Anécdotas de supervivencia en otro país

Anécdotas de supervivencia en otro país

COMPARTIR
supervivencia en otro país

La supervivencia en otro país puede ser una de las experiencias más divertidas, útiles y enriquecedoras para tu desarrollo personal y profesional. Ya sea por estudios, prácticas o trabajo, ajustarte a vivir un “día a día” muy diferente al que estás acostumbrado implica retos que te harán aprender más de lo que imaginas y se convertirán en anécdotas de supervivencia.

El primer verano que estuve fuera de México aprendí tantas cosas que cambié mucho a raíz de eso: desde la manera en la que viajo hasta rasgos de mi personalidad. Por ejemplo, sé que ahora soy más práctica a la hora de empacar para no tener que cargar dos maletas de 50 kg cada una, me prevengo de tener un lugar para llegar a dormir asegurándome que mi zona de residencia sea segura y que me quede cerca de los puntos a los que me trasladaré todos los días, y también ahora soy cautelosa con los tiempos para nunca volver a perder un avión.

Cada viaje es una experiencia nueva, pero si estás por empezar una aventura en el extranjero, te comparto esta lista de tips para que evites pasar un mal rato mientras estás lejos.

  1. Estudia bien las zonas donde planeas hospedarte y asegúrate de que esa dirección quede cerca de tu lugar de trabajo y sea una zona segura.
  2. No lleves en la maleta más de lo que puedes cargar. Una plancha de ropa tamaño tradicional, por ejemplo, no es necesaria.
  3. Asegúrate de que tu tarjeta bancaria funcione bien y que las comisiones por realizar cualquier operación en el extranjero sean las más bajas.
  4. Utiliza tu tarjeta de crédito solo para emergencias y no para aprovechar las ofertas.
  5. Aprende a cocinar aunque sea lo básico, no puedes vivir de hamburguesas o bagels con mermelada toda tu estadía.
  6. Haz una lista siempre que vayas al súper y así evitarás comprar alimentos o bebidas que en realidad no necesitas.
  7. Trata de llevar en todo momento un recuento de tus gastos para saber que no estás gastando de más.
  8. Consigue mapas, libros, guías y toda la publicidad que encuentres sobre el lugar. Saber todo de la historia, cultura, gastronomía y atracciones turísticas te permitirá sacar el mejor provecho del viaje.
  9. Estudia bien las rutas de transporte público para evitar retrasos o que alguna noche tu salida del metro sea directamente a las zonas más inseguras del lugar en el que te encuentres.
  10. Habla con porteros, taxistas y todo aquel que esté dispuesto a contarte algo sobre la vida en ese lugar. Ellos siempre te compartirán información desde un punto de vista “local”.
  11. Haz buenas amistades y trata de vincularte con personas de las que puedas aprender.
  12. Guarda dinero suficiente por si te deja el avión de regreso y tienes que quedarte un par de noches más.

Comentarios

COMPARTIR
AnteriorPor qué sí estudiar Psicología
SiguienteTrabajador buscando trabajo: lo que nunca debe ir en tu CV
Cynthia Castañeda
Cynthia es comunicóloga, maestra en periodismo por el CIDE y entusiasta de todo lo que la tecnología e internet pueden hacer para democratizar. Como periodista y desde sociedad civil ha estado ocupada principalmente en proyectos de equidad de género, gobierno abierto y procesos electorales (los de Estados Unidos son su hobby favorito).