credito para estudiar universidad

Cada año, decenas de miles de jóvenes no logran obtener los aciertos necesarios para entrar a alguna de las universidades públicas de nuestro país. Para aquellos con las posibilidades económicas, pagar una universidad privada no es una idea difícil, pero para los que no tienen, las opciones se reducen drásticamente. Quizá pienses que el crédito para estudiar es cosa de los EE.UU. pero aquí te vamos a decir todo lo que necesitas saber sobre esta forma de costear la universidad y al final decidas si te conviene un crédito para estudiar.

Pero necesito ese dinero para pagar la escuela 🙁

¿En qué consisten?

Como cualquier tipo de crédito, la idea es solicitar ante un banco u otra institución autorizada para ello, el dinero para cubrir todo o una parte del costo de la matrícula de la carrera, para pagarlo entre 10 o 15 años en el futuro.

Las opciones en nuestro país los tipos de créditos que se ofrecen son los siguientes:

  • Créditos Bancarios.
  • Créditos no bancarios (emitidos por una Sofol o una Sofom).
  • Créditos de institutos educativos (cuando la misma universidad ofrece un crédito para estudiar).
  • Crédito gubernamental (De NAFIN).

¿Qué ventajas ofrecen estos créditos?

El costo de una carrera en alguna universidad privada es una inversión considerable. Por ejemplo, la carrera de Derecho en promedio puede llegar a costas más de $437,000, mientras que la carrera de Medicina asciende casi hasta el millón de pesos. La ventaja de un crédito es que es posible combinarlo con becas que las mismas instituciones educativas ofrecen y así aminorar el monto del crédito a solicitar. De la misma manera, algunos tienen la opción de incluir financiamiento para estudiar en el extranjero.

¿Qué desventajas tienen?

Consideramos que existen dos desventajas al respecto de los créditos estudiantiles:

  1. Pocas personas saben que existen este tipo de créditos, por tanto la oferta no es tan amplia como los crédito hipotecarios o automotrices.
  2. Los sueldos y la inserción en el mercado laboral de los recién egresados podría no ser la más adecuada para pagar satisfactoriamente un crédito estudiantil.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Egresados , sólo 1 de cada 100 encuestados pidió un préstamo para financiar sus estudios

Si estás interesado en un crédito para cursar tus estudios universitarios, acércate a la oficina de admisiones de tu universidad o al banco de tu preferencia. Y recuerda consultar los resultados de la Encuesta Nacional de Egresados del Centro Laureate de Opinión Pública y si ya egresaste de la universidad no olvides contestar la Encuesta de este año porque podrías ganar alguno de los premios que hay para ti.

¿Tú considerarías un crédito estudiantil para estudiar una carrera? 

Comentarios