Cómo prepararse para el cambio

Cómo prepararse para el cambio

Lo que podría parecer un callejón sin salida en un mercado, podría ser potencial extraordinario en otros.

COMPARTIR

En los últimos siete años, la industria del vestido ha perdido la cuarta parte de su fuerza laboral. A partir de este dato podrías pensar que dedicarte a la industria textil es una pésima idea. Pero no necesariamente, lo cierto es que los mercados cambian constantemente, y así como hoy la manufactura textil no es el mejor sector para invertir o trabajar, parece que las competencias de sus trabajadores y de sus empresarios están siendo sumamente atractivas para otros sectores con mayor crecimiento. Lo que podría parecer un callejón sin salida en un mercado, podría ser potencial extraordinario en otros mercados.

Por ejemplo: ¿qué pasa con las personas que han perdido su empleo en la industria textil o que han tenido que cerrar antiguas fábricas? La industria automotriz, uno de los principales generadores de divisas y empleos calificados en nuestro país, está importando el talento de otros sectores, como el  textil para proveer tejidos a interiores de autos, cajuelas, cabinas y materiales que controlan el ruido y  calor del motor. Esta es la muestra de que las competencias o habilidades adquiridas en algún ámbito son herramientas que te apoyan a realizar distintos tipos de trabajos o carreras profesionales, es decir, estas competencias transferibles son las claves para lograr la certidumbre de que siempre podrás desarrollarte profesionalmente, independientemente del ciclo o del sector económico. Algunos ejemplos de dichas habilidades son: capacidad de liderazgo y motivación; interpretación y análisis de datos; habilidades de organización, programación, idiomas, entre muchas otras.

En contraste, cuando los trabajadores o los empresarios carecen de competencias transferibles, muchas veces no logran realizar las transiciones con éxito. Cuando entramos en crisis, las personas y las organizaciones se ven obligadas a reinventarse, prepararse para el cambio. Por eso es importante que te prepares mejor, con más y mejores herramientas como: cursos presenciales intensivos, entrenamientos en línea, sistemas de coaching o capacitación rápida en habilidades transversales como programación, idiomas o redacción. Ante entornos dinámicos y cambiantes como los que vivimos puedes prevenir y prepararte para las transiciones que seguramente tendrás en tu vida profesional.

Los saltos de fe que tendrás que dar siempre implicarán riesgos, pero, mientras más competencias transferibles adquieras, mejores (y más seguros) serán. Los trapecistas al cambiar de columpio siempre entrenan con redes de protección, pero cuando viene el verdadero espectáculo saben que están capacitados para el gran momento y que atraparán el siguiente columpio porque conocen en qué tiempo llegará y de qué manera podrán lograrlo con menos probabilidades de caer.

Comentarios