franquicia

Emprender y volverte tu propio jefe es uno de los sueños que muchos jóvenes, y no tan jóvenes, tienen. Sin embargo, tener una idea de negocio que sea válida y suficientemente poderosa para sobresalir de entre todo lo demás, puede resultar demasiado abrumador para algunos; pero, eso no es impedimento para que se pueda emprender y nosotros queremos decirte todo lo que necesitas saber para emprender con una franquicia.

Imagen en movimiento, pingüino con sombrero y maletín.
¿Cómo emprender con una franquicia? | Fuente: Giphy

Lo primero que tienes que tener en cuenta

Una franquicia es un modelo de inversión en el cual se pueden adquirir los derechos de operación de un modelo de negocio establecido; pero, eso no quiere decir que sea un negocio que se puede atender sólo y genera rendimientos sin necesidad de ponerle atención. Por el contrario, aunque su modelo de negocio haya sido probado con éxito anteriormente, no está exento de padecer riesgos de los que todo negocio puede ser víctima, tales como la ubicación o la competencia geográfica. 

Por otro lado, existen franquicias de todo tipo de giro industrial y con gran variedad de precios que pueden ir desde algunos miles, hasta más de dos millones de pesos mexicanos.

¿Qué franquicias están disponibles?

Si te interesa emprender con una franquicia pero lo único que se te viene a la mente es un restaurante de comida rápida, tómate las cosas con un poco más de calma y descubre todas las opciones que tienes a la mano para abrir tu negocio. En internet existen varios catálogos de los que puedes ayudarte, pero uno de los más informativos se puede encontrar en la página de la Asociación Mexicana de Franquicias, en donde podrás encontrar todo tipo de giro y precios.

¿Cuánto cuesta poner una franquicia?

Para los dueños de un modelo de negocio, convertirse en franquicia es una manera de expandir su pequeño emporio, especialmente con el precio por los derechos de uso y el porcentaje de regalías derivado de las ventas. Así pues, una franquicia requiere una inversión económica considerable en función de su propia naturaleza.

Una de las franquicias más baratas es la de “Agua Inmaculada” que requiere de una inversión total de tan sólo 50 mil pesos, o también la de “Churrellenos” que requiere de unos 150 mil pesos para su operación. Por otro lado, también hay franquicias cuyo costo de inversión asciende a más del millón de pesos, como en el caso de “Pastes Kiko’s”, con un costo de $1,550,000; “Sushi-Itto” con $3,700,000 pesos; e incluso “El Fogoncito” cuyo valor requiere desembolsar unos $7,875,000 pesos.

Algunas franquicias son altamente costosas; por ejemplo, Burger King que cuesta $2,500,000.

¿Cómo se reparten las ganancias en una franquicia? 

Después de los costos de operación; es decir, los insumos, las nóminas e incluso la renta del espacio, también hay que tomar en cuenta el monto de las regalías que hay que pagarle al franquiciante sobre el total de la venta neta mensualmente. El monto de estas regalías es variado, dependiendo del contrato que se haya firmado; pero, por lo regular es de 5%.

¿Cómo obtengo un crédito para una franquicia?

Si para obtener el dinero para emprender es difícil, el dinero para una franquicia resulta un poco más complejo; especialmente porque, tanto la banca tradicional, como los programas gubernamentales, requieren que el emprendedor posea, al menos, el 50% del costo total de la franquicia. Así pues, por un lado se encuentra la Secretaría de Economía y el Instituto Nacional del Emprendedor, que ofrecen créditos para adquirir una franquicia, a través del Programa Nacional de Franquicias y el Crédito Joven. También, la banca tradicional, a través de SOFOLES y SOFOMES, ofrecen créditos donde aportan desde el 20% hasta el 50% del dinero necesario para emprender bajo este esquema. 

Recuerda que si quieres emprender, una franquicia también es opción con una garantía de éxito adicional. 

Comentarios