inseguridad

Una persona segura de sí misma logra obtener mejores oportunidades, la confianza en tus conocimientos y habilidades te brinda grandes ventajas como facilitarte la búsqueda de empleo, ayudarte a desarrollar una buena relación con tus compañeros de trabajo y darte la motivación necesaria para emprender tu propio negocio; por ello es indispensable que aprendas a proyectar mayor seguridad.

El primer paso para desarrollar tu seguridad es identificar tus fortalezas, aquellas habilidades que te hacen destacar frente a otros profesionistas, como el manejo de algún software, el dominio de un segundo idioma o tu capacidad para integrarte a equipos de alto rendimiento. Así mismo necesitas evaluar tus áreas de oportunidad, los ejercicios de introspección te permitirán reconocer tus debilidades como áreas de mejora y comenzar a trabajar para convertirlas en fortalezas.

Ahora bien, mediante acciones concretas como tomar cursos, asistir a talleres y aprovechar los recursos que ofrece el internet para reforzar tus conocimientos estarás dando un paso hacia adelante al construir tu perfil profesional.

Para proyectar mayor seguridad es importante que consideres algunos aspectos relacionados con tu imagen personal, entre los que se encuentran:

  • El saludo: la primera impresión es clave para establecer una buena relación con tus compañeros, el apretón de manos debe ser firme y no olvides mirar a la persona a los ojos.
  • Tono de voz: para destacar en el ámbito profesional es necesario ser escuchado, emplea un tono de voz adecuado para compartir tus ideas, ya que hablar demasiado bajo se asocia con la inseguridad y puede restarte credibilidad.
  • Mantén una buena postura: Sentarse de manera erguida proyecta seguridad, por el contrario, una postura encorvada denota falta de confianza. Por otra parte, al caminar es necesario que moderes el paso, moverte demasiado rápido puede ser indicio de estrés o desesperación.   
  • Mirada: cuando te dirijas a alguien, ya sea tu jefe o tus compañeros de equipo, es importante que lo mires a los ojos y evites mirar al suelo, el contacto visual demuestra interés por la persona.
  • Sonríe: la sonrisa es uno de los elementos más importantes de la comunicación no verbal, el sonreír proyecta seguridad, confianza y capacidad para socializar.
  • Cuida tu dicción: al momento de entablar una conversación es necesario que hables de forma pausada, esto permitirá que tus oyentes comprendan tu mensaje, además demostrarás que estás convencido de tus ideas.

Por último, la seguridad te ayudará a enfrentarte a los desafíos que se presenten en tu día a día,  una persona segura de sí misma puede superar el fracaso con mayor facilidad y guiar a su equipo en situaciones de incertidumbre. Al proyectar confianza a tus compañeros contribuyes a generar un buen ambiente de trabajo que estimula la comunicación y permite el trabajo colaborativo.

Comentarios