Compartir
entrevista de trabajo en video

6 de cada 10 entrevistas de trabajo en Estados Unidos se realizan en video.  Hay muchas razones por las cuales ahora esta opción de entrevista es más usada. Desde la apertura de nuevas oficinas en diversas ciudades, hasta contratar empleados que trabajen desde diferentes partes del mundo y,  simplemente, que ahora tenemos la tecnología disponible para poder hacerlo.

Hay dos tipos de entrevista de trabajo en video: la primera es una modalidad en la que los reclutadores envían a los aspirantes una serie de preguntas que deberán grabar en un tiempo definido y regresar sus respuestas y; en la segunda, un reclutador realiza la entrevista en vivo, es decir tienen una conversación vía remota. En este texto nos enfocaremos en la segunda modalidad.

Entonces la pregunta es ¿debo prepararme igual para una entrevista de trabajo presencial que para una por video? Aquí,  una guía rápida para saber cómo hacerlo. 

1. Tómatela en serio.

No porque estarás frente a una cámara y no frente a una persona quiere decir que esta entrevista es menos seria. Muchas veces este tipo de entrevista es tu pase a la siguiente fase del proceso o tal vez sea la que te dé el pase de entrada a la empresa. Piensa bien tus respuestas, sé serio, concéntrate en la entrevista y por favor, no la tomes en pijama, vístete como si fuera presencial.

2. Ten material de apoyo.

Esta es una ventaja de estas entrevistas. Puedes tener tu currículum a la mano o bien algunas notas importantes. También puedes tener abierta la página de internet de la empresa que te está entrevistando sólo para que la consultes en caso de que sea necesario, recuerda que el trabajo de investigación sobre la empresa que te entrevistará  lo debes hacer antes.

3. Vigila tu actitud.

Una entrevista en video puede magnificar algunas cosas y ocultar otras. El no tener contacto físico y que el lenguaje corporal no sea tan evidente para quien te entrevista puede jugar a tu favor para ayudarte a ocultar tu nerviosismo o bien algunas debilidades en tus respuestas, pero tiene el mismo efecto en el caso contrario así que debes poner especial atención en la claridad de tus respuestas, tu dicción y tu actitud. Sonríe, ten una buena postura, siéntate cómodo y durante la entrevista mantén contacto visual con la cámara en todo momento, sobre todo a la hora de responder las preguntas, con esto, la persona que te entreviste podrá sentirte más cercano.

4. Fíjate en las cuestiones técnicas.

Con esto me refiero a que planees con tiempo el lugar en donde la tomarás. De preferencia que no sea en un lugar público y si es en tu casa, avisa para que no te llamen o interrumpan y pon atención a la iluminación. Además cuida el cuadro que aparecerá en la computadora del reclutador: intenta que sea una pared lisa o con un cuadro serio. Revisa la versión y el programa que deberás usar para la entrevista y familiarízate con él desde antes. Usa micrófono y audífonos para que te escuchen y escuches claramente. Asegúrate que la conexión a internet sea buena y verifica que la foto de tu perfil sea apropiada. Y aunque confiamos en tu sentido común, no está de más decírtelo: no navegues en tus redes o en sitios que te distraigan mientras estés en la entrevista, ¡Concéntrate!

No está de más que revises todos los textos que hemos publicado sobre entrevistas de trabajo como por ejemplo sobre cómo manejar los nervios en una entrevista, saber si lo estás haciendo bien o por qué no debes mentir en ellas y ve estos videos para que veas que los reclutadores no la tienen tan fácil con esto de las entrevistas.

Y para quitar un poco de tensión al tema, ve este artículo sobre las cosas que piensas durante una entrevista en video.

Una última recomendación: graba tu entrevista, así podrás verla posteriormente y analizar qué tal lo hiciste.

Comentarios