cloud computing

Seguro ya sabes qué es la nube. E incluso si no lo sabes, puede que utilices un servicio de cloud computing sin que te des cuenta. Si tienes un iPhone o iPad, ya tienes iCloud; y si eres usuario de android o posees una cuenta de Gmail, tienes varios GB disponibles de Drive y también tus fotos pueden ser respaldadas con Google Photos. También puede que estés utilizando Dropbox o Mega, o algún otro servicio de almacenamiento en la nube; ¿y adivina qué?, en la industria 4.0 esto será uno de los pilares importantes para que todo funcione dentro de una fabrica.

¿Qué es el cloud computing? 

En palabras simples, es la tecnología que permite, de forma remota, procesar datos y acceder a archivos y software a través de internet. Así pues, con el cloud computing no es necesario tener gran infraestructura para guardar grandes cantidades de información o instalar programas en una computadora, porque es posible acceder a través de la nube a ellos.

En la industria 4.0 tendrá un papel fundamental, pues podrá utilizarse de dos formas:

  1. Plataforma como servicio (PaaS): Aquí, los desarrolladores de software y aplicaciones podrán crear herramientas para los usuarios quienes podrán utilizar estas plantillas para que sean ellos mismos quienes adaptan el software de acuerdo a sus necesidades. 
  2. Software como servicio: (SaaS): Estará contenido dentro del PaaS, en donde los usuarios simplemente se conectarán a aplicaciones en la nube a través de internet y las podrán usar. La diferencia radica en que en el SaaS el usuario no podrá adaptar el software a sus necesidades, si no que ya estará precargado. Un claro ejemplo de esto es Office 365 o la suite de herramientas de Google: Docs, Sheets and Presentations.

En ambos casos, los usuarios ahorran costos en infraestructura y software, pues desde un simple dispositivo podrá accesar a un archivo o software, sin necesidad de que todas las computadoras de una oficina tengan instalado el mismo programa o que la empresa misma sea quien tenga que invertir en grandes servidores para almacenar la información. Además, cada empresa o usuario podrá elegir qué es lo que quiere consumir y de esa forma pagar solamente por lo que usa.

Como resultado de todo lo anterior, en las fábricas 4.0 habrá diferentes tipos de nubes:

  • Nube de sensores: para recopilar los datos de todos los dispositivos que se conectan entre sí y hablan a través de internet. 
  • Nubes de control: para mantener los datos de forma segura y definir qué dispositivos tienen más permisos para acceder a más datos. Así también, para mantener al día los accesos que los usuarios humanos pueden hacer. 
  • Nube de análisis: aplicando la ciencia de datos para encontrar formas de prevenir errores y aumentar la eficiencia. 

En consecuencia, el surgimiento de empresas que ofrezcan sus servicios de renta de cloud computing permitirá a las demás empresas 4.0 adquirir diferentes paquetes de acuerdo a sus propias necesidades de almacenamiento y software.

¿Cómo ser un experto en cloud computing?

Ya existen algunas carreras especializadas en ésta área como la Ingeniería en Cloud Computing y computación obicua (aunque por lo pronto sólo está en España), así que mientras las universidades mexicanas se animan a formar estos profesionistas tan necesarios en la industria 4.0, la posibilidad de volverte experto en Cloud Computing es a través de una ingeniería en sistemas o informática, con una especialización o una maestría en cloud computing.

Un experto en cloud computing, dependiendo de sus conocimientos y habilidadades, puede llegar a ganar entre $22,000 y $40,000 pesos mensuales. 

¿Listo para volverte experto en la nube? 

Comentarios