¿Por qué mentimos?

¿Por qué mentimos?

COMPARTIR
Por qué mentimos
Fuente de la imagen: Shutterstock www.shutterstock.com

En el trayecto de mi  experiencia laboral y aún en lo personal, es muy común escuchar a las personas decir con gran firmeza que “lo que más le molesta e incluso no pueden perdonar es una mentira”. Pero…¿qué tan malo es mentir?, ¿qué consecuencias puede traer una mentira a corto o largo plazo?, y sí…¿es solo una mentira piadosa?

Cual sea la respuesta, mi pregunta es…¿por qué si nos molestan tanto las mentiras -buenas o malas-, ¿por qué mentimos a diario?

La mayoría pensamos, que toda mentira, sea de omisión o “piadosa”, termina siendo dañina para el que la dice como para el que la recibe, ya que al final, alguien siempre resulta herido o desilusionado y se pone en riesgo la confianza, la fidelidad, la lealtad etc…debilitando así los cimientos de la convivencia social. Y con este último término incluyo todas las incontables mentiras piadosas, políticas, de los medios de comunicación, los comerciantes, los abogados, los religiosos y todos los que participamos en una sociedad.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, mentir es: «decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa». Mientras que engañar es: «dar a la mentira apariencia de verdad» o «inducir a alguien a tener por cierto lo que no lo es, valiéndose de palabras y de obras aparentes o fingidas».

Básicamente existen dos tipos de mentiras:

1.- La de omisión de elementos dentro de la comunicación llevando a una falsa interpretación por parte del receptor.

2.- La invención de historias, dando obviamente información falsa o inventando una historia para confundir o engañar con la finalidad de salir de algún apuro o quedar bien con alguien.  

Entonces, ¿por qué mentimos? Algunas de las causas son: debilidad de carácter, imaginación exagerada, desequilibrio psíquico, vanidad, vergüenza, temor, complejos, etc…

Y con toda esta información, ¿cómo puedo saber cuándo alguien miente? Una de las herramientas más efectivas para detectar una mentira en nuestra vida cotidiana, o en una entrevista laboral (como en el caso de los reclutadores de talento) es el lenguaje corporal, ya que tu cuerpo dice lo que tu boca calla. Por lo que aquí te comparto cinco tips básicos para detectar una mentira:

  1. La voz del que está mintiendo sube de volumen: en el momento en el que se miente generalmente hay estrés. Esto provoca tensión en las cuerdas vocales, por tal motivo se habla con un tono diferente de voz, más alto y más rápido. Pero ¡ojo!, si se le cuestiona algo al mentiroso, este reflexionará sobre su versión y hablará más lento y bajará el volumen de su voz.
  2. Comerse  las palabras: “mmm…ahhh…ssss….” interrupciones por pequeños tosidos y pausas, nerviosismo, es una manera evidente de que en ese momento el cerebro está generando una mentira, y un dato curioso, es que esto es más frecuente en los hombres, ya que poseen menos habilidad cerebral para controlar su lenguaje.
  1.  Al escuchar algunas palabras como: “honestamente, sinceramente, francamente” estas son algunas de las palabras más utilizadas por los mentirosos para tratar de convencer sobre una mentira.
  1. Al sonreír, cuando la sonrisa es únicamente de un solo lado: Cuándo una persona sonríe, y sus emociones son honestas los movimientos de su cara serán simétricos y espontáneos. Lo opuesto a una sonrisa fingida, nerviosa o con una doble intensión, los movimientos serán más lentos, forzados y los labios se verán apretados.
  1. Contracciones de los músculos faciales:  Cuántas veces no hemos escuchado la expresión “me quedé sin mover un solo músculo de la cara”. Eso es lo que pasa al  momento de mentir, el cerebro está intentando evitar que la cara muestre cualquier reacción de respuesta para evitar ser descubiertos.

Y hablando de frases, cuántas veces has escuchado…”Confía en mí … yo sé lo que te digo”, “Ok…¿te digo la verdad?”, “¿Por qué tendría que mentirte? No gano nada…” “Para ser totalmente sincero contigo…”, “¿Haría yo algo así?… Eso no va conmigo, no es mi estilo…” etc…

Así que ¡ya sabes! … Si cachas a alguien con estos gestos y además te dice alguna de estas frases, es porque te está mintiendo. Y si eres tu el que hace esto y utiliza estas frases para mentir pregúntate a ti mismo: “¿Qué es lo que estoy tratando de ocultar?”

¿Quién es más inteligente? ¿el que miente, o el que sabe detectar cuándo le mienten?

 

 

SIN COMENTARIOS