Mamá es la mejor ocupada

Mamá es la mejor ocupada

COMPARTIR
mamá es la mejor

Mujer, pareja, amiga y profesionista: hay cosas que todos los ocupados aprendimos de nuestra madre.

Sin duda alguna los recuerdos más tempranos de nuestra infancia son de nuestras madres. Pero, ¿te has puesto a pensar en todas las competencias y hábitos que aprendiste gracias a ella? Esas cosas que al día de hoy te permiten ser un profesionista destacado. Hice una lista de mis cinco cosas favoritas que aprendí de la mejor profesionista del mundo: la mamá.

  1. “¿Cómo se dice? ¡Gracias!”. ¿Quién no recuerda a su mamá obligándolo a dar las gracias? La gratitud es un hábito que todo #ocupado necesita desarrollar en la vida. Agradecer al de recursos humanos que te entrevistó o mandarle un mail de agradecimiento a tu equipo de trabajo por los resultados obtenidos en el último evento que organizaron son ejemplos perfectos para poner en práctica lo que nos enseñó mamá.
  2. “¡Enderézate! ¡Mira cómo estás todo jorobado!”. A mamá le podemos reconocer el esfuerzo que puso por mejorar nuestra comunicación no verbal. “Déjate las uñas, no te agarres el pelo” son frases también memorables que si las pensamos bien, el único propósito era que nos mostráramos como profesionales desde chiquitos. Recuerda que nuestro lenguaje corporal todo el tiempo está comunicando algo.
  3. “Te lo digo por tu bien”. Mamá es una profesional en el arte de dar feedback, siempre cree que hay mejores maneras en las que podemos hacer las cosas e intenta siempre crear un ambiente positivo. La retroalimentación que nos daba mamá era tan importante debido a que teníamos establecida nuestra confianza con ella. Recuerda que en las relaciones laborales este es un punto crucial: la confianza entre los miembros del equipo permite que el receptor pueda aceptar feedback o retroalimentación de una forma positiva y con la mejor intensión.
  4. “Si lo encuentro yo, ¿qué te hago?”. Mamá siempre sabe donde están las cosas. Tiene un sentido del orden y de la organización impecable. Esto le permite planificar y organizar a toda la familia. Actualmente estas son competencias que todo reclutador busca en los profesionistas: esa capacidad para establecer un orden eficaz para sí mismo y para los miembros de su equipo con el objetivo de proponerse y alcanzar sus metas.
  5. “Si todos se tiran de un puente, ¿tu también lo haces?”. ¿Te suena conocida la frase? Cuando mamá dice esto lo que en realidad está tratando de desarrollar en ti es una competencia de empoderamiento y autonomía personal. Tu puedes desarrollar esta capacidad para asumir la responsabilidad y hacer contribuciones importantes en el área en la que te desenvuelvas. Ser creativo, innovador y asumir riesgos es algo que te llevará muy lejos en tu carrera profesional.

¿Qué otras cosas aprendiste de tu mamá que sigues poniendo en práctica como profesionista? ¡Cuéntame!

SIN COMENTARIOS