como hacer crecer startup

Si tengo que destacar lo más importante que aprendí durante estos últimos 8 años para hacer crecer una Startup, es que los requisitos para comenzar a desarrollar una nueva idea desde cero son totalmente distintos a los necesarios para escalar exponencialmente un negocio.

Es por esto que muchos fundadores pueden tener una idea brillante, llevarla al mercado y comprobar que efectivamente funciona, pero muy pocos tienen las virtudes y conocimientos que se requieren para transformarla en un imperio como Google, Facebook, Apple, Microsoft, etc. Hacer realidad una idea es el primer paso, escalarla a nivel global para que todo el mundo pueda utilizarla, es el paso final.

Por lo anterior, a continuación comparto los requisitos fundamentales para poder transformar con éxito un emprendimiento en una gran empresa:

1) Estructura Organizacional

Como todo nuevo emprendimiento, al principio, no hay una estructura definida. Es decir, si somos 8 ingenieros trabajando para programar con éxito la idea inicial, los 8 vamos a reportar directamente al CEO. No existen capas intermedias de gerentes de proyecto, ni nada que se le parezca, en consecuencia, es una estructura plana. Y efectivamente es la mejor forma de emprender y la recomiendo 100% porque es la estructura ideal para alcanzar la mayor productividad posible.

Sin embargo, cuando superamos aproximadamente la barrera de los 20 empleados, es hora de que empecemos a definir mínimamente una estructura para organizarnos en forma correcta. Recomiendo fuertemente no quedarnos de brazos cruzados hasta que comencemos a observar que la estructura plana ya es un problema y un verdadero dolor de cabeza. Lo que funciona con éxito entre 0 (cero) y 20 (veinte) empleados va a ser un desastre total y catastrófico cuando lleguemos a los 25 (veinticinco) y fue exactamente esa la primera lección que aprendimos en nuestro propio emprendimiento hace 5 años atrás.

¿La forma de solucionarlo? Cuando estemos escalando nuestro emprendimiento y lleguemos a los 20 empleados, es hora de definir una estructura simple y que debe estar en funcionamiento necesariamente antes de contratar al empleado número 21. Esta organización se debe basar en una división en grupos de no más de 5 personas (que tengan tareas similares) y que todas reporten a un solo director de proyecto y a su vez que ese director tenga una sola persona a la cual explicarle los resultados alcanzados, idealmente el CEO. En definitiva, cada empleado debe tener solo una persona a la cual reportar por el trabajo que realiza.

Nota: En esta etapa debemos comprender como fundadores, que nuestro trabajo principal pasó de construir un gran producto a construir una gran empresa.

Recomendaciones:

  1. a) Cuando comenzamos, contratar a gerentes experimentados no es una buena idea, lo que necesitamos son personas que efectivamente hagan su trabajo, como por ejemplo: escribir código, responder llamados telefónicos de atención al cliente, etc. Sin embargo, cuando superamos las 20 personas, es la hora indicada para contratar a gerentes con experiencia y no debemos tener miedo a que sean mayores en edad a nosotros los fundadores, al contrario, sus conocimientos sobre como manejar personas nos van a ayudar enormemente.
  2. b) Cuando deleguemos trabajo y especialmente a estos gerentes con experiencia que se suman a nuestra empresa para ayudarnos a crecer y escalar, no debemos decirles qué tiene que hacer y cómo. Sino por el contrario, explicarles que los contratamos porque sabemos que son inteligentes y capaces, explicarles el problema y luego dejarlos libres para que decidan qué deben hacer y cómo para solucionarlo. Esa es sin duda la mejor manera de delegar en la actualidad.

2) Productividad

El problema más grande que observamos mientras nuestra empresa crecía era que el nivel de productividad se reducía. Exactamente lo mismo que pasa cuando tenemos a dos programadores trabajando en un proyecto y pensando que por agregar a dos más vamos a hacerlo en mitad de tiempo. Todo desarrollador con experiencia sabe que esto no es así. Que la productividad por persona disminuye ya que hay un costo de comunicación y coordinación involucrado como bien indica la Ley de Brooks.

Para poder eliminar lo máximo posible este problema mientras escalamos nuestro emprendimiento, lo que recomiendo es que cada persona conozca de memoria cuál es el camino a recorrer en los próximos 6 meses y además cuales son los 3 objetivos más importantes a alcanzar. De esta forma, todos vamos a estar empujando para el mismo lado. Importante: Por más simple que esto pueda parecer, el poder coordinar a todas las personas correctamente en la misma dirección es un gran desafío.

Por otro lado, a nivel de productividad, es fundamental que como fundadores definamos lo más temprano posible los valores de nuestra compañía. El objetivo de esto es que todos los empleados tengan un contexto en el cual puedan tomar las mismas decisiones que tomarían los fundadores sin la necesidad de que nosotros mismos (fundadores) estemos involucrados en cada aspecto del negocio.

Para poder hacer esto con éxito, al momento de escribir todos los procesos que son necesarios para delegar a otra persona las tareas que deben hacer y así poder escalar el negocio, no solo debemos explicarles paso a paso “cómo“ ejecutar el proceso con éxito, sino que además, debemos explicar el “por qué“ lo hacemos de este modo y no de otro. El “por qué“ hacemos este proceso de esta forma a largo plazo va a definir algo fundamental: la cultura de nuestra empresa.

3) Estrategia de Publicidad

En los inicios, todo nuevo fundador piensa que si sale publicado en un gran diario de su país, en una revista conocida o en un programa de televisión luego el éxito va a venir solo. Pero aquellos emprendedores con experiencia ya conocemos que esto no es así, que lo más importante está en la calidad de nuestro servicio, el cual brindamos día a día con total dedicación.

Pero cuando comenzamos a escalar nuestro negocio, debemos pasar de no darle importancia en absoluto a la prensa a importarnos solamente un poco. Lo primero que tenemos que hacer aquí es descubrir por nosotros mismos, los fundadores, cuál es el mensaje que va a representar a nuestro emprendimiento frente a los ojos de todo el mundo.

Por ejemplo, AirBnB: “Bienvenido a Casa. Alquila lugares únicos de personas locales en más de 190 países.“ o Netflix: ”Ve películas cuando quieras y donde quieras. Sin anuncios.”.

Una vez que nuestro mensaje está allá afuera queda definido para siempre, de tal forma que es muy difícil cambiarlo una vez que la prensa ya decidió cómo va a hablar de nosotros. Es por esta razón que debemos definirlo desde el primer día internamente y no dejar que una agencia de publicidad o un tercero lo haga por nosotros.

Puede que muchos estén en contra de este argumento que es muy personal, pero mi recomendación es NO contratar a una agencia de marketing, sino que simplemente el fundador esté conectado directamente a uno, dos ó máximo cinco redactores de grandes medios para dar a conocer cada novedad del emprendimiento en forma exclusiva. La razón de esto: ningún redactor quiere entrevistar o hablar con una agencia de publicidad, ellos prefieren estar en contacto directo con el CEO.

Como conclusión, puedo asegurar que la tarea de escalar un negocio es igual o más importante que la de crear un producto desde cero, no porque hayamos creado algo valioso significa que ya alcanzamos el éxito, el desafío más grande es el que viene con construir una gran empresa que represente nuestro legado en el mundo cuando ya no estemos aquí. Y si la razón de no haber despegado tu startup todavía por dinero, ten en cuenta nuestros consejos de financiamiento.

Autor: Cristian Ángel, fundador de la plataforma PréstamosOnline para toda Latino América enfocado en la educación online a través de comparaciones en tiempo real. Actualmente profesor de la Universidad Tecnológica de Córdoba Argentina e Inversor Ángel con foco en el desarrollo de tecnologías móviles.

Comentarios