Compartir
segunda entrevista

Ir a una segunda entrevista de trabajo no quiere decir que ya te van a contratar

Pasaste por la primera entrevista de trabajo y después de unos días recibes una llamada de recursos humanos para citarte una segunda vez. Es evidente que vieron algo en ti , que muy probablemente estén pensando que eres un candidato compatible con la vacante y quieren volverte a entrevistar para asegurarse de que sea así.

Y si ya te conocen, ¿por qué en lugar de contratarte te llaman a una segunda entrevista?

Tomar buenas decisiones de contratación es el aspecto más importante del área de recursos humanos en una empresa. Un candidato pasa por varias etapas: manda su CV, llena una solicitud, se comprueban sus antecedentes, puede pasar por exámenes, pruebas de desempeño, entrevistas, pruebas antidoping, etc. Aun pasando por todo esto, el candidato puede ser rechazado o bien, puede recibir una oferta para ser contratado.

Cuando te invitan a una segunda entrevista lo están haciendo porque:

  • Pasaste la etapa de selección inicial (donde únicamente te seleccionaron basándose en tu CV), después pasaste a la selección sustantiva (donde ya fuiste a la primera entrevista) y ahora estás en el grupo de los más calificados. Es muy probable que tu primera entrevista haya sido con alguien de recursos humanos y en esta ocasión la segunda entrevista será con la persona con la que estarás trabajando directamente. Puede ser el momento decisivo para tu contratación.
  • Tienen dudas sobre ti y sobre un par de candidatos más. Necesitan una segunda ronda para decidir el desempate. En este caso es muy probable que te vuelva a entrevistar la misma persona pero con preguntas más concretas sobre lo que harías en el puesto. También puede darse el caso de que te llamen a una entrevista de panel donde te compararán directamente con las otras personas que están tratando de conseguir esa misma vacante.
  • Estás en el grupo de los seleccionados y la segunda entrevista va a ser con la persona que autoriza y confirma la elección. Puede ser un Gerente o Director. O incluso hay empresas donde el Presidente sigue entrevistando y “echándole un ojo” a cada uno de los empleados que se contratan. Muchas veces también esta segunda persona es jefe de la primera persona que te entrevistó o alguien más quien se verá afectado por tu contratación.

Prepárate para la segunda entrevista

¡No todo está dicho! No te confíes y pienses que, como te llamaron para una segunda entrevista, “ya pasaste” y casi casi ya te van a hacer una oferta económica. Esta entrevista es tan importante como la primera y también necesitas prepararte. Algunas recomendaciones:

1.Recuerda los pasos básicos de la entrevista. Lleva tu CV (aunque ya lo hayas llevado para la primera), preséntate a tiempo e impecable, cuida tu comunicación verbal y no verbal, investiga más a la empresa a través de la información pública que tengan. Tip: en este momento ya los DEBES seguir en todas sus redes sociales para estar enterados de lo que hacen.

2. Repasa la primera entrevista. Trata de recordar las preguntas que te hicieron, la manera en la que contestaste y lo que le interesó más al reclutador. Tal vez haya hecho hincapié en alguna de tus ocupaciones anteriores o tal vez le interesó más alguna competencia que tienes. Recuerda qué fue lo que te faltó decir en la primera, para que esta vez lo comentes. Tip: cuando salgas de la primera entrevista escribe las preguntas que te hicieron. Si te llaman a la segunda, podrás repasar esa lista para prepararte.

3. Prepárate para hablar con varias personas a la vez. Es muy probable que en esta entrevista haya más de dos personas. Puede ser la persona que te entrevistó primero y que ahora la acompañe su jefe. Pueden ser dos personas que no te habían entrevistado. Puedes estar en medio de una entrevista de panel y estarás compitiendo directamente con los otros candidatos. Al hablar frente a varias personas intenta tener un contacto visual con cada uno de ellos (hasta con los otros candidatos), no seas desesperado y respeta el ritmo que impondrán los entrevistadores así como los momentos para hablar.

4. Profundiza en tu investigación. Cuando te llamen o te citen para la segunda entrevista, pregunta con quién será la segunda y pregunta por el cargo de esa(s) persona(s). Puedes preguntar incluso si será entrevista personal o será de panel (lo peor que puede pasar es que no te quiera decir el de recursos humanos pero ¡no pierdes nada!). Con estos datos profundiza e investiga a fondo: visión, objetivos, misión, filosofía, cultura corporativa, página web, artículos en Internet que hablen de la empresa, checa en tu Linkedin a quién conoces de ahí, oficinas, sucursales. Si por ejemplo se trata de una vacante para trabajar en una tienda este es el momento de prepararte e ir a la tienda y ver cómo funciona todo. Así podrás hacerte un plan de acción más definido sobre tu trabajo y responsabilidades.

Recuerda que de todas las herramientas de selección, la entrevista sigue siendo la forma más común para elegir candidatos. Es una manera de analizar si existe ese ajuste o “match” entre la compañía y tu. ¡Prepárate y avísanos si necesitas ayuda!.

Comentarios