur – Parque Hundido
  • Horario: Lunes a Viernes de 9:00 a 19:00 hrs
  • Sueldo base: 18,000 + Comisiones
  • Prestaciones superiores a las de la Ley

La negociación es un proceso que consiste en que las partes involucradas resuelvan conflictos y/o busquen ventajas individuales o colectivas. La capacidad de negociación depende en gran medida de las habilidades de comunicación, y aspectos como la solución de conflictos, escucha activa y flexibilidad. La negociación no es una competencia (ganar – perder), pues ambas partes pueden salir beneficiadas (ganar – ganar).

Y ya que esta vacante trata sobre ventas, tenemos 5 técnicas para recomendarte: conectar con las emociones, cambiar de conversación, manejar las expectativas, ser honesto y sentirse orgulloso. Visita nuestro artículo 5 lecciones para vender como Don Draper, y en él encontrarás en qué consiste cada una.

Link a la vacante de Consultor de Ventas

Competencias transferibles

A cuatro años de haberse titulado en Ingeniería Química y trabajar en un laboratorio multinacional, Valentina se ha quedado sin empleo. El laboratorio fue comprado por otro más grande, y como resultado de la fusión, la plantilla laboral fue recortada en 20 por ciento. Ahora Valentina se encuentra frente a la computadora, preocupada, con una taza de té por un lado. Quiere actualizar su CV para poder aspirar a empleos en varias industrias y empresas. Sin embargo, ¿cómo podría interesarles lo que ella ha aprendido en un nicho tan específico?

* * *

Al comenzar a trabajar, la industria que elijas o en la que entres, o la función que escojas (diseño, finanzas, marketing, RH, administración, etc.,) o en la que te contraten al principio… con el tiempo seguramente se transformará en algo completamente distinto.

  • Si entraste a servicios, probablemente acabarás en manufactura.
  • Si entraste a tecnología, probablemente acabarás en hospitalidad.
  • Si entraste a marketing, probablemente acabarás en recursos humanos.
  • Si entraste a banca, probablemente acabarás en logística.

Las empresas y las industrias están cambiando, apareciendo ¡y desapareciendo! cada vez más rápido. Lo que hoy hacen humanos, mañana hará algún software o robot. Y para supervisar, desarrollar y decidir sobre de los resultados de ese software -o la operación del robot-, tendrá que haber un humano. Por ejemplo, cada vez tenemos más datos sobre consumo y producción, pero eso, a su vez, ha creado una disciplina humana dedicada a la interpretación de ese datos: business analytics, o “big data”. Y aún en las organizaciones que perduran, hay y habrá tantos cambios que nadie podrá garantizarte que, aún si eres excelente en tu función, seguirá existiendo ese empleo para ti a largo plazo. Puedes preguntárselo -por ejemplo- a un diseño gráfico, que hace 20 años hacía trazos a mano sobre de un restirador, luego pasó a hacerlo con algún programa de desktop publishing, y hoy más bien diseña y programa sitios web mientras que sus jefes delegan el diseño de logotipos y papelería a sitios como LogoTournament.com.

Esto significa que deberás enfocarte en competencias transferibles, que puedan emplearse para distintos fines, de ahora en adelante. Hazlo así:

Si estás por elegir carrera: elige una donde quede claro en el plan de estudios qué habilidades obtendrás y cómo éstas podrán ser aplicadas en distintos puestos y/o industrias. Si no lo tienes claro, busca conversar al respecto con algún profesor o representante de la facultad.

Si te encuentras estudiando la carrera: enfócate en obtener habilidades que sean “transferibles”, es decir, aplicables en varias partes. Esto podrás conseguirlo más allá del salón de clases, pues mediante actividades extracurriculares también adquieres liderazgo, capacidad de trabajo en equipo, capacidad de comunicación y otras habilidades necesarias en todas partes.

Si ya te graduaste de la carrera o estás trabajando: busca que tus experiencias profesionales te permitan fortalecer las habilidades “transferibles” que se listan más abajo. Haz de tu ámbito laboral un “gimnasio” donde fortalezcas “músculos” específicos. Escucha y aprende de personas que trabajan en otras partes y ve cómo tus propias experiencias y retos son similares a las suyas.

No todas las habilidades son “transferibles”. La explicación es que cuando haces un cambio de función y/o industria -por gusto o necesidad-, se ven involucradas dos cosas:

Primero, tu conocimiento sobre la industria o función: cuáles son sus procesos, herramientas, actores principales, perfiles de gente o mercados y criterios de calidad;

Segundo, tus habilidades, algunas de las cuales son específicas a esa industria o función -el uso de ciertas herramientas, conceptos y metodologías que no sirven en otro lugar- y otras que puedes llevarte contigo a posiciones e industrias diferentes:  liderazgo, administración de proyectos, metodologías de calidad total, trabajo en equipo, manejo de emociones -tuyas y de los demás-, estadística, el uso de Excel, creatividad, idiomas extranjeros, ventas, manejo de clientes, manejo de proveedores, o diseño organizacional.

Respecto al primer elemento -tus conocimientos-, mucho de esto lamentablemente no será fácil de llevar contigo de una industria o función a otra. Los clientes, proveedores, estándares y procedimientos suelen ser muy diferentes en un área contable que en un área de ventas; en un área de laboratorio que en un área de logística.

Pero en lo segundo -habilidades- encontrarás capacidades que te harán competente estés donde estés. Aquí está la clave para ser laboralmente versátil. Poseer este tipo de habilidades -y saber comunicarlas- también te ayudará a convencer a los reclutadores sobre cómo tu experiencia en una industria o puesto diferente te ayudará a detectar oportunidades para importar prácticas de otros lados, resolver problemas con los métodos de otras partes, o abordar nuevos mercados. Por ejemplo, cómo copiar el programa de lealtad de una aerolínea… en la industria de la hospitalidad; o cómo implementar, en un banco, el estilo de innovación en procesos que se acostumbra en el sector manufacturero.

* * *

Con la ventana de Word abierta, Valentina comienza a teclear. Ha reflexionado que muchas de sus habilidades, aunque hayan sido aplicadas en procesos químicos, le podrían resultar valiosas a otras organizaciones: Análisis de fórmulas y procesos químicos. Organización de experimentos y recolección de datos. Diálogo con clientes para entender sus necesidades y forma de aplicación de los productos. Trabajo en equipo con otros integrantes del laboratorio. Ayuda en la coordinación de procesos de “lluvia de ideas” sobre cómo mejorar un producto. Comunicación de avances y resultados delante de grupos, tanto en español como en inglés. Entrenamiento y supervisión de becarios. Con un poco de adaptación, todas éstas son habilidades que miles de empresas, sin importar su industria, necesitan.

Por último, Valentina se asegura de listar, debajo de su puesto, los logros que reflejan que ella realmente posee dichas habilidades. También incluye actividades extracurriculares, en la universidad y después, que sustentan su destreza en varias de dichas habilidades. Hasta su “servicio social” le resulta útil en este sentido: escribe en su CV cómo su ayuda voluntaria en una asociación consistió en identificar mejoras en su manual de procedimientos.

Tras dos horas de trabajo, Valentina hace clic en “Imprimir” y suelta un suspiro de alivio mientras que la impresora hace su trabajo. Intuye que con este CV, su búsqueda de empleo será mucho más exitosa. Tiene razón.

Convive con las empresas más innovadoras

las empresas más innovadoras

Este 14 y 15 de junio regresa NewCo CDMX, el festival que celebra a las compañías más innovadoras de las principales ciudades del mundo y que cuenta la historia de una nueva generación empresarial que busca generar un cambio positivo a través de la innovación y la tecnología. A diferencia de otros eventos ejecutivos, las sesiones de NewCo no ocurren en un salón de conferencias frío e impersonal, sino adentro de 80 empresas innovadoras que abren sus puertas para contar sus historias. El día del evento los participantes recorren la ciudad para participar en charlas íntimas impartidas por sus fundadores y directivos en una experiencia individualizada dependiendo de sus intereses particulares.

Los participantes visitarán empresas tan grandes como Sura México, Centro de Innovación BBVA Bancomer, 3M, The Dow Chemical Company; grandes casos mexicanos como MMKG y Fiinlab; medios como Forbes; las aceleradoras y Fondos de Capital de Riesgo más importantes como Angel Ventures, Dalus Capital, Endeavor, MassChallenge, Victoria147, Start Up México y Wayra; consultoría como 23 Design, Bigfoot, Solvis Consulting y Redbox; espacios como CoW, Garage CoWork, The Pool o WeWork y especialmente los Start Up más prometedores como Clip, Yogome, Kubo Financiero, Enlight, y otras empresas fundadas en nuevos modelos de negocio basados en la tecnología, como Paypal y Spotify en una muestra de cómo la tecnología impacta a industrias tan diversas como Fintech, Marketing Digital, Energía, Movilidad y Salud.
Además, NewCo ofrece dos cocktails exclusivos para convivir con otros miembros del ecosistema, intercambiar experiencias y por supuesto, tarjetas de presentación.

NewCo CDMX cuenta con el apoyo del INADEM, además de un importante grupo de consejeros del mundo de la innovación que asegura su éxito, como Mariate Arnal, Directora General Google; Adolfo Babatz, CEO de Payclip; Carlos Camacho, CEO, Strategic Affairs; Martha Debayle, Presidente y Fundadora de MMK Group; Marcus Dantus, CEO, SUM;  Ana Victoria García, Fundadora de Victoria 147; Carlos Camacho, CEO de Strategic Affairs; John Farrell, Fundador de Acelera;  Hernán Fernández, CEO de Angel Ventures; Max Linares, CEO Toys for Boys; Juan Saldívar, Founder & CEO de SWS & Rise Capital, Diego Serebrisky, Director General de Dalus Capital y serebrisky.com; Gabriel Richaud, Director General de IAB México; Manuel Rivera, CEO de Grupo Expansión; Vincent Speranza, Director General Endeavor México, Itzel Villa, Dirección General de programas a emprendedores y financiamiento INADEM.

Los boletos para la tercera edición en México del evento global de innovación ya están a la venta en newcomexico.com Obtén un descuento del 20% usando el código PROFESIONISTAS20 al comprar tus boletos.

8 errores en la búsqueda de trabajo

búsqueda de trabajo

Sabemos que buscar trabajo no es algo sencillo, y muchas veces es un proceso desesperante. Esta semana nos ocupamos en seleccionar aquellos errores más comunes que hemos visto a la hora iniciar esta búsqueda.

1. Buscar sin un objetivo. Mandar muchísimos CV´s no es sinónimo de aumentar las posibilidades de encontrar trabajo, sobretodo si al mandarlos lo haces sin un plan y metas específicas. Antes de tu búsqueda, intenta determinar tu objetivo de carrera: ¿en qué y en dónde quisieras trabajar? Y a partir de esa respuesta puedes hacer una lista de actividades específicas que te acerquen a tu meta. Así, tu búsqueda será más productiva y cercana a lo que quieres.

Tip del buscador experto: si no sabes por dónde empezar, consulta la lista de los mejores lugares para trabajar en México y estudia una empresa por día.

2. Buscar el trabajo soñado. Todos queremos el mejor trabajo con el mejor ambiente en el mejor lugar y con el mejor sueldo, eso es obvio, pero probablemente sea mejor empezar con algo que se acerque a ello. El hecho de que tengas claro lo que estás buscando o dónde quieres trabajar no quiere decir que no vas a aceptar algo que se asemeja bastante. El tener expectativas muy altas para el primer empleo muchas veces lo que hará es cerrar otras oportunidades.

Tip del buscador experto: inicia tu búsqueda por cercanía, es decir, primero busca oportunidades cerca de donde vives.

3. Buscar sin orden. Entrar todos los días a checar las vacantes en la misma página o en la misma bolsa de trabajo es una actitud muy pasiva. Intentar ampliar la búsqueda hacia otras fuentes de empleo aumentará tus posibilidades de encontrar algo. Por ejemplo, hacer llamadas a los departamentos de recursos humanos de las empresas en las que te gustaría trabajar, ir a eventos o foros donde podrías contactar gente de las empresas en las que te gustaría trabajar son solo un par de ideas.

Tip del buscador experto: lleva un registro detallado de a qué empresa has mandado tu CV y para qué vacante has aplicado. Incluye también los usuarios y contraseñas que has generado en las páginas de bolsas de trabajo.

4. Buscar y no dar seguimiento. Muchas veces escuchamos frases como “mandé mi CV pero nunca me hablaron” o “fui a la entrevista y nunca me volvieron a llamar”. Si el interesado eres tú, intentar mostrar un poco de iniciativa no estaría mal, ¿no crees? De igual forma, ¿no te gustaría saber qué pasó después de la entrevista?, ¿no te gustaría ser considerado para opciones futuras? ¿qué tal una llamada o un correo al reclutador para comentárselo?

Tip del buscador experto: el tiempo ideal para llamar al área de recursos humanos después de haber mandado tu CV es de siete a diez días.

5. Buscar en mi tiempo libre. Si realmente quieres hacer una búsqueda profesional de empleo, tienes que ponerte metas. Empezar con algo realista como: enviar un CV al día, llenar una aplicación en la página de una empresa y hacer una llamada al día sería un punto de arranque que cualquiera podría hacer. Por supuesto que esto requeriría un poco más de tu tiempo libre, por lo que tendrías que asignarle unas horas al día a la búsqueda.

Tip del buscador experto: lleva contigo una copia impresa de tu CV y haz tarjetas de presentación con tu nombre y datos de contacto.

 6. Buscar sin tener un perfil profesional. Cada vez es una práctica más recurrida el investigar al candidato en herramientas sociales como Linkedin, Twitter y Facebook. Si vas a emprender tu primera búsqueda de empleo, asegúrate de tener una imagen profesional que te represente en línea. Empezar por hacer tu cuenta en Linkedin podría ser un primer paso.

Tip del buscador experto: tómate una foto profesional para tu perfil en Linkedin (puedes acercarte al departamento de vinculación de tu universidad y pregunta si te pueden ayudar con esto)

 7. Buscar y no hacer networking. Actualmente la principal fuente de contrataciones es a través de recomendaciones y de personas en común. Piénsalo: si tuvieras que contratar a alguien, antes de iniciar con una búsqueda desde ceros ¿no preferirías contratar a alguien que te recomiende tu mejor amigo? O ¿no preferirías contratar a alguien con quien ya has trabajado y sabes que es de confianza? Hacer este tipo de relaciones va más allá de entregar tarjetas de presentación, pero si desde ahora comienzas a sembrar buenas amistades, seguro en un futuro alguien echará mano de ti para alguna chamba.

Tip del buscador experto: mientas más extendida y variada sea tu red, tendrás mayores oportunidades de conocer gente.

8. Buscar y mandar a todos lados el mismo CV. Sabemos que probablemente esta sea tu primera búsqueda de empleo, y por lo tanto tu primer CV (si tienes dudas de cómo hacerlo tenemos varios artículos al respecto como: Cómo hacer un CV con experienciasin ella) o puede que ya tengas un CV perfectamente bien armado. ¿Qué tal si en lugar de mandar el mismo CV a todos lados, te tomaras unos minutos para ajustarlo justo a las necesidades del puesto para el que estás aplicando? Cada vez que mandes tu CV asegúrate de contestar honestamente las siguientes preguntas: ¿lo que quiero de este trabajo está reflejado en mi CV? Y ¿lo que puedo aportar a esta empresa está reflejado?

Tip del buscador experto: a la hora de llenar aplicaciones, ten a la mano toda la información de tu CV en formato de texto plano, es decir, en archivo .txt o .rtf . ¡Esto te ahorrará mucho tiempo!

¿Cuál es tu USP (o por qué deberían contratarte)?

Estás frente a la persona que tomará la decisión de contratarte o no, tu experiencia profesional es muy buena, has logrado comunicar que dominas el área de trabajo y no te imaginas por qué no te contratarían. Te hacen la pregunta “¿ por qué deberían contratarte a ti y no a alguien más?” y por primera vez consideras—lo que parece obvio pero a veces olvidamos al postularnos para un trabajo— que otros podrían tener la misma experiencia y conocimiento que tú.

Una buena respuesta a esta pregunta depende de las competencias de cada persona y varía mucho en función al puesto, área, industria, etc. No hay receta infalible, pero un enfoque útil para responderla está en el unique selling proposition (USP), un concepto de marketing relativo al elemento o consideración que hace a un producto o servicio diferente y mejor que su competencia. El origen del término está en la publicidad e implica el desarrollo de un mensaje que es al mismo tiempo importante para el consumidor que característico del producto cuando se le compara con otros del mercado.

Piensen en cerveza por un momento, una categoría de producto en la que los competidores buscan diferenciarse por características físicas (clara, obscura, lager, ale, de trigo, porter, stout, etc); por métodos de producción (industrial o artesanal); por elementos emocionales o de pertenencia (exclusividad, aventura, entretenimiento, ironía, etc) y por lugar de producción. De hecho, conforme se agota la oportunidad para posicionarse por medio de las características tradicionales de un producto, se vuelve necesario recurrir a consideraciones más allá de éstas que sean importantes para el consumidor. Aquí un buen ejemplo de Mad Men respecto al posicionamiento de una marca de cigarros.

Un potencial empleador, como el consumidor de cualquier cosa, busca reclutar a la persona que, en función a sus requerimientos, le proporcione la mejor oferta de servicios. Por eso es crucial que pienses muy estratégicamente cuál es ese elemento que te hace único y que potencialmente es importante para tu futuro empleador.

Respuestas como “soy súper dedicado y estoy dispuesto al trabajo duro y bajo presión” o hasta “puedo hacer el mismo trabajo por menos dinero que los demás” suelen ser poco afortunadas porque denotan que ni siquiera imaginas cómo podrías aportarle valor a la empresa más allá de cumplir, o, peor aún, que tu único valor es costar menos y no crear más. En otras palabras, si fueras una marca de cerveza serías una que no considera las necesidades del consumidor, ni que éstas pueden cambiar a lo largo del tiempo. Por ejemplo el USP de Domino’s Pizza, “entrega en 30 minutos o menos” que fue exitoso por mucho tiempo, hoy ya no lo es debido a estas razones: 1) cualquiera entrega en ese tiempo y; 2) el consumidor privilegia más otros elementos (calidad, precio, pertenencia local, etc).

Tres elementos que pueden ser muy útiles para determinar tu USP para un potencial empleador son los siguientes:

1. Ponerte en los zapatos del empleador.

Piensa en cuáles son sus problemas a resolver y cómo tus competencias son útiles (más allá de tu conocimiento específico del puesto) para solucionarlos o, bien, considera qué se requeriría de la persona que ocupará el puesto para sobrepasar las medidas de éxito definidas para el mismo de forma significativa.

2. Considerar escenarios adversos.

Plantea escenarios por los que tu futuro empleador elegiría a alguien más en lugar de ti. Esto puede serte muy útil para pensar cómo tus competencias pueden ayudarte a superar la falta de experiencia o conocimiento específico de algún tema (particularmente útil si estás pensando en un cambio de industria).

3. Vincular a resultados

Un USP personal que puede conectarse a resultados específicos en el pasado gana mucho en contundencia, pero también aporta mucho valor cuando puede establecer prospectivamente que impactará en un área de interés significativa para la empresa (considera que no todo lo que importa son utilidades).

Si en el proceso de definir tu USP sientes que te falta información respecto a las necesidades de tu potencial empleador, aprovecha las entrevistas para hacer preguntas que te proporcionen esos datos (sobre todo si es un proceso de varias entrevistas). Otra opción es buscar la opinión de personas con experiencia en áreas similares o, bien, en la industria específica. El tema es no dejar de investigar.



Las principales causas de discriminación laboral

Día a día el reclutador tiene una ardua tarea de encontrar al personal que cubra sus vacantes, algunos de ellos, además de contemplar las necesidades que les indican sus superiores, revisan también no incurrir en discriminación laboral, pero otro porcentaje, no considera esto y se apega únicamente a lo que le pida el que paga, aún a pesar de que está yendo en contra de los derechos humanos.

Las malas prácticas hoy en día en materia de reclutamiento son tan recurrentes y comunes que, incluso, muchas personas ni siquiera se percatan de que lo que hacen o les hacen, es algo indebido que puede ser denunciado.

OCC Mundial, la bolsa de Trabajo más grande del mundo, realizó una encuesta a más de 2 mil 300 usuarios en México, para determinar las principales causas de discriminación laboral en el país.

Las primeras 10 causas principales de discriminación en México son:

1ª. Causa: La experiencia laboral

2ª. Causa: La edad

3ª. Causa: Apariencia física

4ª. Causa: Condición socio-económica

5ª. Causa: Responsabilidades familiares

6ª. Causa: Embarazo

7ª. Causa: Género

8ª. Causa: Color de piel

9ª. Causa: Idioma

10ª. Causa: Ideología Política

Un 60% de los entrevistados culparon de esto a los responsables de los procesos de selección, antes que a sus jefes.

Necesitamos reclutadores que tengan un alto sentido humano, que no sólo lo sepan, sino que lo apliquen, que cuenten con habilidades para gestionar con los directivos, para en conjunto lograr crear nuevas realidades y ambientes organizacionales sanos con alto sentido de inclusión.

El Phoenix Research Institute, en su informe “Future work skills 2020”, identifica las nuevas tendencias y discontinuidades que estarán transformando la sociedad, el mercado global y con ello la fuerza laboral. En dicho reporte, se analizan los factores detonantes que modificarán el espectro laboral e identifica las habilidades laborales requeridas en los próximos cinco años.

Dentro de estas competencias se encuentra la Inteligencia social, misma que definen como la destreza para conectarse con otros en forma directa y profunda, para detectar y estimular las reacciones e interacciones deseadas. Ser capaz de detectar características esenciales de las personas que están frente a nosotros y poder comunicarnos eficazmente con ellas de manera verbal y no verbal. Implica empatía e inteligencia emocional. Esto implica relación con TODO tipo de personas, sin importar su religión, edad, sexo, preferencia sexual, apariencia física, etc.

Debemos entrar al mundo de la competitividad real, donde estas etiquetas desaparecen para identificar las características esenciales de la persona, no lo aparente.

El reto es ser realmente sensible, humano y con un alto nivel de gestión para poder demostrar a los directivos que estas etiquetas no le contribuyen mucho en sus resultados.

#NoSeasUnoMás, marca la diferencia. Si nosotros como colegas nos lo proponemos como algo en conjunto, te aseguro que se pueden lograr grandes cosas. ¡No esperemos más, es ahora!



Lo Más Leído

Encuesta Nacional de Egresados: los Resultados

La Encuesta Nacional de Egresados (ENE) surge para conocer la trayectoria laboral de los egresados de múltiples instituciones de educación superior -públicas y privadas-...

Redes Sociales

9,074SeguidoresSeguir