Compartir
detectar un verdadero líder

¿Trabajas para un jefe o para un líder? ¿Sabes cómo dirigir a tu equipo con liderazgo?

Google se ha destacado desde sus inicios por establecer una fuerte cultura sobre algunos principios muy sencillos: contratar personas inteligentes, confiar en ellas, darles libertad y permitir que todos hagan su trabajo en un ambiente agradable. Pero lo más importante es que si alguien se atora con alguna de sus tareas, sabe que detrás de él tiene algo más que un simple jefe: tiene un líder cuya experiencia lo ha colocado en ese puesto.

De acuerdo a investigaciones de Google, las tres competencias más importantes que un líder debe tener son:

  • Ser buen entrenador. Tener la capacidad de dar retroalimentación específica y constructiva a su equipo a través de un contacto interpersonal constante.
  • Delegar y dar facultades a su equipo. Un buen líder no micro-administra, sabe equilibrar y da libertad al mismo tiempo que siempre está presente para ofrecer asesoría.
  • Expresar interés en el bienestar personal de los miembros de su equipo. El líder se preocupa por conocer a sus compañeros a nivel personal y siempre hace sentir bienvenidos a los nuevos miembros.

¿El líder nace o se hace?

Existen distintas teorías alrededor de si un líder nace o se hace. Hoy te queremos compartir algunas frases que podrías empezar a utilizar con tu equipo de trabajo si quieres convertirte en un líder (y si ya lo eres, seguramente ya las usas).

1. “Esta es la situación”. La gente siempre quiere saber qué es lo que pasa, por lo que un estilo de comunicación abierto y sin secretismo es mucho mejor en un ambiente laboral. Mantener las cosas “ultra secretas” no hará nada para minimizar los rumores y las posibilidades de chismes en la oficina.

2. “Este es el plan”. Como líder necesitas guiar a tu gente, hacer caso a tu instinto y a tu sentido común. Necesitas ser capaz de tomar decisiones y sostenerlas. Y como la gente siempre quiere saber qué es lo que pasa, necesitarás ser claro con tu equipo sobre la dirección que estás tomando con sus decisiones, pues tus seguidores necesitan saber el rumbo hacia donde se dirigen y cómo lo van a lograr.

3. “¿Cómo te puedo ayudar?”. Muy importante por dos razones. La primera, la gente necesita saber que son importantes para ti tanto a nivel profesional como a nivel personal. Necesitan saber que tú quieres que sean exitosos. La segunda, si les estás invitando a realizar un plan en específico, necesitarás elevar a cada uno de los integrantes del equipo a que desarrollen su máximo potencial. Si no son capaces de darlo todo y ves que se están atorando con algo, acércate con ellos y pregúntales qué necesitan, qué les hace falta o cómo los puedes ayudar.

4. “Creo en ti”. Además de inspirar en tus seguidores metas a cumplir y propósitos, necesitas ayudarlos a aumentar su autoestima y la confianza necesaria para que crean que pueden lograr las expectativas de desempeño. Esta misma confianza es la que necesitas generar en tu equipo para que tengan niveles altos de productividad, pues de acuerdo a varias investigaciones un nivel elevado de confianza genera un mejor desempeño en el equipo de trabajo.

5. “Podemos hacerlo mejor.” Empujar al equipo a un estándar más alto de calidad en sus resultados es una tarea difícil. La mayoría de las personas nos conformamos con hacer las cosas bien. Pero un verdadero líder va por los resultados excelentes. Decirle a tu equipo que los resultados pueden ser mejores es tan importante como felicitarlos porque eres testigo de que han hecho su mejor esfuerzo. Al decir esta frase, además estás incluyéndote en los resultados finales, estás tomando responsabilidad en el proceso, lo cual hará que tu equipo pueda confiar más en ti.

El liderazgo juega un papel fundamental en el desarrollo de los equipos de trabajo. Un líder auténtico sabe quién es, sabe qué es en lo que cree, valora y actúa abierta y francamente a partir de sus valores y creencias. ¿Te consideras uno de ellos?

Comentarios