Compartir
fin de semana
Fuente de la imagen: Shutterstock www.shutterstock.com

La vida no se hizo para sufrir. Pasar estresados cinco días de la semana y recuperarnos dos es lo que generalmente hacemos para sobrevivir, pero  eso únicamente nos lleva a estar ciclados. ¿Qué tal si viviéramos todos los días como si fuera fin de semana? Lo primero que debemos empezar a hacer es preguntarnos ¿qué pasa los fines de semana por lo que somos tan felices?. La respuesta más obvia sería que el simple hecho de no ir al trabajo es lo que produce esa inmensa felicidad, pero es más profundo que eso. Un estudio de Standford comprobó que inclusive la gente desempleada es más feliz los dos últimos días de la semana que de lunes a viernes.

Otra encuesta realizada por Hampton Hotels llamada “What’s Your Weekend Alter Ego?” arrojó números interesantes sobre cómo es la personalidad de los encuestados en fines de semana:

  • 46% son más imaginativos
  • 45% son más agradables
  • 44 % son más creativos
  • 34% son más propensos a ser menos ordenados
  • 34% menos neuróticos
  • 23 % menos competitivos

Mikael Cho realizó un experimento bastante divertido. El punto era descubrir sus fuentes de estrés y felicidad. Para hacerlo registró durante 10 días lo que comía, las horas de sueño y los eventos importantes. Además escribía un resumen de una o dos oraciones al final del día sobre cómo se sentía y una calificación diaria (en escala del 1/10). Puedes visitar la página para conocer sus resultados exactos (con gráficas y tablas) o bien seguir leyendo para que te compartamos conclusiones de datos curiosos:

– Existe algo que los psicólogos llaman el efecto Zeigarnik. Está comprobado que las tareas inconclusas o metas suelen aparecer intermitentemente en nuestra cabeza causado estrés, mientras que las concluidas las olvidamos fácilmente. Esto no quiere decir que para ser feliz debas terminar todas las tareas antes del fin de semana, pero si no defines cuándo lo harás esta situación te seguirá persiguiendo y evitará que te tranquilices. Cho recomienda actualizar tu lista de tareas el viernes y hacerla en un formato pequeño y que sea flexible para adaptarse a los cambios. Puedes usar la herramienta de Project management Trello.

– Aunque creas ser bueno manejando tus emociones, si alguien a tu alrededor está estresado te sentirás igual. Entre mayor sea el número de personas con grado de estrés alto, este se multiplica. El estrés que nos causa el trabajo actúa como un “network effect”, un término mercadológico que describe cómo un producto puede esparcirse más rápido mientras más personas lo usan.

– Investigadores de la Universidad de Rochester descubrieron en un estudio que el efecto del fin de semana causa un impacto positivo por la habilidad que uno tiene de hacer cosas de manera autónoma y por poder pasar más tiempo con gente cercana.

– El estudio Time as a Network Good: Evidence from Unemployment and the Standard Workweek argumentó que  la esencia del fin de semana no es dejar de trabajar sino las posibilidades sociales que surgen cuando uno coordina su tiempo. Más allá de tener tiempo libre, es el contacto con familiares y amigos lo que lo hace especial.

Te recomendamos seguir ampliamente este experimento y anotar tus resultados. Verás que en 15 días podrás tener cifras comparativas y comenzar a cambiar tu rutina para sentirte menos estresado y más feliz. O puedes escuchar la siguiente canción, bastante ad-hoc con el tema (por el título más que la letra) y ponerte de buenas: “Everyday is like Sunday”

Bibliografía:

http://news.stanford.edu/news/2014/february/time-value-jobless-022014.html

http://greatergood.berkeley.edu/raising_happiness/post/weekend_happiness

http://www.telegraph.co.uk/news/science/science-news/6986701/People-happier-at-weekends-scientists-discover.html

http://www.expertrain.com/blog/happiness/why-weekends-make-you-happy.htm

http://www.smh.com.au/comment/why-a-lousy-job-makes–you-happier-on-the-weekend-20150731-gip1uf.html

http://worldhappiness.report/wp-content/uploads/sites/2/2015/04/WHR15_Sep15.pdf

 

Comentarios