Aprender a aprender

Aprender a aprender

COMPARTIR
Aprender a aprender

¿Cuántas veces no has deseado tener la capacidad de aprender a hacer cualquier cosa? Conoce los pasos que te llevarán a aprender a aprender de una manera natural y rápida.

¿Cuánto tiempo necesitas dedicarte para aprender algo nuevo? Algunos estudios mencionan que un promedio de 10,000 horas invertidas en una actividad te llevarán por completo a dominarla. Otros mencionan que la base es partir de 21 días para formar un hábito y a partir de ahí poder ser experto en algo. Lo importante es que independientemente del número de horas o días, la clave para aprender algo de manera natural y rápida es hacerlo con un enfoque inteligente y dedicado.

Aquí te compartimos algunas ideas para adoptar este enfoque:

Primero lo primero: ¿qué quieres aprender?. Necesitas pensar específicamente qué es aquello que te gustaría aprender a hacer. Por ejemplo: “aprender computación” es un poco general. Mucho mejor si lo acotas: “aprender a programar para poder hacer una página en Internet”. Hacerlo de esta manera te permitirá dirigir tus esfuerzos a una acción particular.

  • Hazlo por partes: divide la habilidad en partes y empieza por las más importantes primero. Muchas veces dividir algo en partes pequeñas hará que se vea más manejable y además te ayudará a poder distinguir qué es lo más importante, aquello con lo que debes empezar. Josh Kaufman, autor del libro: “The first 20 hours. How to learn anything…fast!” menciona: “La mayoría de las cosas que pensamos como habilidades, en realidad son grandes paquetes de habilidades que requieren un montón de cosas diferentes”. Por lo que dividir en partes algo, hará más sencilla la tarea de decidir con qué empezar.
  • Aprende de un experto: no importa qué es lo que quieras aprender, siempre habrá alguien como tú que ya esté dominando lo que quieres hacer (y que tal vez sea muy bueno haciéndolo). Así que una de las maneras más rápidas de conseguir ser bueno en algo es acercarte a esa persona que ya está obteniendo los resultados que tú también deseas tener, platicar con ellos y averiguar cómo llegaron hasta donde están. Después de esto tu podrás determinar la ruta que quieras seguir par a lograrlo.
  • Expande tus fuentes de conocimiento: mientras más opciones tengas de cómo conseguir la información, mayor será tu probabilidad de retenerlo. ¿Cómo? Trata de aprender de diversas fuentes: no te dediques únicamente a leer en Internet sobre lo que quieres aprender. Multiplica las fuentes, sal, conoce gente, ve a lugares donde sepas que va a haber personas que compartan tus intereses, escucha podcasts, ve videos, etc.
  • Investiga y practica: “la práctica hace al maestro”, hemos escuchado esto hasta el cansancio. ¿Quién aprende a tocar la guitarra después de leer un manual y de ver un video?. Necesitarás llevar a la práctica tu investigación. Y lo más probable es que fracases siempre las primeras veces que lo intentes, lo importante será volverlo a intentar una, y otra, y otra vez hasta que obtengas los resultados esperados. Kaufman sugiere dedicarle el tiempo suficiente a estudiar la teoría de algo hasta que seas capaz de reconocer tus errores y corregirte a ti mismo. Una vez que llegues a ese punto, puedes pasar a dedicarle la mayor parte de tu tiempo a la práctica.
  • Busca retroalimentación o feedback sobre cómo lo estás haciendo: una vez que estés practicando, asegúrate de buscar que te den retroalimentación o feedback sobre cómo estás haciendo las cosas. Esto te dará la oportunidad de detectar tus errores y podrás hacer algo para mejorarlos. ¿Quién te puede ayudar? Algún experto, un amigo, algún mentor. Depende qué es aquello que estés aprendiendo, puedes tener diversas fuentes de retroalimentación. Mientras más rápido puedas obtener estos comentarios, más rápido podrás corregir aquello que aún no te sale tan bien.
  • Establece una fecha límite: determina en qué momentos harás la actividad y dale una fecha límite para ver hasta dónde has cumplido. Muchas veces cuando haces esto además de obligarte a hacer las cosas, te lleva a utilizar tu tiempo de la mejor manera, eficientemente y evita la procrastinación.

Aprender a aprender rápidamente, es una tarea que necesitará de tu enfoque al 100%. Poner atención a todo lo que estás investigando, aprendiendo y dominando. Sabemos que a veces es más fácil decirlo que hacerlo, pero con dedicación, todo lo puedes conseguir. ¿Qué es lo que quieres aprender?

 

Comentarios