Cuando comenzamos a trabajar, lo primero que pensamos es en ahorrar (o sacar un crédito) para comprar un auto, y ya sea nuevo o usado, por ley todos deben de tener un seguro, por lo menos de responsabilidad civil; sin embargo, hay algunos detalles que tienes que saber sobre tu póliza de seguros y acá en Profesionistas te diremos cuáles son, para que no te agarren en curva.

Ojalá hubiera un seguro para los lunes…

¿En qué consiste el seguro por responsabilidad civil?

Es un seguro que cubre los daños que tu le causes a otras personas en un accidente automovilístico. Es muy importante que sepas que este seguro no cubre la reparación de tu vehículo o la asistencia médica de sus ocupantes. Este tipo de seguro es la cobertura mínima que debe de tener un auto por ley y aunque podría parecer un poco excesivo que se le exija al dueño del vehículo que contrate un seguro, en realidad es para proteger su patrimonio y el de su familia.

¿En qué consiste el seguro de cobertura amplia?

Aquí hay que tener mucho cuidado al momento de contratar un seguro de cobertura amplia y entender lo que trae ello. Muchas veces, el agente que nos vende el seguro omite aclarar las letras pequeñas, o incluso cuando compramos un vehículo en la agencia e incluye uno o dos años de seguro gratis, también omiten explicarnos que cubre y que no cubre este seguro.

Una cobertura amplia normal incluye el seguro de responsabilidad civil, más el seguro de cristales, más la asistencia médica, más el servicio de grúa (puede ser ilimitado o tener cierto límite), además del servicio de paso de corriente, cambio de llantas o envío de gasolina. Sin embargo, normalmente será necesario contratar, de forma adicional, una cobertura para proteger contra el robo de autopartes, como los espejos retrovisores o la batería; una cobertura para proteger los rines y llantas; y una adicional para el caso de inundación, además de asesoría legal. 

La mejor manera de comprobar cuáles son las coberturas de tu póliza es llamando al número de Atención a Clientes de tu aseguradora.

Si ya venció mi seguro ¿Todavía me pueden ayudar en caso de accidente?

La mayor parte de los seguros tienen unas cuántas semanas después de la fecha de vencimiento, es decir, cuando se supone tendrías que haber renovado, que se llaman período de gracia. En este período, es posible que te puedan brindar la atención, tanto de enviarte un ajustador, como de darte cobertura para vidrios, por robo y demás, porque estadísticamente, hay más probabilidades de renovar el seguro de auto después de haberlo necesitado.

¿Qué pasa si no cuento con un seguro?

Si tienes un accidente y no tienes seguro, además de la multa que vas a tener que pagar, puedes caer hasta en el Ministerio Público por los delitos de lesiones y daño en propiedad privada que puedes ocasionarle a las otras personas involucradas en el percance, pues, si no pagas por los daños en ese momento y no tienes un seguro que cubra ese accidente, la policía deberá detenerte y presentarte ante un juez de control, para que abran un proceso en tu contra. Si, suena drástico, pero estamos seguros que no quieres tener un accidente y no tener seguro. Además, también debes de comprobar que el seguro de responsabilidad civil o cobertura amplia que tienes contratado, cubre los accidentes sucedidos cuando no eres tu quien conduce el auto, pues hay algunas pólizas que quedan inválidas si la persona que no conducía el vehículo no llevaba licencia para conducir o no era el titular del seguro y dueño del auto.

Comprueba que tengas un seguro y conduce con cuidado.

Comentarios