firmar hoja en blanco

Seguramente has escuchado acerca de las temidas ‘hojas en blanco’, o conoces a alguien a quien lo obligaron a firmar una en su trabajo e incluso, puede que incluso tú hayas sido víctima de esta extorsión; en cualquiera de los casos, si quieres saber qué puedes hacer si se te presenta algo así, sigue leyendo.

Firmar una hoja en blanco es firmar una renuncia | Imagen: Giphy

El 85% de las empresas en México tiene conductas tóxicas, y hacer firmar hojas en blanco a sus empleados es una de ellas. Firmar una hoja en blanco es como firmar una renuncia. Utilizan esa hoja con tu firma para luego imprimir encima una renuncia y, en el momento en que mejor les convenga, despedirte sin la liquidación respectiva. Las empresas que tienen alta rotación de personal son las que más ocupan este tipo de tácticas, aunque ninguna empresa grande o pequeña se salva de que los de RR.HH. realicen estas cosas. Las razones detrás de las ‘hojas en blanco’ son sencillas; en un primer punto, lo hacen para evitar pagar las indemnizaciones que corresponden por una liquidación; también, sirve como herramienta de chantaje para que los empleados ‘trabajen bien’ o si no los corren fácilmente; y, por último y aún más grave, también la pueden usar como amenaza, para retener al empleado y evitar que no se vayan o, incluso que no demanden, pues una hoja en blanco es posible transformarla en un pagaré o en una confesión de que cometió un delito dentro de la empresa.

¿Aceptar o no aceptar firmar una hoja en blanco?

Desafortunadamente, a veces la necesidad de trabajar obliga a algunos empleados a ser víctimas de este tipo de prácticas. Por lo que aceptar firmar un documento de este tipo depende, en gran medida, de la necesidad de tener el trabajo para subsistir. Sin embargo, la recomendación siempre será nunca firmar nada en blanco. Si se te presenta esta situación, deberías de preguntarte lo siguiente: ¿le firmarías una hoja en blanco a un desconocido? ¿Sabiendo que lo podría transformar en un pagaré o algo peor? Si no te queda de otra, lo que puedes hacer es plasmar tu firma en la hoja en blanco y, en medio de la misma añadir la fecha de ese día.

¿Qué pasa si ya firmé una hoja en blanco?

Si ya caíste en esta trampa, entonces debes saber que en cualquier momento te pueden correr y hasta amenazarte con denunciarte por robo si no firmar el finiquito. Pero, debes saber que no todo está perdido, actualmente existen técnicas periciales para determinar la fecha en que se firmó una hoja y si se le imprimió algún texto después. Para ello, siempre puedes acudir a la PROFEDET para recibir asesoría jurídica gratuita y ellos pueden llevar tu caso.

Una demanda laboral, especialmente una en donde se pone en duda la renuncia porque fue a través de una ‘hoja en blanco’ también es cara para el patrón, porque, involucra contratar a su propio perito y pagarlo. Por lo que es más probable que estén dispuestos a llegar a un arreglo.

Al final, es importante que sepas que firmar ‘una hoja en blanco’ no es una sentencia de muerte, pues hay formas de oponerse a estas situaciones.

¿Te han obligado a firmar una hoja en blanco? Deja tu respuesta en los comentarios. 

Comentarios