segundamano

El otro día estábamos navegando por internet buscando qué regalar este próximo 14 de febrero, cuando nos encontramos con algo tan emocionante que decidimos compartirlo con nuestros lectores. Todos alguna vez hemos comprado o vendido algo en este sitio web. No te hagas, sabemos bien que ahí vendiste ese regalo de Navidad que no te gustó y que también conseguiste tu primer Chevy a un super precio.

Desde 2001 el portal mexicano Segundamano ha constituido la opción más importante en anuncios clasificados de nuestro país, pero ¿sabías que nació como un periódico de anuncios en 1986 en el entonces Distrito Federal? Sin duda una empresa mexicana que ha sabido cómo adaptarse a los tiempos digitales del siglo XXI ¡Incluso nosotros conseguimos ahí unos calefactores para el frío en la oficina!

Si de un día para otro, los de Segundamano quisieran volver a imprimir sus anuncios en periódico, necesitarían ¡más de 3000 páginas! ¡Esto es casi lo mismo que los primeros 6 libros de la saga de Harry Potter! Y una parte de ello es gracias a su nuevo espacio para buscar empleo que cada día crece más y más. Sí, leíste bien. Ahora también puedes encontrar tu próxima chamba en Segundamano. Para que te hagas una idea de cuán grande es, justo en este momento tienen más de 12,000 ofertas de empleos en DF.

Y por si eso fuera poco, también tienen ofertas para tomar cursos de todo tipo, desde música, idiomas, matemáticas o español, hasta cursos completos de regularización para entrar a la UNAM. Lo único que tienes que hacer es entrar al portal como siempre lo has hecho o también puedes descargar la app de Segundamano desde la Play Store y pasar directo a la sección de Empleo y Educación en el menú principal.

Entonces, querido profesionista, si lo que necesitas es un nuevo escritorio para tu oficina, un curso de inglés para conseguir ese aumento que tanto deseas, un oso de peluche tamaño gigante para tu crush o simplemente tu próximo escalón en tu carrera profesional, ahora también puedes hacerlo con nuestros amigos de Segundamano.

Comentarios