Encontrar un balance entre tu vida personal y tus responsabilidades laborales y académicas te ayudará a ser más eficiente, sin embargo, para muchos jóvenes resulta complicado equilibrar sus diferentes actividades.

Una deficiente administración del tiempo puede afectar tu desempeño y calidad de vida, a continuación, te compartimos algunas recomendaciones para que aprendas a organizar tu día y obtengas el mayor provecho de tu jornada:

  • Define tus prioridades: Organiza tus tareas y establece plazos de entrega, de esta manera evitarás las sobrecargas de trabajo, esto te permitirá dedicar parte de tu día a actividades de ocio que contribuyan a tu bienestar, lo que se verá reflejado en el aumento de tu productividad.
  • Trabaja por objetivos: Establece metas diarias, define un horario específico para cumplir determinadas tareas.
  • Toma pequeños descansos: Al concluir una tarea toma unos minutos para relajarte y recuperar la concentración, esto te permitirá enfocarte en tu siguiente actividad.  Realizar ejercicios de estiramiento en tu espacio de trabajo ayuda a disminuir los niveles de estrés.
  • No descuides tu alimentación: Aprovecha tu hora de comida para conversar con tus compañeros, socializar y despejar tu mente.
  • Aprovecha tu tiempo fuera de la oficina: Dedicar tiempo a tu familia y amigos tiene un impacto positivo en tu salud y bienestar, esto contribuye a mejorar tu calidad de vida.  
  • Aprende a delegar. El trabajo en equipo es clave para alcanzar los objetivos propuestos, delegar responsabilidades y tomar decisiones adecuadas puede ayudarte a aligerar la carga de trabajo.

Por otra parte, es importante que valores tus horas de descanso, el cansancio disminuye tu desempeño y tiene consecuencias negativas para tu salud, dormir bien te permitirá recuperar energía para el día siguiente.

Tener una vida equilibrada requiere organización, disciplina, compromiso y constancia; establecer horarios y definir prioridades te ayudará a mantener un balance entre tus diferentes actividades.  

Por último, la gestión del tiempo es una competencia relacionada con el liderazgo, por ello debes aprender a organizar tu día en función de tus actividades, el primer paso es identificar aquellas tareas que requieren una atención inmediata, posteriormente necesitas definir las acciones que te permitirán cumplir tus metas, determinando el tiempo y los recursos necesarios para llevarlas a cabo.

Comentarios