fiesta de graduación

La graduación es uno de los momentos más satisfactorios en la vida de una persona. Es la culminación de un trayecto lleno de esfuerzo, sudor, lágrimas, estrés y muchas noches de desvelo. Un momento de fiesta y celebración en el que no importa el futuro o el pasado, sino beber y bailar hasta no poder más. Pero cada año, los sueños no se cumplen para todos los estudiantes, pues unos cuantos se quedan sin fiesta, sin cena, sin baile y sin nada por fraude. Si no quieres que te suceda a ti, checa estos consejos que te damos para evitar fraudes en tu graduación.

Un momento anhelado para los graduados

Los meses de junio y julio son los preferidos para realizar fiestas y viajes de graduación, e incluso se van pagando con hasta un año de anticipación. Los costos pueden variar si se escoge fiesta o viaje, y muchas veces al comprar determinada cantidad de lugares para la fiesta se otorga el viaje al graduado totalmente gratis. Todo es ilusiones y espera ansiosa hasta que, casi como por una mala broma del destino, no hay ni fiesta, ni viaje, ni tampoco el dinero se devuelve.

En países como España, Argentina o Ecuador, existen legislaciones al respecto de lo que se llama ‘turismo estudiantil‘ que se refieren tanto a las fiestas como a los viajes de graduación, pero en México carecemos de leyes especificas para proteger a los recién graduados y a sus familias, por eso aquí te damos algunas recomendaciones que puedes tomar antes de dar el ‘apartado’ de tu fiesta de graduación.

  • Desconfía siempre: a veces incluso son los propios compañeros de generación quienes realizan ‘comités de graduación’ y en convenio con empresas de banquetes y agencia de viajes promocionan los eventos de graduación. Sin embargo, ellos no son los directores de las empresas con quienes trabajan y por más buenas intenciones que tengan al final puede salir todo resulte mal. Así que desconfía siempre, no importa si son tus amigos los que pretenden darte garantía.
  • Comprueba la reputación: siempre es más confiable firmar un contrato con una empresa organizadora que con una persona física, pero también puedes comprobar si dicha empresa tiene alguna queja o denuncia ante la PROFECO a través del Buró Comercial, sólo recuerda que las empresas estafadoras siempre andan cambiando de nombre. 
  • Comprueba tus recibos y el contrato: lo ideal es que por cada graduado se firme un contrato en donde queden estipulados el RFC de la empresa que ofrece los servicios, dirección y especialmente las cosas por las cuáles se está pagando y cuánto se está pagando: fiesta, viaje, fotografías, etc… Si no hay un contrato desconfía. De igual forma si los recibos no son expedidos a nombre de la empresa, no tires tu dinero. 
  • Asegúrate de tener garantías y seguros: los contratos son específicamente para que cada graduado tengan obligaciones, pero también derechos y garantías. Sin contrato y sin recibos no tienes cómo defenderte como consumidor ante el incumplimiento por parte de la empresa. Además, si también decidiste por la opción del viaje, asegúrate que se incluya un seguro por accidentes o emergencias. 

Después de que te hayas asegurado que la empresa cumpla con todo lo anterior, entonces lo único que resta es firmar el contrato y hacer los pagos. De lo contrario corres el riesgo de ser víctima de fraude en tu fiesta de graduación.

¿Tuviste o conoces a alguien que tuvo una mala experiencia con los organizadores de su fiesta de graduación? Cuéntanos en los comentarios cómo fue y cómo se resolvió. 

 

Comentarios