emprendedor o empleado

Decidir ser emprendedor o empleado es el dilema que enfrentan muchos jóvenes sobre todo al concluir con sus estudios. Ambos son esquemas de trabajo que representan una serie de ventajas y desventajas, la elección depende de tus objetivos e intereses profesionales, si estás pensando en iniciar tu propio negocio o integrarte a una compañía es importante que identifiques las diferencias y similitudes que existen entre ambas opciones para que sepas cuál se adapta a tus intereses, sin embargo para ambas opciones el comienzo es muy similar:

    • La formación profesional. En ambos casos la preparación es sumamente importante, además de una carrera, la experiencia y las relaciones profesionales que aportan valor al crecimiento personal y laboral. La capacidad de liderazgo, habilidades de comunicación y la capacidad para la toma de decisiones son competencias que todo profesional debe poseer sin importar qué rol desempeñe.
    • Actitud ante el fracaso. Enfrentarse al fracaso será parte de la vida de todo profesionista, la clave está en tomarlo de forma positiva, la retroalimentación que ofrecen las situaciones adversas se pueden convertir en detonadores de grandes ideas.
    • Solución de problemas. Ambas opciones requieren iniciativa para encontrar soluciones efectivas a los problemas de su ámbito profesional, un emprendedor encuentra soluciones a las necesidades de su entorno mientras que un colaborador propone alternativas a las necesidades de la organización.
    • Capacidad de organización. La administración del tiempo es fundamental para los dos casos, es importante que aprendas a simplificar, delegar y automatizar ciertas tareas, esto te permitirá aprovechar mejor tu tiempo.
    • Manejo de tus finanzas personales. Sin importar si se trata de un emprendedor o un colaborador, desarrollar el hábito de ahorrar es esencial para avanzar hacia tus metas financieras.
    • Relaciones profesionales. Trabajar en tu red de contactos es de suma importancia en tu crecimiento profesional, para un emprendedor los contactos se convierten en una red de apoyo que impulsa el desarrollo de su negocio. Por otro lado, fomentar buenas relaciones laborales dentro de la organización ayuda a los colaboradores a mejorar el ambiente de trabajo y formar equipos más eficientes.
    • Visión. Tanto empleados como empresarios necesitan tener visión a futuro, para ello, es importante que definas tus prioridades y establezcas una planeación adecuada de las acciones a seguir para lograr tus objetivos; ya sea iniciar un negocio u obtener un ascenso, es necesario que definas el curso de acción que te llevará a cumplir tus metas.

El siguiente paso es identificar los beneficios de cada uno de estos esquemas de trabajo, considera tus necesidades tanto personales como profesionales y evalúa cuál de estas dos alternativas se adapta a tu estilo de vida. A continuación, te presentamos algunas ventajas de cada perfil:

Ventajas de ser empleado:

  • Cuentas con un sueldo establecido. Esta característica brinda cierta seguridad económica a los colaboradores que ven retribuido su trabajo cada cierto tiempo.
  • Oportunidades de crecimiento dentro de la empresa. Además del sueldo, la posibilidad de ascender dentro de la misma compañía resulta atractiva para muchas personas, a su vez, ocupar un mejor puesto va de la mano con mayores responsabilidades.
  • Te desempeñas en tu área de interés. Adquieres experiencia y conocimientos en un área específica, lo que te ayudará a impulsar tu carrera profesional dentro y fuera de la empresa.

Ventajas de ser emprendedor.

  • Generas ingresos.  A diferencia del empleado, tus ingresos no están determinados por un contrato, estos dependen de la capacidad de tu negocio para generar ganancias.
  • Mayor flexibilidad de horario. Este esquema de trabajo te permite administrar tu tiempo de acuerdo a tus prioridades y carga de trabajo.
  • Trabajas en lo que te gusta. Cuando la idea de negocio está relacionada con tus intereses, tu nivel de satisfacción aumenta y se genera una sensación de felicidad que repercute en tu bienestar.

Ahora que ya sabes los beneficios de ser emprendedor o empleado y además que para los dos casos las bases son las mismas, te toca decidir ¿empleado o emprendedor? ¡Cuéntanos!

Comentarios