Compartir
duendes profesionistas

Los últimos años no han sido muy buenos para los duendes profesionistas del Polo Norte pues la automatización de la producción con robots y el creciente número de niños que piden videojuegos en vez de juguetes son cada vez más los duendes que tienen que recurrir al seguro por desempleo en la Villa Navidad pues el taller de Santa Claus despide cada año a más y más personal de su mano de obra. Hace tan sólo unos días, ha tenido que salir la primera dama del Polo, la Señora Claus, para declarar ante medios de comunicación que están haciendo todo lo posible por mantener el mayor número de empleos en los talleres aún y con la fuerte crisis económica que enfrenta la zona gracias al calentamiento global y al precio del dólar.

Pero, para Juan Bastóndecaramelo, un exempleado que tenía más de 400 años de antigüedad en su empleo, las declaraciones de la Señora Claus no le convencen: “Toda mi familia siempre se ha dedicado a hacer osos de peluche y de pronto, de una navidad para otra, te quedas completamente en la calle, sin ningún tipo de seguridad social o prestación que te defienda. Tengo bocas que alimentar no sé que voy a hacer ahora”. El Sindicato de Trabajadores Élficos y Mágicos del Polo Norte (STEMPN) ha lanzado la cifra de que tan sólo en los primeros años del siglo XXI, la plantilla de la fábrica de juguetes se ha reducido en un 50% y no parece haber mejora a pesar de los continuos esfuerzos por evitar el despido masivo de duendes como los recursos antes las Juntas Navideñas de Conciliación y Arbitraje. Sin embargo, la ley laboral del Polo le da una facultad exclusiva a Santa Claus para revocar los laudos que emita dicho órgano de justicia, por lo que en una situación aún y donde los duendes ganen el juicio, si a la administración Claus no le gusta, la sentencia es nulificada.

Pero no todo es una tragedia en el polo y algunos emprendedores están haciendo su agosto; como el Polar Express, el servicio de transporte de trenes mágicos que hasta hace poco se dedicaba a traer niños de todo el mundo a Villa Navidad cada año, pero ahora ha girado en torno a ofrecer a los duendes un servicio de migración confiable, rápido y seguro para que puedan mudarse hasta sus nuevos empleos. Y es que muchos de los trabajadores desesperados ante la incierta situación laboral que viven en el punto más septentrional del planeta han decidido trasladarse a otras latitudes para laboral con otras empresas mágicas, algo que algunos duendes han considerado un sacrilegio para el estilo de vida del duende navideño.

“¡Ni hablar!” es lo que responde Juan cuando se le pregunta si se ha planteado irse de Villa Navidad “Nací aquí y moriré aquí. Es una vergüenza para cualquier familia de duendes que alguno de los suyos se atreva siquiera a hacer un huevo de chocolate como simple conejo de pascua o flechas de corazones para el bebé en pañales del marketing en febrero. Cuando mi hermano me dijo que se iría a México para cultivar flores de cempasúchil le dije que no me volviera a hablar ¡Está muerto para mí!”

Sin embargo, otros personajes como Elon Musk ven con buenos ojos la fuga de talento que se produce desde el Polo Norte. El CEO de SpaceX se ha mostrado muy interesado en saber cómo funciona la tecnología del trineo de Santa Claus que alcanza velocidades impresionantes para repartir regalos a todos los hogares del mundo en tan sólo una noche, pues podría ser un elemento clave para llevar a la humanidad a Marte y fundar una colonia en ese planeta e incluso ya le ha ofrecido empleo a algunos duendes. Pero, por otro lado, organizaciones internacionales de Derechos Humanos como Amnistía Internacional o Human Rights Watch han alertado sobre la posibilidad de que los duendes navideños terminen trabajando para empresas como Nike o Adidas en países como Singapur o Taiwan en condiciones inhumanas y degradantes.

La administración de San Nicolás se negó a hacer declaraciones cuando el equipo de Profesionistas los contactó para buscar una respuesta ante la alta cantidad de despidos en Villa Navidad. Mientras tanto, Juan Bastóndecaramelo prepara a su familia para una temporada de vacas flacas “…quizá lo peor que nos pueda pasar sea que tengamos que actuar en el remake de Santa Cláusula, quién sabe, igual y el estrellato es el siguiente paso para mi familia”.

Comentarios