Compartir
L'Oréal busca jóvenes disruptivos

Con más de 100 años de experiencia, presencia en más de 140 países y cerca de 90,000 empleados alrededor del mundo, esta empresa líder en el negocio de la belleza tiene programas de formación de talento joven, con el fin de que universitarios mexicanos extraordinarios se formen como los próximos líderes internacionales de esta compañía. Nosotros nos lanzamos a entrevistar al equipo de atracción de talento para sacarles algunos consejos y recomendaciones para los candidatos a Becarios y Trainees, esto fue lo que nos contaron.

En busca de jóvenes disruptivos e innovadores #LeadTheChange

Para participar en el programa de Becarios de L’Oréal, es requisito indispensable ser estudiante activo de licenciatura y estar, por lo menos, a un año de la fecha de graduación. Cada semestre se abre una nueva convocatoria y el primer paso es enviar tu CV al equipo de Pro Meritum, quienes se encargarán de hacerte una primera entrevista; posteriormente, los candidatos pasan a un #Internday con miembros de todas las áreas del equipo de L’Oréal en donde pueden compartir ideas con líderes de la organización y además, podrán trabajar un caso práctico basado en situaciones reales del negocio, para evaluar el potencial que pueden tener dentro de la empresa. Al final, serán seleccionados los que tengan más fit con los valores de la compañía y con cada equipo de trabajo.

Para ello, es necesario tener un perfil de mucho liderazgo y proactividad, con muchas ganas de impactar y con la intención de ir más allá para que, con mucha ética y responsabilidad social, se puedan identificar oportunidades de innovación. En ese sentido, no basta con el conocimiento que una sola disciplina enseña, sino que además, el campo de lo multidisciplinario es esencial: ingenieros con interés por marketing, comunicólogos con perfil digital o financieros interesados en las operaciones, pero sobre todo, que también muestren buenas habilidades de trabajo en equipo, empatía y comunicación. El tipo de cosas que normalmente no se enseñan en las universidades, pero que en el ámbito laboral son indispensables.

Por otro lado, los candidatos deben tomar en cuenta los principales valores de la compañía reflejados en su misión #BeautyForAll; es decir, entender que no hay un modelo único de belleza sino que la belleza verdadera está en la universalidad y el respeto por todas las diferencias ligadas a las culturas, tradiciones y gustos. Ligado a su misión está el programa de sustentabilidad #SharingBeautyWithAll; que engloba las prácticas ambientales, éticas y sociales de la compañía con la sociedad y el medio ambiente. Finalmente, #Diversity, que se traduce en entender que las generalizaciones no tienen espacio en esta compañía, sino que, por el contrario, las diferentes ideas que pueden aportar distintos perfiles con un sinnúmero de rasgos diferentes pueden crear algo mejor.

El retador programa Young Talent

La experiencia de becario dura hasta el día en que los estudiantes se gradúan de la universidad, pero ahí no termina el camino, sino que, por el contrario, las oportunidades de crecimiento van más allá. Por ejemplo, con base en los resultados que los becarios hayan obtenido a lo largo de su programa, existe la posibilidad de optar por una vacante dentro de la empresa o participar en su programa de Alto Desempeño y convertirse en #Trainee.

Para este tipo de perfiles, se necesita la disponibilidad full time, es decir, que sean egresados de la universidad, pues a su cargo tendrán un proyecto en alguna de las 4 divisiones que componen a la empresa y además de tener la responsabilidad de llevar a buen puerto el proyecto a su cargo, también tendrán una experiencia de campo en donde conocerán de cerca las experiencias y necesidades de los clientes.

Por si eso fuera poco, además tienen el programa #BrandStorm, una competencia a nivel global formada por equipos de tres universitarios, donde tendrán que resolver de manera muy creativa un caso de negocio que cambia cada año. El equipo ganador de cada país participará en la final que se realiza anualmente en París, Francia y el premio final consiste en 10,000 euros.

En esencia, pertenecer a esta dedicada compañía no es sencillo, pero sus puertas están abiertas para todo aquel que tenga la vocación por innovar. En retribución, L’Oréal ofrece a cada joven miembro de su organización, la oportunidad de tener un plan de carrera con proyectos retadores y posibilidad de crecimiento internacional. Es difícil aburrirse, porque siempre hay algún reto por resolver, por lo que la satisfacción personal es una recompensa enorme.

Si tú estás pensando en participar, ya sea en la competencia BrandStorm o en la convocatoria de Becarios a través de Pro Meritum, el mejor consejo que el equipo de L’Oréal te puede dar es que sigas la vocación que tienes dentro de ti, seas transparente y definas cómo te ves en un futuro, que te propongas ir más allá y te esfuerces en lograrlo.

Comentarios