employee employer branding

Quizá ya habías escuchado alguna vez, pero también es muy fácil confundir ambos términos. Suenan igual y casi se escriben de forma idéntica, pero son polos opuestos. Uno se enfoca en el ambiente mientras que otro en las personas ¿Aún no adivinas cuál es cuál? Tranquilo, también nos costó un poco de trabajo al principio. No te preocupes, aquí en Profesionistas te explicamos la: Diferencia entre Employee y Employer Branding.

Employer branding o ‘cómo hacer sentir felices a tus empleados’

Una traducción sería desarrollo de la marca como empleador. ¿Alguna vez has escuchado que las mejores empresas tienen las mejores instalaciones? ¿Has visto esas fotos de las oficinas de Google o Volaris donde tienen futbolitos y muchos adornos? Pues eso es sólo una parte de este concepto. En pocas palabras son las acciones de una empresa para crear una reputación. Crear una imagen hacia las personas de afuera sobre cómo es trabajar aquí. Esto no sólo tiene el fin de atraer a los empleados, sino a los mejores perfiles que quieran trabajar en el mejor lugar. Lograr tal imagen no sólo requiere de espacios bonitos y abiertos, sino de políticas inclusivas; algo que está muy ligado con la experiencia del empleado. De eso ya habíamos hablado antes y te dejamos el artículo aquí.

Employee branding o ‘cómo hacer que tus empleados se muestren felices’

Actualmente las empresas construyen su reputación a través de redes sociales y de boca en boca. Y prácticamente, cualquier empleado fuera de la oficina es un embajador de la marca. Entonces, las acciones de los empleados offline y online contribuyen positiva o negativamente a la imagen de la empresa. Entonces, el employee branding busca que los empleados alineen su comportamiento y punto de vista con el de la empresa, con sus valores y objetivos. Al final, los empleados son una mejor referencia sobre la calidad de una marca que la opinión de los ejecutivos, directores o informes.

Los empleados pueden participar a mejorar la imagen de la empresa al compartir en sus redes sociales los post de la cuenta oficial. Participar en los eventos como maratones o recaudaciones de fondos y subir las fotos a redes sociales con las hashtags. En el internet, todos son libres de decir lo que quieran, pero las empresas deben de tener guías de redes sociales para los empleados. Aquí está el ejemplo de Intel. Además, escuchar la voz de los empleados y generar contenido fácil de compartir es pieza clave. Por ejemplo, alguien que le da orgullo decir que trabaja en Netflix es resultado de un buen employee branding. 

Vamos ¿A quién no le gustaría trabajar en Netflix? ¿Imaginas cómo se desarrollan tus series favoritas?

Construir la reputación de una marca a través del employee y employer branding incide directamente en la competitividad de una empresa. Saberlo también incide directamente en nuestras vida de profesionistas pues, el personal branding es lo que expresamos como candidatos o emprendedores a nuestros empleadores y clientes potenciales. Cuando nuestros propios valores se complementan con los valores de las empresas, es cuando se forma una sinergia inigualable para hacer de la vida laboral algo súper productivo y constructivo.

¿Y tú? ¿Te sientes orgulloso de trabajar en dónde estás? ¿Tienen futbolito en la oficina? Cuéntanos en los comentarios.

Comentarios