ser músico

“Quiero ser músico” es lo que muchos Ocupados temen decir alguna vez en sus vidas.

El estigma sobre lo complicado que es incursionar en el mundo musical no tiene por qué ser cierto siempre. Muchas veces, no depende de la carrera si no de uno mismo. Por eso les dejo este texto con mucha inspiración por parte de Ocupados que han incursionado en el mundo musical y les ha ido bastante bien. Échenle un ojo y recuerden que más allá de una carrera o escuela, son las competencias.

De la boca de los pros

El Cha (@eltalcha) Fobia y Moderatto

¿Estudiar o no?

Le podría hablar a los que se quieren dedicar al rock. La ventaja es que estás armando algo con tus amigos. Lo primero que tienes es un grupo de amigos; se juntan, ensayan, hacen covers o rolas propias. No estás solo, lo puedes hacer desde antes y ver si tienes la vocación. No te quedes con las ganas de tener la banda y experimentar.  Háganlo y vayan viendo cómo se van sintiendo. A lo mejor se van por la producción o tocando la batería y terminan cantando. Puedes ir probando con el rock”.

No estudié música, 30 años después de que empecé a tocar estoy estudiando música. En algunas ocasiones me arrepiento y en otras no. Depende de qué tipo de música. El Rock and Roll tiene parte de inventar y hacer canciones, pero es diferente hablar de jazz o clásica”.

¿Qué le dirías a un Ocupado?

Como puede funcionar muy bien puede que no funcione nada. Siempre está el estigma, pero puedes ganar un dineral de regalías. Es probar y ver si tienes esa vocación de músico. Es una carrera de mucho aguante. No se queden con las ganas. El dicho de tienes que ser solo una cosa en la vida ya no aplica”.

Un video para que te inspires:

 Jerry Romo (@jerry_lee) Los Ateos y Father Saturnus

¿Estudiar o no?

No estudié música. En todos los años que he estado tocando con mis bandas y en otras partes de la república no he conocido a alguien que haya estudiado música y que esté en el ambiente under. Estudié comunicación. Empecé con la idea de estudiar música y me iba a ir a la universidad de Guanajuato pero me cayó el 20 y no me quería dedicar a música clásica y decidí estudiar eso y jugármela en una banda, conociendo gente”.

¿Qué le dirías a un Ocupado?

Conozco un par de productores mexicanos increíbles y nunca se pusieron la meta de formar parte de bandas. Ellos sabían que querían producir música. Hay gente que dice que hay músicos frustrados, yo creo que son personas frustradas que no toman las decisiones adecuadas”.

Te dejo algo de su música:

Alejandro Preisser (@Triciclocircus) Triciclo Circus Band

¿Estudiar o no?

Estudié guitarra clásica 3 años y composición de música 8 años (música de escuela o culta) en la escuela del INBA y la Escuela Nacional de música de la UNAM y en el CNA en la escuela superior de música“.

Me dedico 100 por ciento a la música. Hago videos, teatro, danza, cursos, producción. El abrir tu espectro hace que te guste todo y no puedes estar en todo. Bien podría ser un maestro de música y que me paguen al mes, pero no me puedo quedar atrás porque hago música para mí. Videos, Triciclo Circus, teatro… no puedo decir que ya me voy a sentar en algo en particular”.

¿Qué le dirías a un Ocupado?

Tienes que tener los pies sobre la tierra para saber qué estás haciendo bien y mal. Si quieres ser el wey más underground, házlo pero que sepas hacerlo; si quieres llegar a otros perfiles más comerciales, igual, pero debes estar seguro de qué quieres.  A veces son muy buenas las canciones comerciales porque son sencillas, pero lo más sencillo es lo más complejo”.

Una probadita

Algo como compositor

#SonLasCompetencias

La armonía entre matemáticas y música es casi perfecta. Hay muchos patrones en la música al igual que las matemáticas. “Es muy matemática o metafórica. Una partitura es casi 100 por ciento matemático. De Do a Re hay 2 notas de diferencia; de Do a Fa 4 notas de diferencia. Los ritmos son puras cosas matemáticas, redondas, blancas…”—Alejandro Preisser de Triciclo Circus Band. Inclusive desde niño, desarrollar habilidades musicales crea cambios en las cortezas motrices y auditivas.  O como lo resume mejor este artículo: la gente inteligente es buena en muchas cosas.

Un músico debe aprender sobre composición, improvisación, lectura de partituras, tener oído entrenado, tiempos, ritmos y técnicas para tocar. “La música te enseña a comprometerte y tener disciplina. Aprender un instrumento se lleva mucho tiempo”— El Cha.

Además, no solo te puedes dedicar a tocar, puedes producir, diseñar discos ser manager de una banda, dedicarte a ser promotor o al área de marketing. “Ve qué te gusta y qué no. Ya hay un campo ahora más explorado. Ya no es tan difícil hacer un disco, puedes hacerlo en tu casa, lo puedes distribuir, mezclar, grabar”—El Cha.

La música te da capacidad de liderazgo, aptitudes para hacer networking, aprender a negociar, estar en el mundo de ventas y de relaciones públicas. Si no eres bueno en ninguna de las últimas y te gusta solo tocar, te recomiendo que encuentres personas cercanas con estas aptitudes. Está comprobado que los estudiantes que tocan algún instrumento mejoran en habilidades como comunicación, vocabulario, razonamiento y atención.

Espero haberte inspirado y acuérdate que la repetición es la llave para conquistar cualquier aptitud.

Comentarios