Compartir
freelancers
Fuente de la imagen: Shutterstock www.shutterstock.com

Para sobrevivir al estilo de vida freelance no solo debes tener las ganas de ser tu propio jefe, necesitas una idea concreta de lo que vas a hacer, el panorama de los servicios que quieres ofrecer y una gran habilidad de administración.

Además de que debes “defenderte” de las empresas que no te quieren pagar, tienes una gran competencia. Entre 2012 y 2014, la cifra de trabajadores independientes creció de 10.5 millones a 13.2 millones, respectivamente, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Y aunque el 48% de los profesionistas mexicanos aún quiere trabajar para una empresa -contra el 19% que busca un empleo autónomo- según datos del portal para universitarios Universia, la tendencia de trabajar de manera independiente va en aumento, de acuerdo con la empresa de reclutamiento Kelly Services.

Aquí te dejamos algunas ideas para que seas un trabajador independiente aplicado y sobresalgas de entre los demás.

1. Evalúa tus aptitudes y conocimientos

Si ya estás pensando o desarrollando tu idea de negocio como autónomo, o quieres ganar un dinero extra con otras actividades, debes conocer a tu competencia, tanto otros prestadores de servicios como colegas que ofrezcan lo mismo que tú.

Una herramienta para avalar tus aptitudes y explorar a los demás es LinkedIn. Ahí hay varias herramientas para que tus clientes o personas que conocen tu trabajo pueden respaldarte.

2. Conoce tu mercado

Para conocer un poco más el mercado en el que vas a trabajar de manera independiente, las tendencias, las búsquedas, los servicios más buscados y los que estén escasos, puedes inscribirte a boletines de revistas especializadas, leer blogs de empresas o crear alertas específicas de tu sector en Google. Toda la información acerca de tu mercado puede ayudarte a estar al día y encontrar las áreas donde debes especializarte.

3. Haz networking

¡Contactos, contactos, contactos! Nunca descartes la posibilidad de ir a alguna reunión con potencial tanto para obtener clientes, conocer colegas con los que puedas trabajar en conjunto o aprender algo nuevo. Eso sí, sé inteligente con la inversión de tu tiempo.

Mantener activos tus perfiles en redes sociales, compartir temas útiles o presumir tu trabajo son buenas formas de cultivar tu marca personal. Puedes incluso interactuar en foros o grupos de Facebook de profesionales como tú, ya que a veces ahí publican vacantes u ofrecen proyectos conjuntos.

4. Cultiva la autogestión

Otro principal aspecto a desarrollar es tu organización personal: respeta los tiempos de entrega y ten la misma disciplina como si estuvieras en una compañía con sueldo fijo. No te satures de proyectos si por lo pronto no tienes dinero para pagar personal externo.

Hay herramientas útiles para organizar tus tareas, como Trello, Asana o Google Calendar, donde puedes agendar tus actividades diarias, semanales, mensuales, poner alertas de entrega e ir cumpliéndolas al pie de la letra.

Por último, algo más que puede ayudarte es trabajar en un horario establecido por ti mismo. Definir horas de productividad y espacios para despejarte es fundamental, ya que si no trabajarás más horas que antes y hasta los fines de semana.

5.  Administra tus recursos

Es necesario que administres tus recursos de una buena manera, si bien en algunas temporadas te puede ir muy bien, hay periodos de vacas flacas.

Existen aplicaciones muy buenas, como “Control de Gastos”, que te ayuda a llevar un registro de tus gastos personales y profesionales, algo que te ayudará mucho para tu declaración de impuestos.

Otra que cuesta unos $30 es “MoneyWiz”, que te permite poner alarmas de pagos frecuentes, es multidispositivo y puedes llevar hasta el control de tus tarjetas de crédito y débito.  Ambas están disponibles para iPhone y Android.

6.  Asegúrate para no verte tan desesperado

Antes de aventurarte al mundo independiente, es importante que tengas un ahorro que te mantenga con vida por lo menos tres meses en lo que tienes tus primeros clientes, así no te irás por cualquier cosa.

Ya que te empiece a ir bien, busca un seguro médico, ya que no estarás cubierto por el IMSS. Y en lugar de tu café diario, busca un seguro de desempleo o de ahorro para el retiro.

¿Cuánto vas a cobrar?

Para saber cuánto cobrar por los servicios freelance, debes conocer el valor de tu trabajo en relación con tu experiencia y otros factores como horas de trabajo, gastos y materiales, por mencionar algunos. Así determinarás un sueldo realista.

Una opción es entrevistarte con empresas que busquen un puesto como el tuyo, para saber cuánto pagan por los servicios que tú quieres ofrecer. Con ello te darás una idea más real de lo que debes recibir.

Esta calculadora te puede ayudar a determinar cuánto cuesta una hora de tu trabajo.

Como todo, para ser un buen freelancer necesitas práctica, no te desanimes si no te sale a la primera. ¡Buena suerte!

Comentarios