Compartir

En esta encuesta, el 51% de los jóvenes considera que los programas de gobierno para jóvenes emprendedores no son accesibles.

Actualmente en México el 80% de los empleos son generados por pequeñas y medianas empresas. Razón por la cual, el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México llevó a cabo un estudio entre 2131 alumnos, a fin de conocer su perfil emprendedor, sus opiniones y percepciones en torno a este tipo de proyectos.

Más de la mitad de los jóvenes considera que en México no hay condiciones fiscales ni legales propicias para los emprendedores.  Pese a este panorama, 75% piensa que el futuro del país es el emprendimiento.

La burocracia, requisitos de gobierno y trámites suman 45% de las menciones respecto del principal obstáculo que enfrenta el joven emprendedor en nuestro país. La falta de recursos (37%) y falta de tiempo (29%) son los argumentos más socorridos por parte de quienes tienen una idea que no han podido materializar.

Las principales motivaciones para tener un negocio entre aquellos estudiantes que hoy cuentan con un proyecto operando (18% del total de estudiantes), son la económica (33%), probarse capaces de llevar a cabo un proyecto (25%) e iniciar la creación de un patrimonio (23%).

Una enorme mayoría de los jóvenes universitarios de hoy se perciben a sí mismos como poseedores de una serie de competencias y habilidades requeridas para emprender proyectos. 94% manifiesta hacer un análisis de pros y contras antes de tomar decisiones, 86% reconoce que prefiere actuar que hablar, 85% se caracterizan por lograr que las cosas sucedan y tener un espíritu emprendedor y 6 de cada diez se autodefinen como dinámicos y decididos.

45% de los jóvenes considera ser una persona que se caracteriza más por sus acciones, 28% por sus emociones y 27% por sus ideas; de ahí que cada vez más en las Universidades vemos proyectos que se materializan y se convierten en realidades creadas por estudiantes.

A pesar de que 60% de los jóvenes se percibe a sí mismo como líder y valoran el trabajo en equipo, encontramos que un porcentaje idéntico de jóvenes reconoce trabajar mejor solos que en equipo. En este sentido, el gran reto de quienes dirigen equipos de trabajo, radica en saber aprovechar el potencial y capacidades de cada uno de los miembros.

El estudio da evidencia de que entre los jóvenes tenemos la materia prima para consolidar proyectos emprendedores. Sin embargo, no todo es color de rosa.

Se perciben importantes áreas de oportunidad para canalizar ideas y concretarlas en proyectos. La primera tiene que ver con la falta de conocimiento sobre iniciativas e instituciones gubernamentales que apoyan al emprendedor (43% no conoce ninguno), y con la accesibilidad y apoyo legal y fiscal para emprender negocios en nuestro país.

Indiscutiblemente el acompañamiento y asesoría que las Universidades pueden aportar a los emprendedores a través de sus programas institucionales, son factores clave para el éxito de estos jóvenes que, decididamente, tienen un enorme espíritu emprendedor.

Comentarios