Compartir
Estrategias para evitar el quiebre de una empresa

La quiebra de una empresa puede ser causada por distintos factores, que pueden ir desde el ámbito interno hasta por cuestiones totalmente ajenas a la empresa.

Algunos ejemplos de cuestiones internas que pueden causar la quiebra de una empresa son que haya sido creada en un principio por las razones equivocadas, una mala gestión o la falta de presencia en línea.

Como factores externos podríamos ver cuestiones como proveedores fraudulentos, exceso de competencia o competencia desleal e incluso los desastres naturales.

Sin embargo, y a pesar de que existen cientos de factores en juego a la hora de la quiebra de una empresa, te recomendamos poner en práctica estas 3 estrategias básicas evitarlo a toda costa.

3 estratégias básicas para evitar la quiebra de una empresa

Estudiar a fondo al cliente

Uno de los principales errores que llevan a las empresas a decaer es la falta de investigación de su mercado, así como la determinación de un mercado meta. Esta planificación es importante, y una vez hecha es necesario hacer un análisis integral de la información recabada que permita crear estrategias para atraer y retener a los clientes deseados.

Mantenerse al día

Para muchos dueños de negocios, en especial aquellos con 50 años o más, les es difícil entender los cambios por los que pasa la sociedad y los mercados. Desde la necesidad de implementar estrategias digitales, complementar el negocio con cosas como podrían ser recargas y servicios, lo importante es mantenerse actualizado y al corriente en tendencias.

No temerle a la competencia

Para poder sobrevivir en el mercado actual se necesita ser temerario y vivir sin miedo a lo que la competencia pueda o no hacer. Confrontar a la competencia implementando estrategias de precio, producto o servicio es un buen comienzo. Ya sea jugando con los precios, dando servicios complementarios o garantías extendidas en los productos que se ofertan, es clave destacar de los demás. Esto finalmente favorecerá el lugar que ocupa la empresa o el negocio en la cabeza del consumidor, y será más probable convertirse en su primera opción.

Parecen consejos básicos, pero sin embargo muchos empresarios y emprendedores los escuchan cuando es demasiado tarde. No dejes pasar el tiempo, comienza hoy a tomar cartas en el asunto.

Comentarios