orientación a resultados

En un mundo de negocios altamente competitivo y en constante evolución las organizaciones están en busca de profesionistas que cuenten con los conocimientos y habilidades necesarias para desarrollar su trabajo de forma efectiva en función de los objetivos corporativos; es por ello que una de las competencias más demandadas por los reclutadores es la orientación a resultados.

Poseer esta competencia te permitirá alcanzar las metas planteadas, superar las expectativas y  destacar en el ámbito profesional. Al hablar de orientación a resultados es importante que consideres tres elementos básicos:

  • Intensidad. Se relaciona con el capital humano y los recursos necesarios para llevar a cabo una tarea.
  • Autodirección. Es indispensable monitorear el grado de cumplimiento de los objetivos del equipo. Al evaluar su rendimiento, los líderes pueden establecer estrategias que garanticen el logro de los resultados.  
  • Persistencia. Los líderes deben asegurarse de que las tareas que han sido asignadas a los colaboradores tengan continuidad, de esta manera la organización podrá alcanzar sus objetivos a largo plazo.

La orientación a resultados puede aplicarse a diversas cuestiones tanto de tu vida personal como profesional, no se trata únicamente de lograr los resultados esperados, sino de superar los estándares establecidos.  Para que desarrolles esta competencia toma en cuenta lo siguiente:

  1. No basta con superar las expectativas una vez, debes trabajar constantemente para mantener la calidad de tu trabajo.
  2. No pierdas de vista el objetivo, rodéate de un buen equipo y continúa aprendiendo.
  3. No dejes tareas sin concluir, para ello, es indispensable que aprendas a establecer prioridades y a administrar tu tiempo adecuadamente para evitar las sobrecargas de trabajo.   

Por otra parte, la orientación a resultados es una competencia altamente demandada por las empresas, ya que un profesionista que demuestre poseer esta cualidad estará mejor preparado para afrontar situaciones de cambio. Entre sus aplicaciones a nivel organizacional podemos mencionar:

  • Ayuda a definir los objetivos. Los líderes pueden desarrollar el plan de acción y asignar las tareas en función de los resultados esperados.
  • Estimula la competitividad. La orientación a resultados fomenta la disciplina y constancia en el equipo, esto contribuye a incrementar la calidad del trabajo.
  • Permite el uso eficiente de recursos. Al evaluar la relación existente entre los recursos invertidos y el resultado obtenido, es posible tomar decisiones más objetivas.    

Para concluir, la orientación a resultados te permitirá sobresalir en el ámbito laboral al convertirte en un profesionista que agrega valor a la organización, lo que te ayudará a abrirte paso en tu trayectoria profesional. Fortalecer esta competencia, además de mantenerte en constante actualización te dará la posibilidad de encontrar mejores oportunidades de trabajo.

Comentarios