Me despidieron de mi trabajo

Me despidieron de mi trabajo

COMPARTIR
despidieron

¿Te despidieron y no sabes por dónde empezar? ¡Tranquilo! no es el fin del mundo

El ser despedido de un trabajo de forma involuntaria es una de las experiencias profesionales más traumáticas que una persona puede tener. Es un hecho confuso, que puede hacerte daño y que, entre otras cosas, puede hacer que te sientas avergonzado, frustrado, triste y hasta asustado.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas no son inmunes a esta situación y esto te puede llevar a una “crisis de confianza” en torno a tu capacidad para controlar tu carrera y tu futuro profesional.

3 formas más comunes para despedir a la gente

1) Despedido por malos resultados. En esta situación, es probable que ya habías sido advertido de forma verbal y por escrito (un par de veces) sobre que tu rendimiento no estaba cumpliendo con las expectativas que tenía la empresa. También hay posibilidad de que te hayan puesto bajo una revisión formal de funcionamiento (a veces conocida como “plan de acción”) y seguro te explicaron que si los resultados no mejoraban, ibas a ser despedido. (O violaste una de las reglas de la empresa y eso fue motivo suficiente para que se diera la terminación inmediata).

¿Cómo buscar empleo después de esta situación? En tu próxima búsqueda de chamba, tendrás que ser capaz de explicar de manera eficaz y convincente a tu posible nuevo empleador lo que has aprendido después de ser despedido y qué es lo que vas a hacer para asegurarte de que eso no vuelva a suceder. No se trata de hacer excusas o alegar de quién fue la culpa. Tu posible nuevo empleador quiere saber que puedes pasar por una experiencia negativa y que a través de ella puedes obtener un aprendizaje y un crecimiento real. Si no eres convincente en este punto, probablemente él no se querrá arriesgar a que la historia se repita con tu contratación.

2) Despido por baja productividad de la empresa. Este caso de despido se da porque la empresa no está cumpliendo con sus objetivos comerciales, sobre todo los financieros, y por necesidad tienen que hacer cambios. Pueden decidir eliminar un área con bajo rendimiento o reducir en general su plantilla para seguir teniendo rentabilidad. Probablemente no seas el único que salió “recortado” de la empresa, y que te acompañen otros empleados en la salida. También es probable, en algunos casos, que recibas una indemnización por el despido.

¿Cómo buscar empleo después de esta situación? Cuando se dé el caso y te pregunten sobre los motivos de la salida, trata de no tomar una postura de “no me quedaba de otra” o de mártir. Toma un poco de responsabilidad en la situación. Lo que tu posible nuevo empleador está tratando de entender es porqué te eligieron a ti para ese recorte de personal y quieren ver cómo lo argumentas. Si no eres capaz de dar una explicación lógica y detallada, entonces la persona de recursos humanos se empezará a preguntar si no habrá sido un despido por bajo rendimiento en el trabajo.

3) Despido por reestructuración. A veces, las empresas entran en una etapa ineficaz y deciden que una de las soluciones para reestructurarse es evaluar a su personal, hacer algunos cambios en la gente, eliminar a aquellas personas que no agregan un valor especial o de plano reemplazar algunas posiciones con gente nueva. De cierta forma, esta es una combinación de los incisos 1 y 2.

¿Cómo buscar empleo después de esta situación? Investiga cuál es la política de referencias que tiene el empleo que estás dejando. ¿Qué es lo que van a decir cuando les llamen para preguntar sobre tu historial? Necesitas tener exactamente la misma información para asegurarte de que no des mensajes contradictorios. De la misma manera, asegúrate de poder explicar esto lógicamente en tu próxima entrevista de trabajo.

¿Cómo reaccionar ante tu despido?

La gente estará pendiente de tu reacción ante el despido y de cómo decides comportarte ante la situación. Ante todo, recuerda que eres un profesional y el despido es una excelente oportunidad para mostrarte como tal y asumirlo con profesionalismo.

Necesitarás entender que tus emociones tendrán que estar separadas más que nunca de tus pensamientos y actuar hasta el último día de tu trabajo con clase.

Es importante mantener esta misma actitud para poder emprender una búsqueda de trabajo. Recuerda que la forma número 1 de contratar gente es a través de las recomendaciones. No querrás terminar tu relación laboral anterior de una mala forma, ¿no?. Si no controlas bien tu reacción ante el despido, probablemente la gente que te conoce, tus amigos, y hasta tus colegas anteriores, tendrán dudas para recomendarte a las personas que conocen y que pueden estar buscando alguien a quien contratar.

¿Cuál es la mejor venganza ante un despido? ¡Conseguir un nuevo trabajo casi de inmediato! Recuerda que un despido no te define. Al contrario, puede ayudarte a crecer. Solo es cosa de asumirlo, hacerte responsable y enfocar toda tu energía y esfuerzos en salir adelante. ¿Dudas? ¡Escríbenos!

 

 

Comentarios