Compartir
Manejar emociones y resolver conflictos laborales

Resolver conflictos es una de las competencias básicas que debe tener cualquier líder. La clave para fomentar un ambiente de trabajo positivo no está en evitar confrontaciones sino en encontrar mecanismos eficientes para manejar los conflictos de forma positiva, creando condiciones que promuevan la sana convivencia entre los equipos de trabajo y conviertan los conflictos en experiencias enriquecedoras que mejoren las relaciones interpersonales en la organización.

Saber manejar adecuadamente tus emociones es imprescindible para tu éxito profesional, te permitirá actuar de forma correcta ante situaciones negativas; por el contrario, un mal manejo de tus emociones puede generar confrontaciones que deterioren las relaciones laborales lo que evitará que te conviertas en un buen líder. Para desarrollar tu inteligencia emocional es importante considerar los siguientes aspectos:

  • Autoconocimiento. Conoce tus emociones, saber cómo es tu estado de ánimo influye en tu comportamiento y la forma de relacionarte con los demás. Identifica tus fortalezas y reconoce áreas de mejora.
  • Autocontrol. En la jornada laboral se pueden presentar situaciones que requieran una respuesta inmediata, el autocontrol te permitirá tomar decisiones objetivas, la clave está en fijar tu mente en los objetivos y no en los obstáculos.
  • Sé positivo: Conservar una actitud optimista ante situaciones difíciles es esencial para mantener la mente enfocada en los objetivos organizacionales.
  • Reconoce las emociones de los demás. Una de las cualidades de un buen líder es saber identificar y manejar las emociones de su equipo, reconocerlas es importante para mejorar la comunicación.

En la actualidad, las empresas se conforman por equipos multi disciplinarios, los profesionistas que integran estos equipos suelen tener un perfil distinto al de sus compañeros, lo que puede ocasionar discrepancias y conflictos por los diferentes puntos de vista que se generan entorno a diversas situaciones. La inteligencia emocional permite gestionar de forma eficiente las relaciones laborales, permite formar equipos funcionales y mejora la comunicación dentro de la organización. Los conflictos no siempre representan algo negativo, pueden ser tomados como el inicio de un cambio o la oportunidad de aprender y crecer. Si logras manejar adecuadamente un conflicto puedes reforzar vínculos, crear equipos de alto rendimiento y contribuir a hacer organizaciones más competitivas.

Un buen líder siempre debe estar al pendiente de las necesidades o conflictos de las personas, a través de su inteligencia emocional. Las emociones negativas afectan el desempeño de las personas, obstaculiza la generación de ideas, disminuye la concentración, aumenta los niveles de estrés y afecta la calidad de vida así como la salud de las personas, por ello es importante que te prepares desde ahora, conoce tus emociones, trabaja en ellas para que en un corto plazo logres convertirte en un buen líder.

La inteligencia emocional te ayudará a comprender los conflictos, y a la larga te permitirá gestionar eficientemente las relaciones humanas, crear equipos colaborativos, resolver problemas de manera eficiente y sobre todo te dará la oportunidad de convertirte en ese líder que las organizaciones buscan.

Comentarios