Home Inspírate Jon Stewart y cómo ser un buen jefe

Jon Stewart y cómo ser un buen jefe

“Todos los que tuvimos la suerte de colaborar contigo somos mejores en nuestro trabajo porque pudimos verte hacer el tuyo.” (el exitoso comediante Stephen Colbert respecto a su ex jefe Jon Stewart).

Visto 1,832
0
SHARE

En su último día como jefe en The Daily Show, a Jon Stewart se le insubordinaron todos sus empleados. ¿El motivo? A pesar de que él explícitamente les había indicado que nunca lo hicieran, argumentando que no le debían nada, consiguieron agradecerle al aire el haber sido un buen jefe.

Con la partida de Stewart al frente de este programa de sátira política mucho se ha dicho (y lamentado) respecto al vacío que deja su aguda capacidad para realizar crítica a medios y políticos a través de la comedia, en un ejercicio que a lo largo de 16 años lo hizo acreedor a 19 premios Emmy.

Pero en el proceso de las despedidas también hemos visto el enorme cariño que le tenían a este hombre todos los que lo conocieron como su jefe. Porque él no era sólo el conductor, sino que supervisaba el trabajo de un equipo que iba desde lo administrativo, productores, guionistas, operadores, técnicos, diseñadores, animadores, gente de logística y planeación, becarios, y muchos más.

¿Qué legado deja Jon Stewart como líder de ese equipo? Basta ver los comentarios publicados con la etiqueta #JonVoyage en redes como Instagram para encontrar una y otra vez menciones a este comediante como “el mejor jefe”.

Lo que es más, de acuerdo con la investigación sobre liderazgo de Sydney Finkelstein, quien es profesor de Dartmouth, Stewart entra en la categoría de lo que él llama “superjefes”: aquellos que, en un grupo de los 50 profesionistas más destacados de un área específica, fueron mentores de un gran número.

The Daily Show ejemplificó esto con creces al dedicarle casi 30 minutos del capítulo final de su “superjefe” a una pasarela de comediantes que salieron de esa escuela y hoy son estrellas en cine y televisión. Y al final, fue Stephen Colbert quien se salió del guión para, a nombre de todos, darle este mensaje a su ex-jefe y amigo:

“Todos los que tuvimos la suerte de colaborar contigo somos mejores en nuestro trabajo porque pudimos verte hacer el tuyo”

Es una buena meta profesional: que la próxima vez que cambies de trabajo, la gente que estuvo en tu equipo pueda decir esto de ti.

Comentarios