En la industria 4.0 ya habíamos hablado, de manera muy general, acerca del internet industrial de las cosas; pero, ahora queremos darte un panorama más ampliado sobre lo que significa esto, porque, seguramente sabes qué es el internet de las cosas, pero no sabes sus aplicaciones en la industria.

Cafeteras conectadas a internet… al siguiente nivel

En el internet de las cosas, objetos de nuestro ámbito cotidiano estaban conectados entre sí gracias al internet y podían hacer cosas por los humanos casi de manera automática. Un ejemplo es controlar la cafetera desde el smartphone para tener un expresso listo al salir de la cama; o que el refrigerador pueda ordenar por internet los alimentos que hacen falta; o incluso controlar la iluminación, las cerraduras o el volumen de la música a través de un dispositivo como Google Home o Alexa.

Ahora, ese mismo principio se busca implementar en las industrias y fábricas, para aumentar la productividad y mejorar los procesos de fabricación hasta volverlos a niveles donde los humanos casi no serán necesarios. Esto es posible gracias a una serie de sensores conectados a motores, cadenas de ensamblaje, robots, máquinas y demás objetos para que cada uno de ellos se comunique entre sí.

Tan sólo imagina, uno de los robots detecta un mal funcionamiento o necesidad de mantenimiento en sus propios sistemas y manda esa señal a un centro de control operado por una inteligencia artificial que, bien puede alertar a sus supervisores humanos, o enviar a otros robots para reparar el desperfecto y así prevenir desastres y aumentar la eficiencia.

O también esta el siguiente escenario: pides algo a través de una app desde tu celular en la comodidad de tu casa; ese pedido es recibido en la fábrica y, a través de una inteligencia artificial, comienza su proceso de impresión en 3D; posteriormente, un robot autónomo se encarga del proceso de empacado y es un dron que hace el envío hasta tu domicilio, todo eso en tan sólo unas horas. El internet industrial de las cosas cambiará radicalmente nuestra concepción sobre la forma de producir objetos.

¿Cómo volverte un experto?

Como con cualquiera de las carreras involucradas en la Industria 4.0, su demanda crecerá exponencialmente y, en consecuencia, sus sueldos serán considerablemente más altos que la media. Por eso, si te interesa especializarte en el internet industrial de las cosas, podrías buscar diplomados o maestrías en las facultades de ingeniería o informática de la universidad de tu localidad, además de MOOC’s que incluyan certificación; aunque, en general, vas a necesitas habilidades en las siguientes áreas:

  • Machine learning: o sea, el aprendizaje automático de los robots. 
  • Autocad: el software que permite diseñar productos o máquinas. 
  • Ciberseguridad: una gran cantidad de datos y dispositivos conectados entre sí requerirá más defensas ante los ataques de los ciberdelincuentes. 
  • Informática: la comunicación entre aparatos y el consumidor final requerirá de poderosas interfaces como apps para móviles. 
  • Robótica: el diseño de cada uno de los nuevos componentes dentro de la industria 4.0 requerirá de conocimientos precisos en diseño y ensamble de circuitos y programación. 

Ahora que ya conoces todo esto, ve con tus amigos a preguntarles sí ellos saben qué es el internet industrial de las cosas. 

Comentarios