Infonavit

Uno de los sueños y propósitos de cualquier profesionista es comprar una casa o un departamento. Y para aquellos que son empleados de malvadas corporaciones, la ley les concede el derecho a tener un crédito del INFONAVIT. Y por lo regular, nadie lee las letras pequeñas en el momento de obtener su crédito. Así que, el equipo de Profesionistas se dio a la tarea de preguntarle a un experto, quien decidió mantener anónima su identidad, sobre las cosas que debes de saber antes de contratar un crédito.

Un crédito anticipado

Para obtener un crédito, debes de tener 118 puntos de calificación. Esto se calcula a través de tu salario, tu edad, el tiempo que tengas en tu empleo y si tienes algo ahorrado en tu Subcuenta de Vivienda. Pero si te urge sacar tu crédito, hay una forma que se llama Crédito Anticipado, en donde, junto a BANSEFI, te proponen un esquema de ahorro voluntario y en poco tiempo obtienes tu crédito sin necesidad de esperar hasta tener los puntos necesarios.

Es difícil si te vuelves freelance

Si trabajas para una empresa y pierdes tu empleo o decides volverte freelancer, entonces tendrás que estar pendiente sobre tu nueva cantidad de pago. Si tu crédito lo tienes en UMA’s o en Salarios Mínimos, cada año aumentan y con ello, el monto de pago se ajusta a esta variación y se le informa al patrón, quien hace el ajuste correspondiente de manera automática en los recibos de nómina. Pero los que se quedan sin empleo o son freelance no tienen alguien que les avise, por tanto, en Enero de todos los años tendrás que marcar al INFONATEL para que te digan cuál es tu nueva mensualidad. De lo contrario, tus pagos se registrarán como incompletos y caerás en mora.

¡Cuidado al cambiar de empleo!

Son tiempos difíciles, en especial para los millennials. El concepto de estabilidad laboral está tan devaluado que muchos duermen con la incertidumbre de si aún se tendrá empleo al día siguiente. Por ello, si cambias de empleo en donde tu salario sea menor que el anterior y tienes un crédito INFONAVIT, considera que el monto de las mensualidades no se ajusta a tu nuevo ingreso. En vez de utilizar el 25% de tu salario para pagar tu casa, podrías terminar usando el 40% o 50%.

Límites de los seguros

Actualmente, todos los créditos cuentan con un seguro de daños y una cobertura por fallecimiento, pero sólo si estás al corriente en tus pagos. En el peor de los casos, imagina que te atrasas con algunas mensualidades y sucede un terremoto, incendio o inundación. Bueno, ahí no podrán ayudarte.

¡No reestructures!

Al tener dificultad para cubrir las mensualidades mes con mes, existe la posibilidad de reestructurar tu crédito para que los pagos sean menores. La consecuencia negativa es que los intereses se elevan demasiado incluso el monto total a pagar podría ser igual o mayor al primer día de tu crédito. Que la reestructura sea tu último recurso.

¡El INFONAVIT no construye casas!

Desde hace varias décadas, ellos no se dedican a construir casas. Sólo dan crédito hipotecarios. Y si alguien te dice lo contrario, te está mintiendo. Lo que si te puede dar, es un crédito para que construyas tu casa en un terreno que ya poseas.

¿Cómo ves? Un crédito con el INFONAVIT puede ser una gran ayuda, pero viene con sus riesgos. No tomes decisiones a la ligera y úsalo para mejorar tu calidad de vida.

Comentarios