manual para emprender

Emprender no es una moda, de hecho, en la historia de la humanidad, poner un negocio siempre ha sido opción para ganarse la vida honradamente; pero, no ha sido hasta nuestros días en que se le ha prestado más atención y existen grandes facilidades para poner un negocio. Así que si alguna vez te has preguntado qué es lo que debes hacer para poner tu propio negocio, aquí queremos ayudarte con un pequeño manual para emprender.

Bart descubre el emprendimiento.

Desarrolla tu idea de negocio

Si estás listo para decir sí a emprender, entonces quiere decir que tienes una idea de negocio ¿No es así? Puede parecer muy sencillo, pero tiene su grado de complejidad. Lo primero que tienes que hacer es identificar algún problema en tu comunidad y encontrar la manera de cómo resolverlo, es decir, tu propuesta de valor. Identifica también a tus competidores potenciales e incluso imagina cuánto dinero necesitarías para poner tu negocio a operar.

Elabora tu plan de negocio

Básicamente pon tu idea de negocio en papel, pero también define los objetivos a corto, mediano y largo plazo, además de la estrategia para llegar a ellos. También deberías de hacer un análisis FODA de tu negocio (Fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas), así como determinar de manera concreta los costos de operación.

Consigue financiamiento

Hay varias formas de encontrar la manera de hacerte de recursos para tu negocio:

  1. Ahorros personales o préstamos de familiares y/o amigos.
  2. Un crédito del INADEM (te sugerimos que si quieres conseguir financiamiento del Instituto Nacional del Emprendedor, busques la ayuda de una incubadora para garantizar que pasarás la evaluación).
  3. Una campaña de crowdfunding. 
  4. Un préstamo bancario (aunque los bancos casi no le prestan a los jóvenes que no tienen historial crediticio).

Constituye tu empresa

Hay dos formas en las que puedes comenzar a operar tu negocio, la primera es mantenerte como persona física con actividad empresarial (es decir, que te vuelvas un patrón como persona física) y la otra es que constituyas una persona moral a través de una sociedad.

Existen diferentes tipos de sociedades mercantiles que están pensadas para diferentes propósitos; pero las más común es la Sociedad Anónima. Sin embargo, para crear una sociedad anónima vas a necesitar dos o más socios y acudir con un notario quién los ayudará a redactar los estatutos y hacer la inscripción en el Registro Público de Comercio; aunque, no olvides que los notarios cobran por sus servicios. Si no deseas que te cobren y no planeas ganar más de 5 millones de pesos anualmente, quizá te interese nuestro artículo sobre cómo crear una Sociedad por Acciones Simplificada totalmente gratis.

¡No te olvides de pagar tus impuestos a tiempo!

Cuida el branding

Con todo lo anterior, seguramente estarás pensando en abrir cuentas en redes sociales para dar a conocer tu marca, lo cuál es correcto; sin embargo, el branding será la carta de presentación de tu empresa, por lo que querrás siempre dar una buena impresión al cliente. Por ello, te sugerimos no escatimar en gastos en ésta sección y contrates a un diseñador gráfico que te pueda ayudar con la identidad de tu empresa. 

Por otro lado, también es buena idea que pienses en tener tu propio sitio web con tu propio dominio y servicio de hosting. Actualmente existen muchos servicios con los cuáles puedes crear tu sitio web fácil y rápido; con cuotas accesibles para el servicio de hosting. Lo mejor de todo esto, es que podrás tener acceso a cuentas de correo con la dirección de tu dominio, es decir, que en vez de aparecer al final con un ‘@hotmail.com‘ será ‘@eldominiodetusitio.com‘; esto no sólo mejora tu imagen, sino que le da más confianza a los clientes.

No hay una receta única para emprender, pero quizá con este manual te sean un poco más claros los pasos que tienes qué seguir para concretar tu negocio.

¡Te deseamos mucho éxito!

Comentarios