tarjetas de crédito para universitarios

No, no estamos locos por pensar en agregarle deudas a un universitario que de por sí ya tiene problemas. Pero, a menos que hayas solicitado un préstamo universitario para pagar tus estudios, no tienes historial crediticio. Y muy seguramente cuando quieres comprar algo en línea le pides la tarjeta a papá o a mamá. Por ello, te vamos a explicar las ventajas de las tarjetas de crédito para universitarios y cuáles son las opciones en el mercado.

¿Transacción aprobada o declinada?

Ventajas de las tarjetas de crédito para universitarios

Una tarjeta de crédito es un gran poder y ello conlleva una gran responsabilidad, así como Spiderman. Siempre existe el riesgo de no pagar y que la deuda se eleve a niveles estratosféricos para que tu alma le pertenezca al banco. Por fortuna, este tipo de tarjetas están pensadas en beneficiar a los estudiantes universitarios y vienen con amplias ventajas como las siguientes:

  • Su límite de crédito ronda entre los $3000 y $5000 para que no te endeudes demasiado. Además los bancos saben que los universitarios no tienen mucho dinero en el bolsillo.
  • El único requisito para obtenerla es ser estudiante universitario menor de 25 años.
  • Es la llave para abrir otras puertas a créditos futuros, ya sean hipotecarios (para obtener una casa) o automotrices (para ese carro que tanto deseas).
  • Te ofrecen programas de recompensas.

Tarjeta BSmart-U de Citibamanex

Este es el único producto de crédito de Citibanamex dedicado a los universitarios. Se puede contratar desde cualquier sucursal o también por internet y el trámite tarda alrededor de un mes. Te brinda diferentes beneficios que van entre concursos para ganar entradas para el teatro o el cine, además de que participas en el programa de Puntos Premia por cada compra que realices.

Sin embargo, tenemos que ser muy claros con este producto. Su CAT es de más del 70%, lo que quiere decir que es un crédito costoso. Si la llegas a obtener, lo mejor será liquidar tu saldo cada mes y aprovechar los meses sin intereses.

Tarjeta Santander Free

El producto más caro de los que te vamos a presentar, en el sentido de que pide ingresos por $7,500, en razón de que su línea de crédito es mayor a los $10,000. Aunque no cobra cuota anual de por vida, mientras la uses por lo menos una vez al mes y de un punto por cada dólar que gastes (o su equivalente en moneda nacional).

Su CAT es de 48.2% lo cual lo hace un crédito mas o menos caro, una opción no muy recomendable para los adictos a las compras. Cuidado con el límite de crédito.

Tarjeta Santander-Aeroméxico Blanca

Si eres de lo que prefiere conocer el mundo antes que tener el ultimo iPhone, entonces esta podría ser la opción para ti. No te cobra comisión mientras la uses una vez al mes y si gastas alrededor de $5000 en los primeros tres meses desde su activación te bonifican 5000 puntos premier. De igual manera te dan un punto por cada dólar (o su equivalente en moneda nacional). Y si gastas $50,000 el primer año, te bonifican otros 5000 puntos premier.

Su CAT es prácticamente del 50%, es decir, mas o menos caro.

Tarjeta Santander Zero

Esta definitivamente es una gran opción si quieres iniciar un historial. Para obtenerla sólo necesitas una ‘super cuenta universitaria’ y mantener $1500 de saldo durante un mes, con ello comprobarás tus ingresos. Te van a pedir un comprobante de estudios y no cobra comisión mientras la uses una vez al mes. Su programa de recompensas te dará un punto por cada dólar (o su equivalente).

Lo mejor de todo es que su CAT es de sólo 10.8%, por lo cuál es un crédito barato.

¿Cuál de estos productos te convence más? Recuerda que lo más importante entre las tarjetas de crédito para estudiantes, es que no contrates alguna línea de crédito por encima de tu capacidad de pago, porque afectará tu historial crediticio y te podrían negar otros créditos en el futuro.

¿Ya tienes una tarjeta de crédito? Cuéntanos tu experiencia con ella en los comentarios.

Comentarios