afore

Si estás pensando en poder retirarte con una buena pensión a los 65 años, la respuesta es: No. Tristemente, la generación millenial tiene todo para perder cuando se habla de AFORE. Es tan aterrador que no podemos expresarlo en simples palabras. Tuvimos que hacer un meme para cumplir esa función:

¿Asustado? Sigue leyendo. Te explicaremos por qué y si todavía hay alguna esperanza para tu AFORE.

¿$3000? ¿En serio? Deben estar bromeando

Ojalá estuviéramos bromeando. Desearíamos estar en un error. Pero muchos de nosotros tendremos que trabajar como empacadores en los supermercados cuando lleguemos a viejos, porque simplemente una pensión del 30% de lo que ganamos no alcanza. En esencia son estos factores:

  1. La Ley del Seguro Social cambió en 1997 y con ella, ya no existen las pensiones otorgadas por el IMSS. Es decir, el gobierno ya no se encargará de mantenernos cuando pasemos de los 65 años.
  2. Nuestra pensión únicamente dependerá de los recursos de nuestra AFORE hasta que se agoten. Y por regla general, se calculan 20 años. Es decir, tu AFORE, dividido entre 20, dividido entre 12 (porque son pagos mensuales) será lo que te dará tu pensión cada mes.
  3. El mexicano promedio ahorra únicamente 6.5% de su salario mensual (es menos en realidad, porque las aportaciones del AFORE son una parte de los patrones, una de los trabajadores y otro del gobierno). O sea, es insuficiente lo que se ahorra para tener una pensión digna.

Bueno, $3000 mensuales son mejor que nada

¡No, espera! Aún no termina la masacre. Para obtener el derecho a una pensión por el sistema AFORE tienes que tener por lo menos 65 años cumplidos, porque, aunque puedes pensionarte desde los 60-64 años por cesantía, pero si lo haces te darán menos dinero mensualmente (¡Adiós $3000!). Pero no sólo eso, sino que deberás tener 1250 semanas cotizadas al IMSS, lo que quiere decir que tendrías que haber trabajado para una empresa (o varias) por al menos 25 años.

Esto último se hace cada vez más difícil, no sólo por el desempleo, si no también por la falta de empleos formales. No nos dejarás mentir, la opción de freelancear se hace cada vez más atractiva, pero no da la protección del seguro social. Además, empleos como Uber, Rappid que son de la economía colaborativa, tampoco dan la opción de un AFORE.

Entonces ¿Qué pasa si no tienes 1250 semanas cotizadas el cumplir 65? Fácil. Te dan, en una sola exhibición, el dinero de tu AFORE y ya lo que hagas con él, es tu problema. Así que, dentro de 20 o 30 años, tendremos una gran demanda de empleos para adultos mayores como empacadores en los supermercados.

¿Se puede hacer algo para evitarlo? ¿Tengo que ahorrar más en mi AFORE?

Pues sí y no. Hay que tener claro que, según los estándares de la Organización Internacional del Trabajo, una pensión digna es, por lo menos, un 70% del salario promedio que se ganaba cinco años antes de retirarse (no el 30% que da el modelo mexicano de las AFORES). Luego, debes entender que, el ahorro voluntario es la clave para lograr una pensión digna ¿Cuánto tienes que ahorrar? Eso tendrás que calcularlo en base al dinero que crees te será suficiente para vivir tu vejez plenamente.

Supongamos que, y es mero chiste, crees que con $10,000 mensuales la podrás armar cuando cumplas 65. Durante tu vida laboral, tendrás que ahorrar cerca de $2000 al mes de manera voluntaria para poder retirarte con una pensión de ese monto. El problema es que, ahorrar para el futuro requiere quitar dinero que se puede necesitar en el presente. ¿Puedes darte la oportunidad de ahorrar voluntariamente para tu retiro?

Ahora, hay tres caminos que se pueden tomar para el retiro:

  1. Renta vitalicia. Esta se contrata con un aseguradora (el IMSS tiene los convenios con diferentes empresas) para que, conforme al monto de tu AFORE y tras 1250 semanas cotizadas, tengas una pensión para toda tu vida, es decir, quitas el riesgo de que un día te quedes sin fondos en tu AFORE.
  2. Retiro programado. El modelo que usan todas las AFORES, donde te dan tu pensión mensual en base a tu expectativa de vida (20 años, por lo general) y una vez que se agotan los recursos de tu cuenta, estás frito.
  3. Pensión mínima garantizada. Este modelo sólo se utiliza cuando los recursos de tu AFORE no te permitirán una pensión mayor al salario mínimo, por tanto, el IMSS se encargará, sólo si tienes 1250 semanas cotizadas, de darte una pensión equivalente al Salario Mínimo Mensual, que actualmente ronda los 2650 pesos mensuales. Lo cuál también es una bofetada, en otro artículo te explicamos la triste verdad del salario mínimo. 

En los tres casos, debes ahorrar o trabajar 25 años. Sí o sí. No hay de otra. Así de triste está la situación para nosotros los millenials.

¿No nos crees? Acá te va la calculadora de la CONSAR, haz las cuenta por ti mismo y dinos si no te orinas del miedo. Mientras tanto, nos han contado que de empacador se gana bien en temporada decembrina, tarde o temprano vamos a tener que averiguar si es cierto o no.

¿Cuál crees que sea la solución para nuestro sistema de pensiones? Deja tu comentario.

Comentarios