Capacitarse o morir: venciendo miedos

Capacitarse o morir: venciendo miedos

COMPARTIR
capacitarse
Fuente de la imagen: Shutterstock www.shutterstock.com

El mundo profesional está cambiando cada vez más rápido. La globalización y los avances tecnológicos han transformado de manera total los centros de trabajo. Hoy más que nunca la capacitación se ha convertido en un elemento que no sólo permite elevar el nivel de un área, también se ha convertido en una inversión estratégica para el crecimiento de la empresa.

No obstante, en torno al tema de la capacitación se encuentran varios mitos a su alrededor. Aquí te presentamos algunos de ellos:

La capacitación es muy costosa y tenemos poco tiempo.

Es verdad que las exigencias de la vida laboral le otorgan a los colaboradores modernos cada vez menos tiempo para prepararse y realizar actividades de crecimiento profesional. También es cierto que en la mayoría de los casos, aquello que vale la pena tiene algún costo.

Sin embargo, el profesionista y la empresa que no ha considerado la capacitación como una opción seria y necesaria para su desarrollo, es muy probable que se estén condenando. Si el mundo y la sociedad cambian ¿por qué creemos que los negocios no lo harían?

Claro que necesitamos invertir tiempo y dinero. Sin embargo, vale la pena si realmente nos consideramos profesionales en lo que hacemos. No olvidemos que, como dicen coloquialmente: “el agua estancada se apesta”.

La capacitación no da los resultados esperados.

Todo mito tienen un elemento de verdad. Por supuesto que como en toda actividad, hay muchos charlatanes que pretenden dar cursos y consultoría sin tener los elementos y herramientas que los acrediten. También es importante mencionar que “dar resultados” es una frase que si no tiene indicadores precisos caerá en mera subjetividad.

La mejor forma de “dar resultados” en una capacitación, curso o diplomado es investigando la empresa e instructor que lo imparte. Si de parte de esta no hay profesionalismo ni buenos comentarios, ¿qué podemos esperar?.

El principio “lo barato sale caro” se aplica en todo. Y si queremos realmente obtener los beneficios de una buena capacitación, necesitaremos ir con los mejores.

La capacitación es una inversión sólo para corporativos

No importa lo grande o chico que sea tu negocio es más, no importa si eres un freelance, la capacitación es una inversión necesaria. Si no buscamos actualizarnos y ser mejores que nuestra competencia no importa la buena imagen que ostentemos, en muy poco tiempo estaremos experimentando pérdidas.

Claro que la inversión es un tema que debe hacerse con inteligencia, sin embargo esto no debe paralizarnos. Los negocios y profesionistas que destacan son aquellos que van con el pulso de los consumidores modernos y logran adaptarse a las exigencias del mercado actual. ¿Te quedarás atrás?

Podemos agregar más mitos a esta lista y no llegaremos a ningún lado. La moneda está en el aire: capacitarse o morir. Y como todo en esta vida, la decisión es tuya. Hay muchos y muy distintos tipos de capacitación, si quieres conocer algunas recomendaciones para hacerlo y seguir creciendo profesionalmente consulta este artículo.

¡Buena suerte!

SIN COMENTARIOS