Por qué sí estudiar comunicación

Por qué sí estudiar comunicación

COMPARTIR
estudiar comunicación

Comunicación es una de esas carreras que al cursarlas, o al graduarte, te dejan con la sensación de que sabes un poquito de todo pero nada muy a fondo. También es una carrera en la que pareciera haber un mercado laboral reducido, mucha competencia y sueldos bajos. Además, pesa sobre esta carrera la percepción de que muchos la eligen porque casi no hay matemáticas o, incluso, para hacer algo mientras buscan otro objetivo (casarse, cantar, actuar, etc.)

Todo esto tiene un poco de cierto, no tengo duda. Sin embargo, puedo compartirles que, con base en mi experiencia, me parece un gran momento para estudiar comunicación. Aquí mis razones:

1. La comunicación está de moda. El desarrollo de nuevos espacios de comunicación ha creado trabajos que antes no existían y se han vuelto indispensables en toda empresa, un ejemplo es el puesto de Community Manager. Otro ejemplo de que la comunicación está de moda es la popularidad de herramientas como el storytelling, que cada vez son más socorridas con diversos objetivos dentro de una organización.

Ahora, precaución, el que seas comunicólogo no quiere decir que seas la persona más preparada para ser el Community Manager de una empresa (estudiar teorías de la comunicación está muy bien, pero si tu comprensión de lectura, capacidad de síntesis y de escritura no es suficientemente buena y, sobre todo, si no te has ocupado de conocer el funcionamiento estratégico y de evaluación de redes sociales no tienes ninguna ventaja por haber estudiado comunicación).

2. Oportunidad de especialización. El conocer lo mismo un poco de producción audiovisual que de mercadotecnia, periodismo, ciencia política, guionismo, administración o comunicación organizacional puede ser una gran oportunidad para explorar diversas opciones de desarrollo profesional, tanto dentro del mercado laboral como en el ámbito académico si decides realizar un posgrado.

También es cierto que dentro de la comunicación hay áreas de especialización que pueden interesarte más que otras, es extraordinariamente diferente trabajar en comunicación social de una dependencia gubernamental que hacerlo en comunicación de la industria farmacéutica, también lo es trabajar en comunicación interna de una empresa respecto a hacerlo para una agencia. Y si bien nunca es una buena idea cambiar de trabajo cada par de meses, la industria de la comunicación presenta una rotación muy alta, por lo que cambiar de trabajo para adquirir experiencia no será tan castigado por el mercado laboral.

3. Puedes freelancear/emprender desde que estudias. No todas las carreras te dan herramientas que, desde que las aprendes, puedes vender en el mercado. Como comunicólogo adquieres competencias de diseño, producción, redacción y hasta investigación con las que puedes freelancear. Esto es importante no sólo si en paralelo a tus estudios necesitas generar un ingreso para ti o tu familia, también lo es si lo tuyo es eventualmente emprender y poner tu propio negocio.

Estas tres me parecen buenas razones para estudiar comunicación, sin embargo no son las únicas ni probablemente sean suficientes. Así que también te dejó aquí un texto sobre algunas características que comparten algunos amigos exitosos, varios de ellos son comunicólogos.

SIN COMENTARIOS