Buscando

Buscando

Nadie va a leer tu CV

cv

¿Qué puedes hacer para que tu CV tenga mayores oportunidades de ser leído?

¿Crees que eres el único que está aplicando para ESA vacante?, ¿en serio? Sentimos desilusionarte, pero como sabes, la batalla por conseguir un buen puesto es muy reñida.

Para empezar, algunos datos que necesitas saber sobretodo si estás tratando de ingresar o estás aplicando para una vacante en una mega empresa (esas como de 200 empleados en adelante).

  • – Actualmente la cantidad de solicitudes de trabajo que reciben las compañías hace que sea prácticamente y humanamente imposible revisar cada CV de forma manual.
  • – Por ello, muchas empresas se apoyan en la tecnología para simplificar y agilizar sus procesos de selección en búsqueda de los candidatos ideales.
  • – La mayoría de estas empresas utilizan un software para reclutar, conocido como ATS (por sus siglas en inglés: applicant tracking system). Este software lo que hace es administrar la base de candidatos que aplican para alguna vacante, con el objetivo de facilitar el proceso de selección para el reclutador.
  • – Los ATS tienen como objetivo analizar los CV de los candidatos, escanear los documentos y clasificarlos para hallar coincidencias con ciertos parámetros previamente establecidos por la empresa y el reclutador.
  • – Son sistemas inteligentes que etiquetan a los candidatos, de esta manera cuando el reclutador tiene una vacante, puede filtrar a toda su base de candidatos a través del ATS. Y es así como selecciona a aquellos que tienen mayor porcentaje de coincidencia con el perfil.

¿Cómo puedes mejorar tu CV para aumentar la probabilidad de que sea filtrado por el ATS? Te compartimos cinco ideas:

  1. Sencillez en formatos. Evita usar plantillas de CV muy elaboradas, lo ideal es que uses una hoja en Word y que lo guardes en ese mismo formato (.doc). (No todos los ATS pueden leer formatos .docx, PDF o JPG). Utiliza un tipo de letra normal como Arial, Georgia, Tahoma, Calibri o Verdana, esto asegurará una búsqueda más exitosa en el ATS.
  2. Lo más importante: tu nombre. Asegúrate de que este vaya en la primera línea del CV. Es decir, despídete de esos CV que empiezan por: “CV. Juan Pérez”. En su lugar, déjalo como: “Juan Pérez González”. Evita abreviaturas y signos raros en tu nombre. Ejemplo: “Juan A. Perez” sustitúyelo por “Juan Antonio Pérez González”. Y ¡pon tu nombre completo! Si eres de los que no le gusta su segundo nombre o piensan que con solo un apellido basta…¡eso reduce los chances ante el ATS!
  3. Incluye palabras clave. Si la descripción de la vacante dice: “Buscamos un joven activo en organizaciones de la sociedad civil vinculadas a temas de justicia”, asegúrate de incluir en tu CV la experiencia que tienes relacionada con esas palabras exactas. Esto facilitará que el ATS encuentre coincidencias entre tu CV y la vacante y aumente las probabilidades de que tu perfil coincida en un mayor porcentaje.
  4. Bye fotos. Si. Como lo leíste, evita incluir fotografías, logotipos, imágenes y cualquier adorno que “distraiga” al ATS. De la misma forma, utiliza colores “normales” y trata de no usar márgenes muy estrechos en el documento. Esto también afecta.
  5. Sin typos, errores de ortografía y cosas raras. Por lógico que te parezca, revisa 80 veces el CV. Y después de hacerlo, dáselo a leer a alguien más para detectar esos errores que tal vez ante tus ojos ya habían pasado desapercibidos. Revisa el espaciado entre cada palabra, ya que a veces los ATS detectan los “dobles espacios” como un error. Y recuerda, mientras menos errores traiga tu CV más probabilidad tendrá de estar en la selección. Evita abreviaturas por obvias que parezcan. Por ejemplo: en lugar de OSC´s asegúrate de escribir “Organizaciones de la Sociedad Civil”.

Te compartimos esta infografía con más detalles. ¿Preguntas? ¡Nos dará mucho gusto ayudarte!

 

Se busca Senior Editor / Music Programmer en Spotify

Aquí les compartimos uno de esos trabajos que no sólo parecen geniales, sino que hace unos años no habría sido posible (al menos no en una plataforma como Spotify). La vacante es para unirse al equipo latinoamericano de Spotify en sus oficinas en Nueva York y el trabajo consiste, fundamentalmente, en la selección y programación de listas para el mercado mexicano.

De manera más detallada, las actividades que el puesto tiene son:

  • Seleccionar y mantener una amplia y variada lista de playlists dedicadas para todo tipo de usuario en México.
  • Presentar y hacer seguimiento de nuevas propuestas y apuestas de programación en México.
  • Escribir artículos y realizar entrevistas respecto a temas musicales y de estilo de vida.
  • Buscar proactivamente usuarios de Spotify que además sean extraordinarios curadores.
  • Analizar indicadores de resultados.
  • Trabajar con el equipo de Programación en Latinoamérica y otros equipos para alcanzar diversos objetivos de contenido.

La vacante es para una persona con experiencia (senior) que pueda entregar resultados desde el inicio, con amplio conocimiento de las diferentes culturas musicales en México, así como de sus mercados y consumo. Se requiere dominio del Inglés y Español a un nivel editorial y capacidad de responder a indicadores. Se espera que la persona que cubra la vacante haya tenido experiencia en programación musical y/o a nivel gerencial en la industria musical o de entretenimiento. Ser un experto es artistas, festivales como el Corona Capital, historia, lanzamientos, influenciadores y relaciones públicas es necesario para el trabajo.

Sin duda, las competencias de análisis de datos, detección de oportunidades de negocio, generación de nuevas ideas, networking y trabajo en equipo serán cruciales para desempeñar bien este trabajo.

Link a la vacante Senior Editor / Music Programmer en Spotify.

10 herramientas para buscar trabajo

buscar trabajo

¿Quieres nuevas formas de buscar trabajo?

Las ofertas de empleo en la sección de clasificados en los periódicos, los anuncios tipo “se busca” afuera de las empresas, las ferias de empleo que organizan gobiernos, industrias, instituciones de educación, etc. son mecanismos de búsqueda de trabajo que todavía existen (de acuerdo con datos de la Encuesta de Competencias Profesionales 2014 el porcentaje de las empresas que se anuncian en ferias de empleo es únicamente del 8% al igual que las empresas que se anuncian en el periódico y solamente el 1% lo hace mediante anuncios afuera de las empresas) pero ya no son los mejores lugares para buscar y conseguir empleo.

Ya no lo son porque ahora muchas de las opciones y mecanismos para buscar/encontrar trabajo se encuentran en Internet. Portales especializados en cuestiones laborales, bolsas de trabajo en línea, secciones de reclutamiento en las páginas de las empresas y los anuncios en medios electrónicos, agregadores de noticias y sitios especializados son ahora LA opción que utilizan los gobiernos, empresas y organizaciones para anunciar puestos de empleo y/o reclutar empleados.

En la “era de la información” tanto los que ofrecen como los que buscan trabajo quieren encontrar información oportuna, clara, rápida y creíble. Por ello es que mucho del auge de este tipo de recursos se debe a la posibilidad de poder realizar mejores búsquedas, procesos de evaluación y reclutamiento más ágiles, y enfocarse en perfiles y nichos que son de interés. Son también, herramientas más amigables para encontrar el empleo que te interesa (por ejemplo, muchos de ellos ofrecen la posibilidad de filtrar por sueldo, ubicación, puesto, requisitos, etc.).

Además de estos recursos, el surgimiento de las comunidades, las redes sociales y los perfiles en línea han creado grandes oportunidades para que tu puedas crear y anunciar, si, leíste bien, anunciar lo que sabes hacer, lo que te interesa, lo que has logrado, etc. Ya sea de forma directa en sitios especializados (sitios web especializados en temas laborales) para que construyas y publiques tu perfil profesional. O bien, de forma indirecta en foros de discusión especializados o redes sociales. Internet te ofrece la oportunidad de ir construyendo un perfil profesional sobre lo que sabes y quieres hacer que podrá ser consultado por muchas personas.

Este último punto es muy importante porque es un ejemplo muy claro de cómo han cambiado las estrategias para buscar trabajo. Si bien hay muchos recursos en línea que te permiten llenar aplicaciones y subir o mandar tu CV. Muchas de las oportunidades que te ofrece Internet están relacionadas con la posibilidad ilimitada y a gran escala de que la gente te lea, te escuche y te conozca. Así que además de las opciones tradicionales (periódico, bolsas de trabajo universitarias, etc.) y nuevas (portales, sitios especializados, etc.) no minimices el potencial de foros en línea, blogs, páginas, etc. que te pueden ayudar a posicionarte y venderte mejor. Entre muchas cosas, son una excelente opción para ponerte en contacto y ayudarte a construir relaciones con personas en el puesto, empresa o industria que te interesa.

A continuación te presentamos 10 recursos muy útiles para tu búsqueda de trabajo:

1. LinkedIn

Es la plataforma en línea de redes sociales para profesionales de negocios más importante. Es una herramienta muy útil para construir una red de contactos y compartir tu curriculum vitae. Entre muchas cosas te permite recibir recomendaciones de empleadores y colegas. Es uno de los espacios en línea preferidos por los reclutadores.

2. ZoomInfo

Es un buscador de personas gratuito que recopila y sintetiza la información disponible en internet relacionada con las personas y las empresas. Es una herramienta muy útil para buscar y organizar información sobre empresas y personas.

3. Indeed

Motor de búsqueda de empleo que busca e integra vacantes ofrecidas en más de 10,000 portales de empleo. En un solo sitio puedes realizar una búsqueda más ágil, simple, precisa y efectiva.

4. Viadeo

Segunda red social de profesionistas más grande en el mundo después de LinkedIn. Creada en Francia, actualmente es una excelente herramienta para buscar empleo en Europa. Al día de hoy, permite conectarse con más de 55 millones de profesionales en todo el mundo.

5. Xing

Al igual que LinkedIn y Viadeo, Xing es una plataforma en línea de redes sociales para profesionales. Además de ofrecer las funciones básicas como la creación y la búsqueda de perfiles personales, ofrece foros de discusión y coordina eventos relacionados con la búsqueda de empleo.

6. Facebook

Además de tratarse de la principal red social a nivel mundial, Facebook puede ser un medio muy útil en la búsqueda de empleo pues cuenta con más de 300 millones de usuarios. Muy útil para “seguir” a las personas, productos, proyectos y empresas que te interesan.

7. Twitter

Te da la posibilidad de conformar una red muy amplia de contactos además de enterarte acerca de los eventos de reclutamiento de las empresas. Es un recurso útil para informarle a las personas sobre tu búsqueda de empleo. Eso si, en no más de 140 caracteres.

8. TweetMyJobs

Es la plataforma social de reclutamiento líder en el mundo. Es una forma de integrar las redes sociales con las bolsas de trabajo al publicar los empleos más relevantes en redes sociales. Gracias a TweetMyJobs no es necesario buscar el empleo que te interesa sino que basta con esperar a que los empleadores te encuentren.

9. Blogspot

Crear tu propio blog es una manera eficiente de encontrar trabajo. Además de publicar contenidos y crear tu propio foro de consulta, Blogspot te posibilita un espacio para dar a conocer tu entendimiento, experiencia y nivel de dominio sobre un tema en particular.

10. Google

Herramienta que te ofrece grandes recursos para buscar quien ofrece trabajo así como todo tipo de recursos para preparar tu estrategia de búsqueda de trabajo. Mecanismo fácil y sencillo para acceder a portales y sitios en donde se ofrece trabajo.

¿Estás sobrecalificado para tu trabajo?

sobrecalificado para tu trabajo

La lenta recuperación del mercado laboral y la falta de empleos han ocasionado que la gente acepte posiciones de más bajo rango por el simple hecho de conseguir un trabajo. Si a esto le sumamos el tiempo que una persona llega a pasar desempleada, esto aumento las posibilidades de tomar la primer oferta sin pensarlo mucho.

Sin embargo este no es el único factor que ocasiona que te sientas que estás sobrecalificado para tu trabajo. Muchas veces no ponemos atención en la descripción del puesto, o nos dejamos llevar por el nombre barroco del cargo, sin realmente indagar a fondo qué se necesita y si esto supone un reto o no.

Pero vamos por partes. Primero que nada debes identificar si este es tu caso. Si te aburres con facilidad, siempre buscas algo más que hacer (no lo confundamos con proactividad), sabes más que tu jefe y no estás aprendiendo nada nuevo, entonces estos 4 consejos son para ti.

  1. Mantén la calma

El entrar a un trabajo nuevo implica siempre una curva de aprendizaje y toma tiempo adaptarte. El pánico puede apoderarse de ti al sentir que no estás siendo útil y querrás salir corriendo de inmediato. Sin embargo, el irte de la empresa a pocos meses de haber entrado quedará como un empleo de tres o cuatro meses en tu currículum (sí, los millennials ya no se quedan eternamente en un trabajo, pero no abuses). Te recomendamos que, a menos que en verdad sea insoportable la aburrición, esperes mínimo un año para renunciar. Puede darse el caso de que inclusive con el tiempo, tus tareas se vuelvan más interesantes y si no, también puede ser buena oportunidad para buscar trabajo en ese lapso. Recuerda que no hay mejor manera de buscar trabajo que teniendo uno.

  1. Habla con tu jefe

Esto no puede darte pena. Si realmente estás inconforme, hablar con tu jefe es lo primero que debes hacer. Sin sonar arrogante, repasa con él cuáles son tus habilidades profesionales y tu perfil y las tareas que estás realizando. Déjale claro el rol que podrías jugar dentro de la empresa y lo que esperas lograr. No está mal que inclusive le hagas saber que estarías interesado en aplicar a una posición más acorde a tu capacidad dentro de la empresa.

Pregunta sobre los procesos que debe seguir un empleado para aplicar a posiciones internas y recuerda tener muy claro el tiempo que debes llevar en la empresa para hacerlo. Aquí un ejemplo: Si te contrataron como un asistente de ventas que ayuda con los procesos de venta de los demás asociados, pero no tratas directamente con clientes, puede ser una buena oportunidad para alzar la mano si tienes mucha experiencia anterior en trabajar con cuentas de clientes y aterrizando. Pero recuerda, indagar sobre los tiempos para el proceso interno es la clave para saber si estás dispuesto a esperar ese periodo, o si de plano prefieres empezar a buscar algo más.

  1. Aprende de ello

El estar sobre calificado a veces implica que debes llevar las riendas del equipo. Al tener más tiempo libre puedes descubrir que tus aptitudes de management son mejores de lo que pensabas. Puedes intentar mejorar ciertos procesos que están viciados en el área. Esto servirá para que otras personas comiencen a ver tus capacidades. Es un hecho que alguien sobre calificado en una posición salta a la vista de cualquiera (a menos que literal te quedes viendo You Tube todo el día). Así que aprovecha, date a notar y sorpréndete de lo que puedes lograr al sacar a la luz tus aptitudes más escondidas.

  1. Tómate tiempo para pensar

Sabemos que no buscaste ese trabajo precisamente para meditar sobre el sentido de la vida. Pero muchas veces el estar sobre calificado puede ayudar a obtener una perspectiva más clara de lo que realmente quieres. Este tiempo puede abrirte la mente e inclusive darte la idea de comenzar tu propio negocio o hacer algo radicalmente diferente. Siempre puede ser momento para reinventarte. Además, este tiempo extra puede ayudarte a hacer una buena red de contactos (¡networking!) dentro de ese trabajo que seguramente te será útil si quieres hacer algo diferente.

8 errores en la búsqueda de trabajo

búsqueda de trabajo

Sabemos que buscar trabajo no es algo sencillo, y muchas veces es un proceso desesperante. Esta semana nos ocupamos en seleccionar aquellos errores más comunes que hemos visto a la hora iniciar esta búsqueda.

1. Buscar sin un objetivo. Mandar muchísimos CV´s no es sinónimo de aumentar las posibilidades de encontrar trabajo, sobretodo si al mandarlos lo haces sin un plan y metas específicas. Antes de tu búsqueda, intenta determinar tu objetivo de carrera: ¿en qué y en dónde quisieras trabajar? Y a partir de esa respuesta puedes hacer una lista de actividades específicas que te acerquen a tu meta. Así, tu búsqueda será más productiva y cercana a lo que quieres.

Tip del buscador experto: si no sabes por dónde empezar, consulta la lista de los mejores lugares para trabajar en México y estudia una empresa por día.

2. Buscar el trabajo soñado. Todos queremos el mejor trabajo con el mejor ambiente en el mejor lugar y con el mejor sueldo, eso es obvio, pero probablemente sea mejor empezar con algo que se acerque a ello. El hecho de que tengas claro lo que estás buscando o dónde quieres trabajar no quiere decir que no vas a aceptar algo que se asemeja bastante. El tener expectativas muy altas para el primer empleo muchas veces lo que hará es cerrar otras oportunidades.

Tip del buscador experto: inicia tu búsqueda por cercanía, es decir, primero busca oportunidades cerca de donde vives.

3. Buscar sin orden. Entrar todos los días a checar las vacantes en la misma página o en la misma bolsa de trabajo es una actitud muy pasiva. Intentar ampliar la búsqueda hacia otras fuentes de empleo aumentará tus posibilidades de encontrar algo. Por ejemplo, hacer llamadas a los departamentos de recursos humanos de las empresas en las que te gustaría trabajar, ir a eventos o foros donde podrías contactar gente de las empresas en las que te gustaría trabajar son solo un par de ideas.

Tip del buscador experto: lleva un registro detallado de a qué empresa has mandado tu CV y para qué vacante has aplicado. Incluye también los usuarios y contraseñas que has generado en las páginas de bolsas de trabajo.

4. Buscar y no dar seguimiento. Muchas veces escuchamos frases como “mandé mi CV pero nunca me hablaron” o “fui a la entrevista y nunca me volvieron a llamar”. Si el interesado eres tú, intentar mostrar un poco de iniciativa no estaría mal, ¿no crees? De igual forma, ¿no te gustaría saber qué pasó después de la entrevista?, ¿no te gustaría ser considerado para opciones futuras? ¿qué tal una llamada o un correo al reclutador para comentárselo?

Tip del buscador experto: el tiempo ideal para llamar al área de recursos humanos después de haber mandado tu CV es de siete a diez días.

5. Buscar en mi tiempo libre. Si realmente quieres hacer una búsqueda profesional de empleo, tienes que ponerte metas. Empezar con algo realista como: enviar un CV al día, llenar una aplicación en la página de una empresa y hacer una llamada al día sería un punto de arranque que cualquiera podría hacer. Por supuesto que esto requeriría un poco más de tu tiempo libre, por lo que tendrías que asignarle unas horas al día a la búsqueda.

Tip del buscador experto: lleva contigo una copia impresa de tu CV y haz tarjetas de presentación con tu nombre y datos de contacto.

 6. Buscar sin tener un perfil profesional. Cada vez es una práctica más recurrida el investigar al candidato en herramientas sociales como Linkedin, Twitter y Facebook. Si vas a emprender tu primera búsqueda de empleo, asegúrate de tener una imagen profesional que te represente en línea. Empezar por hacer tu cuenta en Linkedin podría ser un primer paso.

Tip del buscador experto: tómate una foto profesional para tu perfil en Linkedin (puedes acercarte al departamento de vinculación de tu universidad y pregunta si te pueden ayudar con esto)

 7. Buscar y no hacer networking. Actualmente la principal fuente de contrataciones es a través de recomendaciones y de personas en común. Piénsalo: si tuvieras que contratar a alguien, antes de iniciar con una búsqueda desde ceros ¿no preferirías contratar a alguien que te recomiende tu mejor amigo? O ¿no preferirías contratar a alguien con quien ya has trabajado y sabes que es de confianza? Hacer este tipo de relaciones va más allá de entregar tarjetas de presentación, pero si desde ahora comienzas a sembrar buenas amistades, seguro en un futuro alguien echará mano de ti para alguna chamba.

Tip del buscador experto: mientas más extendida y variada sea tu red, tendrás mayores oportunidades de conocer gente.

8. Buscar y mandar a todos lados el mismo CV. Sabemos que probablemente esta sea tu primera búsqueda de empleo, y por lo tanto tu primer CV (si tienes dudas de cómo hacerlo tenemos varios artículos al respecto como: Cómo hacer un CV con experienciasin ella) o puede que ya tengas un CV perfectamente bien armado. ¿Qué tal si en lugar de mandar el mismo CV a todos lados, te tomaras unos minutos para ajustarlo justo a las necesidades del puesto para el que estás aplicando? Cada vez que mandes tu CV asegúrate de contestar honestamente las siguientes preguntas: ¿lo que quiero de este trabajo está reflejado en mi CV? Y ¿lo que puedo aportar a esta empresa está reflejado?

Tip del buscador experto: a la hora de llenar aplicaciones, ten a la mano toda la información de tu CV en formato de texto plano, es decir, en archivo .txt o .rtf . ¡Esto te ahorrará mucho tiempo!

Cómo encontrar trabajo en LinkedIn

encontrar trabajo en LinkedIn

¿Tienes LinkedIn?

LinkedIn es sin duda la red social de profesionistas más popular a nivel mundial y, en nuestro país, año con año más personas se unen para crear un perfil con el objetivo de avanzar o iniciar sus carreras profesionales. El potencial de LinkedIn es indudable. De hecho, para finales de 2014 se registraron más de 6 millones de perfiles y 780 páginas de empresas que utilizan la plataforma para contratar. Si realmente quieres aprovechar LinkedIn aquí te van 4 consejos:

1. Comunica todas tus competencias

Después de las secciones de “Experiencia Laboral” y “Educación” se encuentra quizá la sección más importante de tu perfil; la de “Aptitudes y Validaciones”. Aquí puedes listar todas las competencias profesionales, tanto suaves como duras que hayas adquirido a lo largo de la vida. Además, tus contactos -ya sean profesores, compañeros de universidad o de trabajo y hasta tus jefes- pueden validar y “poner las manos al fuego” al decir que realmente cuentas con estas habilidades o conocimientos. Las empresas se fijan mucho en esta sección ya que les sirve como atajo informativo para saber qué tipo de profesionista eres.

2. Obtén recomendaciones

Las recomendaciones en LinkedIn son el espacio en donde tus ex-jefes pueden describir aspectos de tu personalidad o detallar tus mejores aptitudes o competencias profesionales que sirvan para agregar valor y dar validez a tu perfil. Además, lo mejor de las recomendaciones es que no solo aparecen en tu perfil sino que también son visibles en el perfil de aquella persona que la escribió y puede ser vista por sus contactos. Así que estas son buenas maneras de extender tu red de forma eficiente ya que logra comunicar algún aspecto positivo de tu perfil como profesionista a potenciales empleadores.

3. Conecta responsablemente

Como en toda red social, tener millones de contactos no necesariamente significa que tengas el mejor perfil o seas el mejor a la hora del networking. Por otro lado, no existe un número ideal de contactos que debes de tener o buscar. Una buena manera de juzgar si una solicitud de conectar es buena idea o te puede ser útil es preguntarte lo siguiente: ¿Conozco a la persona? (ya sea personal o profesionalmente) y ¿Quisiera interactuar en persona con él o ella? ¿Le pediría que me presente con algún contacto suyo y estaría dispuesto a hacer lo mismo a cambio?

4. Personaliza tu URL

Tu URL (uniform resource locator) es la dirección de LinkedIn en internet. Si la personalizas con tu nombre hará que tu perfil se vaya a los primeros lugares de resultado de búsqueda de Google. De esta manera tu perfil será de los primeros que vean los reclutadores y potenciales empleadores.

Así que ya sabes, si estás buscando trabajo o quieres conectar con profesionistas como tú, sigue estos pasos para utilizar tu perfil de LinkedIn al máximo.



La regla #1 de Mark Zuckerberg para contratar

Hace poco leí un artículo sobre una declaración de Mark Zuckerberg respecto a su primera regla para contratar. Ésta es básicamente sólo contratar a alguien que trabajará para mi si es una persona para la cual yo querría trabajar. Desde luego, Zuckerberg no está buscándose jefes, simplemente está planteado un escenario en el que, de no estar en su posición, estaría feliz de trabajar para las personas correctas.

 Si bien no todo el mundo contrata como Zuckerberg, estoy de acuerdo con su regla y considero que es importante tomarla en cuenta, tanto para quien está reclutando personal como para quien está buscando empleo. A continuación te comparto algunos elementos que, en lo personal, me dicen que serías una persona para la que me gustaría trabajar (y por lo tanto te contrataría a la primera oportunidad).

 1. Liderazgo

Una persona que es capaz de demostrar carácter de líder puede inspirar hasta a su jefe o a todo un equipo, sin importar el lugar que ocupe en el organigrama. Ahora, la forma de demostrar liderazgo tiene menos que ver con presunción y más con emoción por lo que haces, cuando ésta es genuina suele impregnar todas tus actividades y a las personas con las que colaboras, por lo que es difícil de fingir que la tienes cuando no es así. Otro elemento que denota liderazgo es la integridad a prueba de todo y es imprescindible para ser la cabeza de un equipo que esté dispuesto a seguirte.

2. Aprendizaje

Las personas con una actitud más dispuesta para aprender cosas nuevas y que al mismo tiempo tienen interés por compartir con los demás su conocimiento son justo el tipo con el que disfruto trabajar. La razón es simple, suelo aprender mucho de ellas y ellas pueden aprender de mi. Nada me decepciona más en un colaborador que la falta de curiosidad, ya que su capacidad de traer soluciones a la mesa es limitada y se va reduciendo con el tiempo. Por otro lado, una persona que por su naturaleza enseña a los demás lo que sabe es un recurso extraordinario para un equipo, pues enriquece a todos de una manera muy eficiente.

 3. Confianza en sí mismo

Nada más refrescante que una persona que trabaja para ti te comunique de forma asertiva que no está de acuerdo con una de tus ideas, lo argumente y proporcione una idea alternativa. Para hacer eso se requiere además del conocimiento, confianza en si mismo. Para quienes consideramos que nuestra trabajo no es tener la mejor idea, sino identificar la mejor idea cuando se presenta, contar con personas que tengan la capacidad de disentir de forma razonada con su jefe es muy valioso. Y cada vez que lo hacen te demuestran que puedes confiar en su lógica y las decisiones que toman, por lo que el proceso de trabajo se vuelve más eficiente.

 4. Proactividad

Si logras demostrar a tu futuro empleador que no necesitas de instrucciones o supervisión exhaustiva para hacer tu trabajo, habrás ganado una buena parte de su simpatía (a menos que sea un micromanager claro, en cuyo caso quizá no querrás trabajar con él de todas formas). Ahora, la primera forma de demostrar tu proactividad no es haciendo todo a tu manera, sino operando dentro de los procedimientos establecidos por la organización. Si haciéndolo te das cuenta que dichos procedimientos tienen oportunidad de mejora, entonces sí se agradecerá que seas proactivo y propongas una solución.

Puede que no te contrate Mark Zuckerberg por tener estas habilidades, pero te aseguro que si alguien valora que las tengas, vale pena trabajar para él/ella. Si te gustó (o no) el texto avísame en @eduardoreyesc



¿Por qué no gano más?

ganar más dinero

Quizá te has preguntado ¿por qué no ganas más dinero o por qué tu jefe no te ofrece un aumento? De acuerdo a la Encuesta de Competencias Profesionales 2014 de CIDAC, existen nueve competencias por las cuales las empresas están dispuestas a pagar un mayor sueldo a aquellos jóvenes que cuenten con ellas. Es decir, quizá la razón por la que no te pagan más o no te suben el sueldo es porque no cuentas con estas competencias o no las has desarrollado lo suficiente. Estas son las nueve:

  1. Toma de decisiones

Competencia suave que tiene que ver con la capacidad de elegir entre distintas opciones. Esta habilidad depende de tu capacidad de evaluar las opciones, sus costos y beneficios, pros y contras para decidir cuál es la mejor. Esta habilidad se relaciona con la eficiencia personal y tu capacidad de asumir riesgos y responsabilidades.

  1. Conocimientos básicos de uso de equipo y maquinaria

Competencia dura o técnica. Esta competencia es particularmente relevante para empleos o carreras profesionales que tienen que ver con temas de ingeniería, operación y logística o software y tecnología. Imagínate ser el único candidato al puesto o empleado en la empresa que sepa usar un lenguaje de programación específico, esto seguramente te hace un integrante valioso. Por lo cual, es probable que tus jefes y la empresa reconozcan este valor y puedas negociar un mayor salario.

  1. Capacidad de negociar y resolver conflictos

El trabajo en equipo es una de las habilidades más necesarias en el mundo laboral y, a pesar de que todos hicimos proyectos o trabajos en equipo en la universidad, esto no significa que podamos ser exitosos trabajando con los demás. Trabajar con otras personas significa que seguramente habrá conflictos o desacuerdos que pueden poner en riesgo la eficiencia en el trabajo. Por lo que, si tienes la capacidad de conciliar y encontrar acuerdos, o puntos medios, entre tus compañeros puede ser muy valioso pues quiere decir que tienes la capacidad de evitar que ciertos desacuerdos detengan la productividad del equipo.

  1. Sentido de responsabilidad

Uno de los temores más grandes de los reclutadores o jefes de áreas de las empresas es que los jóvenes no están, o no se perciben, realmente comprometidos con su empleo. Muchos de los directores de RH nos comentaban que la mayoría de los jóvenes duran menos de un año en la empresa porque no son lo suficientemente maduros para reconocer que su empleo, aunque sea de primer nivel, es importante para la empresa y solo están ahí para cobrar un cheque. Así que, aunque a veces tu trabajo no parezca vital para el día a día de la empresa o creas que tus errores no son tan importantes porque no eres el Director General, en realidad, tu puesto es importante para la empresa y debes de estar consciente de ello.

  1. Comunicación en inglés

Hoy en día, (casi) el no saber inglés es uno de los obstáculos más grandes para crecer profesionalmente. Saber hablar y escribir en inglés es básico para relacionarte con clientes, poder leer revistas y literatura especializada de tu área de especialidad o manejar redes sociales como un comunity manager. Si quieres profundizar sobre la importancia de esta competencias puedes leer este post.

  1. Detección de mejoras en procesos y productos

De nuevo, esta competencia se relaciona, en primer lugar, con áreas como marketing y ventas, operaciones y logística o sistemas y tecnología. En las cuales, el desarrollo y prueba de productos y procesos se utilizan constantemente. Sin embargo, encontrar mejoras o hacer un trabajo más eficiente se puede hacer en casi cualquier empleo, de cualquier industria. Así que lo importante aquí es que puedas ofrecer soluciones creativas que puedan mejorar y aumentar la eficiencia en tu empresa.

  1. Saber manejar a un cliente

El poder tratar un cliente, saber mantener relaciones profesionales, hacer y extender el networking con los clientes son habilidades muy importantes para las empresas. Especialmente porque muchas veces, las empresas tienen muchos clientes, socios o proveedores y es vital que ellos sientan o tengan un contacto que le dé seguimiento a su cuenta o relación profesional. El poder manejar un cliente exitosamente depende mucho de tus habilidades de entablar una comunicación eficiente y clara, así como poder establecer prioridades para llevar a puerto el proyecto que tienes con ese cliente en específico.

  1. Generación de nuevas ideas

Unas de las razones por las cuales las empresas contratan y apuestan por el talento joven es porque tienen ideas frescas y ofrecen distintos puntos de vista. Lo importante aquí es que cuentes con la seguridad y confianza de compartir tus ideas y conocimientos sin temor al fracaso.

  1. Puntualidad

Tan fácil como llegar a tiempo. Creerías que esto es algo obvio y que a nadie se le ocurriría llegar tarde al trabajo. Piensa de nuevo. La puntualidad es bastante difícil de encontrar, en parte porque vivimos en una ciudad caótica en la que trasladarse de un punto a otro puede ser toda un odisea y, por lo mismo, entendemos que alguien llegue 5, 10 o hasta 30 minutos tarde. A todos nos ha pasado. El problema es que, literalmente, el tiempo es dinero así que los retrasos cuestan y pueden hacer una junta o proceso muy ineficiente.

Seguramente no todas las 9 competencias son relevantes para tu puesto o campo profesional, sin embargo, son una buena pista para saber qué conocimientos y habilidades son valiosos para las empresas y te darían una ventaja como profesionista.



Las mejores empresas para trabajar

mejores empresas para trabajar

Los rankings o listados de las mejores empresas para trabajar son cada vez más populares a nivel mundial.

El objetivo de estos rankings es comparar a las empresas conforme a ciertos criterios para poder reconocer cuales son los mejores lugares para trabajar. Uno de los rankings más populares es el Great Place To Work que se elabora en 50 países y clasifica alrededor de 6,000 empresas a nivel mundial. Es importante resaltar como el Great Place to Work tiene dos grandes categorías dependiendo del número de empleados de las empresa. De forma que en su edición 2014, las 5 mejores empresas para trabajar en México fueron:

mejores empresas para trabajar

La forma en la que se realiza el ranking es por medio de encuestas dirigidas a los directores de Recursos Humanos y empleados de las empresas para medir la percepción en tres áreas principalmente: 1) relaciones entre colaboradores, 2) relaciones con los líderes, y 3) la confianza al interior de la institución.

Las mejores empresas, según el primer criterio – relaciones entre colaboradores – son aquellas que generan un ambiente de confianza y camaradería entre los empleados. En estas empresas, los empleados sienten un cierto grado de orgullo por lo que hacen y disfrutan su trabajo y convivencia con sus compañeros de trabajo. La promoción de este tipo de ambientes de trabajo es positiva para la productividad, no solo del empleado, sino de la empresa en general ya que provoca un crecimiento profesional y favorece el trabajo en equipo.

El factor del liderazgo es uno de los elementos más importantes de acuerdo a esta métrica ya que un buen esquema de liderazgo y, especialmente, una buena relación laboral entre los líderes y el resto de los empleados es vital para garantizar la productividad del negocio. De hecho, las empresas mejor evaluadas son aquellas en las que se logran los objetivos de la organización, las personas dan lo mejor de sí y se genera un ambiente de colaboración y trabajo en equipo. Además, en esas empresas, los líderes logran inspirar y motivar a sus equipos para desarrollar y cumplir con las expectativas organizacionales.

Por último, el índice utiliza la encuesta Trust Index para evaluar el nivel y tipo de confianza dentro de la institución y, hasta cierto grado el respeto  a las distintas culturas que pueden interactuar en una misma empresa.

En general, este ranking mide características del ambiente de trabajo y de qué forma ese ambiente fomenta un buen clima de colaboración, productividad e innovación entre sus empleados. Así que si estas son algunas de las características que consideras esenciales cuando estés buscando trabajo.

¿A quién poner como referencia para un trabajo?

referencia para un trabajo

El nivel de importancia que las referencias pueden tener en un proceso de reclutamiento es muy variable. En algunos casos pueden ser casi un mero trámite o que, a lo mucho, sirvan para verificar que eres quien dice ser (y que no debes ser tan mala persona si alguien está dispuesto a confirmarlo). Sin embargo, hay casos donde la referencia para un trabajo puede ser determinante para que lo consigas o, bien, que tenga un impacto en la oferta económica que puedan hacerte.

No conozco una forma infalible de saber qué importancia tienen las recomendaciones en cada caso específico y, como no vale la pena ponerse a adivinar, lo mejor es poner las mejores recomendaciones que puedas. Aquí algunas ideas que te servirán para elegir a esas personas:

1. Contactos profesionales (no amigos).

Lo más importante de una referencia laboral es ¡que conozca tú trabajo! Eso implica que pueda argumentar por qué eres bueno haciéndolo y que incluso tenga ejemplos (así que olvídate de amigos o compañeros de oficina con los que sales de fiesta pero realmente no trabajas tanto). Recuerda, mientras mejor pueda explicar por qué eres indispensable en un equipo de trabajo mejor.

2. Personas con alto nivel de discreción o fuera de tu entono laboral actual.

No siempre se puede ser muy abierto respecto a la búsqueda de una nueva oportunidad laboral. Si ese es el caso, lo mejor es poner referencias externas a tu trabajo actual. Ahora que, si es el único trabajo que has tenido, o de verdad no se te ocurre a nadie externo a quién poner, asegúrate de pedirles discreción al respecto (lo último que quieres es que en tu trabajo se enteren de tu búsqueda por alguien que no sea tú).

3. No pongas a tu tío (sé profesional)

Se ve muy poco profesional que pongas al tío o la prima como referencia laboral. Si tu experiencia es en una empresa familiar siempre puedes poner un cliente. Otra opción es poner alguna referencia académica (muy recomendable si no tienes experiencia profesional aún). Si de verdad no tienes otra opción que poner al tío (algo has estado haciendo muy mal en tu vida profesional) se transparente al respecto con el reclutador.

4. No pongas al presidente de tu país o al CEO de la empresa (con sus excepciones)

Siempre es bueno poner como referencia a la persona con el nivel organizacional más alto. Sin embargo, de nada sirve si no tuviste una relación laboral significativa con la persona (o peor aún, si dado que no te conoce tanto nunca va a atender el mail o llamada). Recuerda, no se trata de presumir con nombres.

Si eres bueno en tu trabajo seguro no tendrás problemas para seguir estos cuatro puntos. Ahora sólo recuerda avisar a las personas que pusiste como referencia, de modo que estén enterados, listos para atender esa llamada e, incluso, preparados para hablar de lo genial que eres en el trabajo.

Lo Más Leído

Este 2017 ¡retoma tu carrera!

Ya sea por la necesidad de empezar a generar ingresos, cuestiones de salud, los nuevos estilos de vida o simplemente porque en ese momento...

Redes Sociales

9,071SeguidoresSeguir