El liderazgo no se consigue con miedo

El liderazgo no se consigue con miedo

Los líderes que se rigen por el control, la negatividad, un clima de miedo y ansiedad generalmente operan así porque ellos mismos no confían en su propia capacidad.

COMPARTIR
liderazgo

Sobre liderazgo encuentras toda clase de literatura y aún así es difícil entender qué es realmente un líder. Personalmente creo que, aunque hay ciertas características indudables de liderazgo, identificar a un líder es algo personal: cada quién encuentra líderes que los inspiran, motivan y ayudan a crecer en gente diferente.

 

Las personas no tienen una característica particular que los convierte mágicamente en líderes sino que poseen un conjunto de características que los hacen tener capacidad de liderazgo. De ahí que incluso se asegure que existen diferentes tipos de liderazgo.

 

Aun así, algunos managers siguen creyendo que si sus empleados les temen significa que los respetan. Peor aún, existen directivos que utilizan deliberadamente el miedo y la manipulación como estrategias de management sin darse cuenta que los empleados tienden a reaccionar de dos formas: como víctimas de violencia psicológica, es decir, sintiéndose abusados o bien, a la primera oportunidad, dejan la empresa. Sea cual sea la reacción, este tipo de líderes no obtienen ni admiración ni respeto de sus empleados.

 

Los líderes que se rigen por el control, la negatividad y un clima de miedo y ansiedad generalmente operan así porque ellos mismos no confían en su propia capacidad para hacer que el equipo cumpla con sus metas pero son incapaces de darse cuenta de que esto termina siendo contraproducente pues los empleados con miedo no toman riesgos  ni desarrollan nuevas ideas por temor a ser atacados. Además, estos managers invariablemente se enfrentan a la problemática de formar equipos con gente calificada pues muy poca gente elegirá trabajar en un equipo cuyo directivo basa su estrategia de liderazgo en el miedo.

 

Entonces, las implicaciones indirectas del management basado en el miedo son: debilitamiento de la comunicación, falta de motivación, obediencia ciega o conductas pasivo agresivas de sus empleados. En conclusión, en ambientes de miedo, los empleados no son capaces de desempeñarse efectivamente.

 

Laurie Cure, autora del libro Leading Without Fear explica que no todo el miedo es malo. A veces, el miedo puede ser una excelente señal al iniciar un nuevo reto, sin embargo, lo que se debe evitar es el uso del miedo como motivación en un equipo de trabajo. Creando ambientes seguros y abiertos al diálogo así como de intercambio franco de ideas se generan mejores lugares para asegurar la innovación, la creatividad y la productividad. Cure asegura que las organizaciones con este tipo de ambientes laborales obtienen mejores resultados.

 

Por último, se debe propiciar que la colaboración, reemplace al control y el miedo sea sustituido por cooperación y confianza, con esto no sólo se generarán beneficios para las personas sino también para las organizaciones. En vez de utilizar el miedo y las amenazas como estrategia, un buen líder debe fijar metas sin condicionantes. Un buen líder debe desarrollar una cultura en la que los empleados alcancen los objetivos esperados no por el miedo a recibir el castigo o regaño  sino porque saben que es lo que se espera de ellos.

 

Mario Alonso Puig lo dice muy bien “el liderazgo no es un cargo, es una forma de ser” así que entendamos que no por el hecho de acceder a puestos directivos se obtiene  el liderazgo de un equipo. Definitivamente no se debe confundir liderazgo con capacidad de manejar el poder y no olvidemos que “los líderes generan visiones que los trascienden, los directivos no”.



Comentarios

COMPARTIR
AnteriorConsejos básicos para sacarle provecho a ese Gmail
SiguienteEl ABC para aprender a programar
Gabriela Legorreta
Gabriela es economista y estudió el Master en Acción Política, Participación Ciudadana y Fortalecimiento Institucional en Madrid. Tiene experiencia en la Administración Pública Federal y Estatal, principalmente en temas de desarrollo económico y de Finanzas Públicas. Ha trabajado también en investigación sobre estos y otros temas. Ahora está involucrada en impulsar la agenda de emprendimiento en CIDAC y quiere convencerte de que emprender, es algo que todos debemos hacer al menos una vez en la vida.