Tengo una llamada perdida de recursos humanos

Tengo una llamada perdida de recursos humanos

COMPARTIR
recursos humanos

¿Estás buscando trabajo? Entonces seguramente ya te ha pasado que te llama alguien de recursos humanos y no tienes chance de contestar el celular

Dime, ¿qué haces cuando ves la llamada perdida del reclutador?. ¿Entras en pánico y –sin pensarlo- le llamas de vuelta de inmediato? Te contesta alguien y le dices con voz agitada: “tengo una llamada perdida de este número”.

Espérate tantito…¡no le llames tan rápido!

Aunque esto suene como un consejo que te daríamos para ligarte a alguien, es muy en serio: cuando te encuentres en esta situación, NO le llames enseguida. ¿Quéeee? Si.

Ya sé que te mueres por entrar a esa empresa y que darías lo que fuera por ser entrevistado por ellos. Pero tranquilo, la oferta no la van a cancelar si no contestas el teléfono.

Para empezar, tómate unos minutos y piensa de dónde te pudieron haber llamado. Muchas veces en la búsqueda de empleo mandamos tantos CV al mismo tiempo que lo que pasa es que luego ya ni te acuerdas de las vacantes para las que te postulaste.

Una sugerencia previa a este paso es que lleves un registro (nada elaborado, basta con que anotes en una hojita) de todas las vacantes a las que has mandado tu información. Mínimo anota el nombre del puesto, empresa, y fecha en la que lo hiciste. Ya si te quieres ver más profesional y quieres impactar al de recursos humanos cuando te llame, anota también el nombre de la persona a la que le enviaste la información y las características de la vacante o del perfil que están buscando.

Algunos reclutadores de recursos humanos incluso sugieren que no contestes todas las llamadas, es decir, que deliberadamente tengas llamadas perdidas y que con esto  “te des a desear” un poquito.

El tener una llamada perdida de un reclutador puede tener algunas ventajas como:

  • No te agarran en curva. Cuando un reclutador está buscando al candidato ideal para su vacante intentará ponerlo en situaciones donde lo pueda agarrar “en curva” o desprevenido. El marcarle a alguien que no está esperando esa llamada es un momento excelente para conocer un poco más al candidato (más allá de lo que dice su CV) y ver cómo reacciona ante una situación inesperada. Recuerda que es muy lógico que si le interesaste al reclutador o llamaste su atención, te llame para corroborar datos o para preguntarte algo.
  • Puedes prepararte para la llamada. Si no tomas la llamada o la ves como llamada perdida, lo más seguro es que te dejen un mensaje en tu buzón de voz (suponiendo que te llamen a tu celular, claro). Esto te dará una pequeña ventaja a ti para saber quién te llamó y para qué te llamó. También te dará oportunidad de buscar la vacante o la empresa, echarle un ojo y recordar qué fue lo que te gustó de esa vacante antes de regresar la llamada.
  • Puedes revisar tu CV. Si estás buscando trabajo de manera profesional, entonces ya dominarás el “truco” de mandar un CV personalizado a cada vacante de trabajo. Por lo que antes de hacer o recibir la llamada, haz memoria o busca el CV que les mandaste a ellos.
  • Puedes darle el tiempo y trato que necesita. Aunque este tipo de llamada no dura más de cinco minutos, el no contestarla a la primera te dará oportunidad de encontrar un lugar adecuado para llamar: sin ruidos, sin coches, con buena señal de celular, donde te puedas concentrar totalmente y sobretodo donde puedas hablar con total libertad. Esta llamada es igual de importante que todas las demás etapas a las que te enfrentas como candidato. ¡No desaproveches esta oportunidad de hacerlo bien!.
  • Parecer un candidato ocupado. Darle al reclutador una impresión de que eres una persona ocupada es mucho mejor que hacerlo pensar que estás en tu casa acostado viendo la televisión. Cuando lo llames de vuelta puedes decirle algo muy sencillo como “Me estoy reportando a tu llamada. Disculpa que no te pude atender”. Sin mayores explicaciones.

Ahora, ¿contestaste la llamada, no te sientes seguro para recibirla y te están agarrando en curva?. ¡No pasa nada!. También se vale decirle al reclutador algo como: “¿Te puedo regresar la llamada en unos minutos?”. Esto te dará tiempo suficiente para prepararte y tratar de que te salga muy bien. ¿Te ha pasado?

Comentarios