Neuromarketing

¿Has ido a una plaza comercial con el fin de solamente dar un paseo, hacer pagos o comprar algo muy necesario, pero terminaste comprando varias cosas que no tenías en mente? Si fue así, probablemente el Neuromarketing hizo de las suya y logró hacer que tu cerebro tomara decisiones diferentes a las que tenías planeadas.

El Marketing existe desde hace tiempo y una de sus funciones es conocer y comprender a los consumidores, para que los productos que las empresas desean vender se ajusten a sus necesidades, además de crear estrategias para posicionar productos en el mercado. Actualmente, de estas estrategias se desglosa algo conocido como Neuromarkentig, que se encarga de utilizar las herramientas de las neurociencias y los conocimientos sobre cómo funciona nuestro cerebro, para crear estrategias de consumo de productos.

¿Cómo lo hace?

Realiza investigaciones con las campañas publicitarias, con las imágenes, los sonidos y cada uno de los estímulos que se utilizarán en la campaña, estudia el tiempo que deben durar dichos estímulos para crear un impacto en las personas, además de los colores y el contenido conceptual que deben tener. Se pueden crear campañas muy eficaces centrándose en los sentidos más recordatorios como el olor o la visión, aunque las empresas buscan llegar a los 5 sentidos para tener una personalidad única, de esta manera pueden conectarse con la memoria y las emociones de los consumidores.

Por ejemplo, el refresco más consumido en México, realiza comerciales que pretenden llegar a los sentimientos de las personas (ubicados en el sistema llamado “límbico” que se encuentra en el cerebro) por medio de imágenes y conceptos llamativos para nuestro cerebro. Ver a la familia reunida en una mesa en la cena de navidad, acompañada de un delicioso refresco ¿crees que influya en los sentimientos de las personas que lo consumen? O tener tu nombre personalizado en el envase que utilizas ¿te hace sentir especial?

Otro ejemplo, son las papas fritas de color amarillo que a muchos encantan. Ver un hombre bien parecido en los comerciales de estas papas, por supuesto que llama la atención de nuestro cerebro por la vía visual. Y qué decir de Facebook, otro gran ejemplo de neuromarketing, Facebook constantemente se actualiza innovando y sorprendido a sus usuarios, ¿te has dado cuenta cómo lo hace? Por ejemplo, a fin de año, te recuerda cuáles fueron tus momentos más destacados a partir de los likes y comentarios recibidos. Tú, al ver el recuerdo, desarrollas un mar de emociones que te llevan a continuar con tu cuenta y además seguir compartiendo más momentos de tu día a día. Éstas y otras empresas como la compañía telefónica más grande del país, o los cines más visitados, utilizan el Neuromarketing para que sus campañas publicitarias sean un éxito y así sus productos sean los más consumidos.

Y ahora, tal vez te preguntes, ¿qué es lo que debo estudiar para poder realizar este tipo de trabajo? Para esta pregunta no existe una respuesta exacta, en México una de las empresas más reconocidas en estudios de Neuromarketing es “Neuromarketing” (literalmente ese es su nombre), sus principales contribuyentes son médicos y psicólogos con formación en neurociencias y especializaciones en marketing, otros de sus contribuyentes tienen formación en ciencias de la comunicación. En México existen varias universidades públicas dan formación en medicina, psicología y ciencias de la comunicación. Por otro lado, también hay universidades privadas que se dedican a formación en carreras especializadas en marketing, como mercadotecnia.

Entonces, aquí tienes algunos caminos para poder llegar a desarrollar actividades de Neuromarketing. ¿Cuál te llama más la atención? ¿Te gustaría poder influir de esta forma en el cerebro de las personas? No olvides las siete competencias indispensables que necesitas si quieres dedicarte al marketing.

Comentarios