¿Sabes lo que hace la Seguridad Social para ti? En teoría, la seguridad social es una red de programas gubernamentales destinados a prevenir que las personas caigan en pobreza como consecuencia de algún evento en sus vidas; por esta razón en México tengamos al IMSS, al ISSSTE y al ISSFAM. Y sí, tan solo mencionar al “Seguro Social” se nos viene a la mente tiempos de espera enormes, servicios deficientes, entre otros problemas. Por eso, a continuación queremos hablarte acerca de los sistemas de seguridad social en el mundo.

Bart Simpson recibiendo una vacuna.
La seguridad social en el mundo | Imagen: Giphy

¿Cómo se mide la seguridad social en el mundo?

El Informe Mundial sobre la Protección Social 2017-2019 es el resultado del esfuerzo que hace la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para medir el avance de la cobertura de seguridad social en el mundo, con miras a cumplir los Objetivos del Desarrollo Sostenible en 2030. Así pues, la OIT considera que la seguridad social se mide en 8 ramas principales: 

  1. Prestaciones de enfermedad.
  2. Prestaciones de desempleo.
  3. Prestaciones de vejez.
  4. Prestaciones en caso de accidente de trabajo o enfermedades profesionales.
  5. Prestaciones familiares.
  6. Prestaciones por maternidad
  7. Prestaciones de invalidez/discapacidad.
  8. Prestaciones de sobrevivencia.

Así también, existen dos formas de protección social; la primera de ellas es la contributiva, también llamada seguro social, en donde son trabajadores quienes aportan una pequeña cantidad de dinero para gozar de las prestaciones de protección social; por otro lado, existen los sistemas no contributivos que se sostienen con aportaciones gubernamentales derivados de los impuestos, que son más bien destinados a la población de los sectores más vulnerables.

¿Cómo vamos en México?

De acuerdo con el informe de la OIT, en nuestro país, al menos 50.3% de la población está cubierta con al menos una prestación de protección social, es decir, al menos la mitad de la población cuenta con algún tipo de protección social como puede ser una prestación por enfermedades o por desempleo. Sin embargo, cuando nos enfocamos en el sector de prestaciones familiares, es decir, niños que están protegidos gracias a algún familiar, sólo el 25% de los niños en México están cubiertos por la protección social, en otras palabras, sólo 1 de cada 4 niños en México tiene algún tipo de protección contra enfermedades.

Por otro lado, la Encuesta Nacional de Egresados 2018, del Centro Laureate de Opinión Pública, nos muestra que el 38% de los egresados en México no cuenta con las prestaciones de ley, de entre ellas, estar inscritos en el IMSS y gozar de las coberturas que éste proporciona.

En México, sólo 1 de cada 4 niños tiene protección contra enfermedades. Y el 38% de los egresados que trabajan, no están inscritos al seguro social. 

¿Cómo está la seguridad social en el mundo?

En nuestro propio continente, México se encuentra en los lugares más bajos de protección social al respecto de otros países; por ejemplo, en países como Chile o Costa Rica, casi el 70% de su población tiene una cobertura de protección social, y en Canadá, que es el líder en América, el 99.8% de su población tiene al menos una cobertura. 

Si nos comparamos con Asia y el Pacífico, México se encuentra rebasado por países como China, la República de Corea, Mongolia, Japón, Nueva Zelanda y Australia, que alcanza niveles desde el 60% de población con al menos una cobertura hasta el 80%.

Por otro lado, México también tiene rezagos en el gasto público dirigido al sistema de protección social pues, en comparación con otros países de la región, como Argentina, Brasil o Uruguay que destinan hasta un 10% de su PIB en la protección social, nuestro país apenas destina un 2% de su PIB. 

El paradigma de la protección social para el 2030

Uno de los retos que tienen los países del mundo para completar los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia 2030 es la cobertura de protección social para todas las personas, especialmente hablando en el seguro médico. Y la tendencia laboral pone el planteamiento sobre la mesa de cómo ofrecerle protección social a las personas que trabajan por su propia cuenta, es decir, los llamados freelancers o también los empleados que están bajo la economía Uber, choferes y repartidores de apps que, si bien reciben un sueldo, no tienen una protección social concretamente definida.

La Encuesta Nacional de Egresados tampoco hace diferencia entre los egresados que no tienen las prestaciones de ley, incluida la inscripción al seguro social, para saber si es porque trabajan por honorarios o simplemente no se les fue proporcionada por el empleador.

Hay mucho que hacer para darle a todas las personas las coberturas necesarias para evitar que caigan en la pobreza debido a una enfermedad o un accidente. 

No olvides consultar los resultados de la Encuesta Nacional de Egresados 2018. 

¿Tú qué piensas? 

Comentarios