Las escuelas de derecho enseñan los conocimientos teóricos y la labor práctica se aprende litigando en tribunales. Cuando se es recién egresado, los nuevos abogados tienen varias opciones para seguir su camino: incorporarse a sector público en alguna dependencia del gobierno, entrar a trabajar a alguna empresa en el departamento legal, continuar con sus estudios de maestría, y a más utilizada por todas, incorporarse a un despacho de abogados. Sin embargo, la competencia es muy dura y los mejores clientes son difíciles de conseguir, para eso existe el marketing para abogados, algo con lo que no todos están de acuerdo, pero nosotros te contamos su importancia.

Uno de nuestros abogados favoritos de la Ley y el Orden | Imagen: Giphy

El marketing para abogados: la opción para darse a conocer

Algunos abogados, especialmente los chapados “a la antigua” dirán que el marketing para abogados es una pérdida de tiempo y que sólo se es necesario buenos contactos y un buen trabajo para que los clientes lleguen. No pueden estar más equivocados. De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), de todos los profesionistas en México, 8.7% son abogados, se imparte en más de 1500 universidades en México y cerca de 334,000 alumnos la estudian actualmente. Es la tercera carrera más numerosa en el país. Hay tantos abogados, que la competencia ya no es tan sencilla como lo era antes, especialmente para las generaciones recién egresadas en los últimos años. Poner un despacho y un letrero en la ventana de “Abogados y Asociados” no es suficiente para conseguir clientes, de ahí en fuera, lo útil que resulta el marketing para abogados.

¿Cómo funciona el marketing para abogados?

Los abogados con un despacho deben comenzar a pensar como empresarios y no como abogados.

Como todo marketing, crear una imagen para que lleguen los clientes no es sencillo y en el ámbito legal tampoco lo es. ¿Cómo competir con aquellos despachos que ya llevan varios años en el mercado? ¿Cómo convencer a los clientes de que eres mejor servicio que los demás? No todo se encuentra en ganar o perder un asunto, la clave está también en darse a conocer. Para ello será indispensable hacer varias cosas: 

Networking

Una red de contactos a veces puede quedarse corto en la visión de un abogado, pues no son sólo políticos y funcionarios públicos los que son importantes; por el contrario, hay que dirigirse a donde se encuentran los clientes: empresarios, grandes y pequeños; eventos notariales; ONG’s, extranjeros, todo dependiendo del mercado al que se quiera impactar y en donde esté el negocio para el despacho.

Sitio Web

Cuando alguien tiene un problema legal, hace lo mismo que como si estuviera enfermo: busca los síntomas en google, cual médico con inteligencia artificial. Así pues, el sitio web no es solamente la cara del despacho en medio del mundo del internet, si no que tiene que estar acompañado de un posicionamiento SEO y de un blog que explique problemas jurídicos relacionados con los clientes que se quieren conseguir, de una forma clara y sencilla, sin lenguaje técnico. Así, cuando alguien busque algo en Google, se asegure de ser los primeros sitios en aparecer.

Redes Sociales

Las redes sociales son otro de los canales de comunicación eficaces que existen para atraer clientes. En el mundo de los abogados, no necesariamente deben de ocuparse para promocionar los servicios del abogado, si no que deben de aportar un valor a los seguidores en la red social. Combinar algo que para muchos puede ser tedioso, como la abogacía, para que sea entretenido, utilizando videos, imágenes, memes, historias y demás, no siempre es sencillo y, de hecho, necesita mucha creatividad.

Logotipo, imagen y branding

Aquí será necesario contratar los servicios de un diseñador para crear una imagen corporativa adecuada para el despacho, junto con un logotipo. Esto no sólo servirá para el sitio web o para las redes sociales, si no que también para las tarjetas de presentación.

Lista de distribución

Mantener una base de datos de clientes actualizada es clave, pero construirla a veces no es tan sencillo. Una manera efectiva de mantener contacto con los clientes y potenciales clientes es a través del email marketing; es decir, contactando a los clientes a través de correos electrónicos con historias interesantes que hagan que sí los abran: a esto se le llama storytelling. Un abogado puede contar muchas cosas para mantener interesados a sus clientes acerca del mundo jurídico, de los casos más difíciles que ha tenido e incluso con los cambios y reformas que suceden todos los meses y que podrían afectar directamente a los clientes.

¿Cómo ves? ¿Crees que un abogado debe de utilizar el marketing o no? Déjanos tu respuesta en los comentarios. 

Comentarios