subempleo

El primer empleo es uno de los momentos mas esperados por los universitarios; pues, es cuando tantos años de estudio y esfuerzo pueden rendir sus primeros frutos. Sin embargo, en estos tiempos donde un título universitario no alcanza para llegar al éxito; de hecho, el primer empleo puede convertirse en una piedra en el zapato para el resto de la vida laboral. Si quieres saber por qué, sigue leyendo.

Estadísticas del primer empleo

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Egresados 2018, del Centro Laureate de Opinión Pública, para uno de cada dos egresados, fue difícil encontrar su primer empleo, y la principal razón es porque las empresas solicitan experiencia en sus vacantes. De la misma forma, existe una relación entre el sueldo que recibe un profesionista en su primer trabajo y el tiempo que le tomó emplearse. Es decir, a mayor tiempo transcurrido en conseguir empleo, el sueldo percibido por el egresado tiende a ser menor, por ejemplo, quienes tardaron más de un año recibieron un sueldo de $6,000 pesos en promedio, en contrate con los más de $7,500 pesos en promedio que recibieron los que encontraron su primer empleo en el primer mes. 

Así también, la dificultad para conseguir empleo entre los recién egresados ha aumentado con el pasar de los años, pasó de un 33% en 2012, hasta un 48.9% en 2017. En otras palabras, cada vez es más difícil encontrar el primer empleo.

El subempleo como resultado de la desesperación para trabajar

De acuerdo con el estudio “Underemployment Research on the Long-Term Impact on Careers” de Burning Glass Technologies, el subempleo está presente entre el 43% de los egresados universitarios; aunque esta situación se agrava hasta el 80% para el sector turístico y gastronómico. Ellos analizaron más de 4 millones de CV’s y los compararon con los empleos que obtuvieron los universitarios al momento de egresar y cinco años después, para comprobar si lograban encontrar trabajos de acuerdo a sus talentos y capacidades. 

Tomando en cuenta que el subempleo es trabajar en algo mucho menor a lo que se está calificadoel primer empleo es crucial para la vida profesional, pues un 87% de los que encuentran un empleo adecuado a sus talentos y capacidades, continua en esa situación cinco años después, es decir, tiene un buen empleo. Sin embargo, 2 de cada 3 subempleados no lograron mejorar su situación laboral cinco años después e incluso una década después de haber egresado de la universidad. 

Los egresados que se encuentran en el subempleo ganan un 27% menos que aquellos que se encuentran en un empleo adecuado para sus capacidades.

La necesidad de tener un ingreso

Especialmente en los países en vías de desarrollo como México, un gran sector de la población en situación vulnerable no puede permitirse estar desempleado, es decir, necesita tener un ingreso para sobrevivir. Por esa razón, optan por subemplearse, ya sea como transportistas de taxis o vendedores en el comercio informal. Para el caso de universitarios, la presión social y familiar al momento de egresar y obtener un trabajo, en conjunto con las posibles deudas que pudieran haber contraído con la propia educación universitaria. Sin embargo, optar por el subempleo puede marcar la carrera profesional de una manera negativa.

No te olvides de checar los resultados de la Encuesta Nacional de Egresados 2018.

Y tú, ¿Has estado en el subempleo? 

Comentarios