¿Cómo aprovechar que te den más trabajo en la oficina?

¿Cómo aprovechar que te den más trabajo en la oficina?

Pensar que sólo sirves para lo que te contrataron es cerrarte el mundo.

COMPARTIR

Bienvenidos al mundo competitivo. Ya quedó atrás el momento en el que te apegabas a la descripción de tu puesto y hacías lo que te tocaba. Muchas veces creemos que no tenemos la necesidad de saber lo que hacen los demás, sin embargo, el que te asignen más trabajo en la oficina o te pidan que te capacites sobre lo que hacen en otros puestos te puede llevar a desarrollar competencias muy valiosas que definitivamente se verán mejor en tu CV.

Pensar que sólo sirves para lo que te contrataron es cerrarte el mundo. Si ves este tipo de aprendizaje como un plan de carrera, las competencias que hayas desarrollado a lo largo de esta capacitación te serán muy útiles para futuros trabajos o para demostrarle a tu empresa que eres una persona que puede aprender. Para que te animes te dejo una lista de las aptitudes que podrías desarrollar en ese proceso:

  1. Trabajo en equipo. Una parte importante de la ecuación es qué tan bien te llevas con los demás. Recuerda que tú eres nuevo haciendo esas tareas, así que lo más conveniente es tener la mejor actitud para poder absorber todo lo que te van a enseñar. Necesitas demostrar, además, que tú también puedes aportar mucho al equipo y que no tienes la mínima intención de quitarles su chamba.
  2. Planeación estratégica. No es lo mismo ser un eslabón de la cadena, a aprender cómo se realiza todo el ciclo de labores. Esto te dará las tablas para poder liderar un proyecto de principio a fin. Aprenderás cómo se planea, ejecuta y da seguimiento a un proyecto, lo cual te hará un elemento más valioso dentro de la empresa.
  3. Capacidad de reacción. La seguridad nos vuelve muy cómodos. Seguro sabes a la perfección qué tareas te tocan, cómo se resuelven y cuándo se entregan. Pero al tener más trabajo y nuevas asignaciones, estás desarrollando habilidades para resolver problemas y manejar el tiempo de manera eficiente. Puede que no sepas la solución para todo, pero seguro adquirirás más “tablas”al tener que reaccionar a problemas que antes no eran tuyos.
  4. Ser confiable. Si tienes más trabajo, es por que alguien tiene expectativas sobre ti. Decir que harás algo y no cumplirlo puede echar por la borda todo tu trabajo. Al adquirir más responsabilidades necesitas tener la capacidad de recordar proyectos, entregables y contestar correos sin que nadie te lo recuerde.
  5. Innovar. Las organizaciones necesitan transformar la manera en que las cosas se hacen, y tú también. Al no estar viciado con esas nuevas tareas, se abre la oportunidad para proponer métodos innovadores. No se trata de decir que nada de lo que se hacía estaba bien, pero está en tu cancha aportar algo fresco e inteligente que pueda servirle a la organización.
  6. Manejo eficiente del tiempo. Antes seguramente pensabas que el tiempo te alcanza perfectamente para realizar tus tareas. Al tener más responsabilidades y mayor presión, debes saber cómo manejar tus tiempos y ser más productivo. Estarás lidiando con más personas, aprenderás a usar nuevas plataformas o programas, así que tendrás que ser ordenado y metódico para que todo salga bien. Puedes echarle un ojo a estas apps para que seas una máquina en el trabajo.

Así que la próxima vez que te pregunten si sabes hacer algo que está fuera de tus responsabilidades, te recomendaría dejar el “no” atrás y complementarlo con un “no lo sé, pero puedo aprender”.

SIN COMENTARIOS